Modernizan aviones E-99 de Fuerza Aérea de Brasil

Brazilian Air Force E-99 Planes Undergo Modernization

Por Andréa Barretto/Diálogo
mayo 04, 2017

Los aviones E-99 fueron utilizados en la visita del papa Francisco a Brasil en 2013, en la Copa del Mundo de 2014, en los Juegos Olímpicos de 2016 y ahora están en operación en una de las mayores acciones de vigilancia aérea de las fronteras que ha efectuado la Fuerza Aérea de Brasil (FAB), la Operación Ostium. “Son aviones extremadamente estratégicos para la FAB porque nos permiten ampliar aún más nuestra capacidad de decisión. Guardadas las proporciones, es como si el E-99 fuera un CINDACTA aéreo avanzado”, afirmó el General de Brigada Márcio Bruno Bonotto, al comparar la capacidad de vigilancia de la aeronave con la de los Centros Integrados de Defensa Aérea y Control de Tráfico Aéreo [CINDACTA], unidades de la FAB que llevan a cabo la vigilancia y el control del tráfico aéreo desde tierra en todo Brasil. El Gral. de Bda. Bonotto es el presidente de la Comisión Coordinadora del Programa Aeronave de Combate, que actúa en el ámbito de modernización de la aviación y está al frente del proceso de modernización de la flota de cinco aviones de Alerta Aérea Anticipada y Control, denominados E- 99. Dijo que el primero fuera de operación está en las instalaciones de Embraer, la empresa brasileña responsable de la ejecución del contrato de modernización con la FAB. En Gavião Peixoto, ciudad del interior del estado de Sao Paulo, realizan la actualización de los sistemas de guerra electrónica, comando y control, y contramedidas electrónicas, así como también del radar de vigilancia aérea del avión. “El cuerpo de nuestros aviones E-99 es muy nuevo, pero los sensores se deterioran y se vuelven obsoletos con mayor rapidez debido al avance de la tecnología”, explicó el Gral. de Bda. Bonotto sobre las razones que justifican la necesidad de revitalización de las aeronaves. Está previsto que los trabajos en esta primera unidad terminen a principios de 2019 y que, para el año 2021, los cinco aviones ya tengan sus sistemas actualizados. Con esto se espera aprovechar estos equipos casi dos décadas más. “Cuando se realiza una modernización como esta, se espera que se puedan aprovechar de 15 a 20 años porque la inversión es muy alta”, afirmó el Gral. de Bda. Bonotto. El Escuadrón Guardião, con sede en Anápolis, en el estado de Goiás, opera los aviones E-99 debido a su ubicación estratégica. “A partir de esa ciudad es posible desplazarse más rápidamente hacia cualquier parte del territorio nacional”, declaró el Departamento de Comunicaciones de la FAB. Sistemas y capacidades Cuando comenzaron a desarrollarse, en la década de 1990, los actuales E-99 se llamaban R-99A. En aquella época también se adquirieron los aviones R-99, en ese entonces llamados R-99B, informó el Departamento de Comunicaciones de la FAB. Se encargaron estos dos modelos para integrar el conjunto de equipos del Sistema de Vigilancia de la Amazonia, brazo de un programa más amplio, el Sistema de Protección de la Amazonia, que estaba destinado a defender y garantizar la soberanía brasileña de esa zona del país. Se entregaron las primeras unidades de los aviones E-99 a la FAB en 2002, e inicialmente concentraron sus actividades en la región amazónica, pero la FAB pronto se dio cuenta de que podía utilizarlos en muchas otras misiones, debido a su alta capacidad de rastreo del cielo. Lo que caracteriza el modelo E-99 es la antena acoplada en la parte superior de su fuselaje. Este radar es importante porque supera las deficiencias de los radares fijos, que a menudo no logran ver un área en particular debido a algún obstáculo, lo que limita su “visión”. “Un radar no es nada más que un ojo electrónico. Si algo está tapado, no se puede ver. El avión amplía la capacidad de protección del espacio aéreo porque es móvil; colocamos el radar a la distancia y en la ubicación que sea conveniente”, explicó el Gral. de Bda. Bonotto. El radar del E-99 cuenta actualmente con una cobertura de más de 540 kilómetros. Con la modernización de este equipo, su capacidad de alcance puede duplicarse y sobrepasar los 1.080 km. “Esto puede variar en función de la altitud y del perfil del blanco. Si el radar detecta un avión de combate, lo que vemos es una imagen pequeña”, afirmó el Gral. de Bda. Bonotto. “Pero si se trata de un avión grande, podemos identificarlo desde una distancia mayor porque el perfil de este objeto es mayor. En el caso del perfil de algunos objetivos, la modernización del radar duplicará su capacidad de alcance.” Asimismo, se actualizarán los sistemas de guerra electrónica, de comando y control, así como los sistemas de contramedidas electrónicas de los cinco aviones E-99 de la FAB. “Los sistemas de guerra electrónica son tecnologías que impiden que otra aeronave interfiera en los datos que se obtengan”, definió el Departamento de Comunicaciones de la FAB. Del mismo modo, los sistemas de contramedidas electrónicas se relacionan con la capacidad de impedir que un oponente perjudique el progreso de una misión. “Por ejemplo, si mi oponente interfiere en mi radar, de modo que no pueda ver lo que muestra, es porque usa medidas electrónicas. Puedo bloquear su acción; por eso usamos las llamadas contramedidas electrónicas”, explicó el Gral. de Bda. Bonotto. En cuanto a los sistemas de comando y control son los que “hacen que la información fluya desde el más alto nivel de decisión hasta el ejecutor”, según subrayó el Gral. de Bda. Bonotto. “Comando y control es, en verdad, la capacidad de gestionar todo lo que pasa y luego ser capaz de tomar las decisiones correctas en el momento adecuado”, agregó. Estaciones de planificación Cuando se firmó el contrato de modernización de las cinco unidades E-99, en 2013, se estimó una inversión de unos US$ 137 millones. Este valor incluye la adquisición de seis estaciones de planificación y análisis de misión. Estos equipos permiten la planificación de cada etapa de la operación y la transmisión de toda esta información a los sistemas de la aeronave. Además, permiten realizar un registro completo de lo que sucedió en vuelo, lo que posteriormente pueden estudiar y analizar los tripulantes. Los aviones E-99 ya cuentan con esta capacidad, pero ahora esto se verá reforzado y se utilizará en el entrenamiento de los militares.
Share