Brasil refuerza las fronteras contra los narcotraficantes

Por Dialogo
julio 01, 2011



Los contrabandistas esperan en la ribera brasileña del Río Paraná mientras se
baja un paquete de mercancía no identificada desde la calzada del Puente de la
Amistad.
El control fronterizo es uno de los mayores desafíos que enfrenta Brasil. Su
territorio fronterizo se extiende 16.886 kilómetros a lo largo de varios países.
Puesto que más de la mitad de estas fronteras está formada por densos bosques, son
vulnerables al tráfico ilegal de drogas, armas, contrabando e inmigración
ilegal.
Para ayudar a combatir esta amenaza, el Gobierno de Brasil ha comenzado a
inaugurar Oficinas para la Administración Integrada de las Fronteras (GGI-F), a lo
largo de éstas. “El objetivo de las GGI-F es enfrentar al crimen organizado de una
manera articulada en los 11 estados que tienen fronteras con otros países”, informó
el Ministerio de Justicia. Las GGI-F contarán con el apoyo de las fuerzas de
seguridad federales, estaduales y municipales.
Share