Brasil intensifica protección en frontera con Colombia

Existe la inquietud de que aumente el ingreso de drogas y armas ilegales al país tras la firma del acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno colombiano.
Taciana Moury/Diálogo | 19 abril 2017

Relaciones Internacionales

El Ejército de Brasil tiene aproximadamente 10.000 hombres directamente dedicados a la protección de las fronteras en la región amazónica. (Foto: CMA/Ejército de Brasil)

La vigilancia y la protección de los más de 15.000 kilómetros de frontera terrestre de Brasil representan un desafío constante para las autoridades brasileñas. Dicha protección, primordialmente a cargo del Ejército de Brasil (EB), enfrenta dificultades dadas las características naturales de la región amazónica. Sin embargo, hoy en día la mayor atención y la preocupación del Gobierno brasileño se concentra en la franja de 1.600 kilómetros de frontera con Colombia. Y es que, dado el acuerdo de paz firmado entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno colombiano, las autoridades brasileñas temen que se intensifique el tráfico ilegal en la frontera, especialmente de armas y drogas.

Se efectúan patrullas fluviales en las márgenes del Río Solimões para combatir el contrabando, especialmente de drogas y animales. (Foto: CMA/Ejército de Brasil)

Según expresa el General Theophilo Gaspar de Oliveira, responsable del Comando Logístico del Ejército, en Brasília, el período de transición que ocurre inmediatamente después de un proceso de pacificación es muy delicado. El oficial, quien participó en un proceso similar en Nicaragua durante la década de 1990, destacó que los guerrilleros por lo general no entregan todas las armas según lo pactado. “En este momento, el mayor peligro es la entrada de armamento militar, como las AR15 y las AK47, que llegan a Brasil y son enviadas a las capitales para alimentar la delincuencia urbana”, detalló. Para el oficial, esas armas valen mucho en el mercado negro y son las predilectas del crimen organizado.

Para incrementar el control fronterizo se fijó un convenio de actividades entre los ministros de defensa de Brasil y de Colombia para realizar actuaciones conjuntas tendientes a la protección, mediante la intensificación de las acciones en la región. “El objetivo es fomentar un intercambio de información de inteligencia y del proceso de entrega del armamento por parte de los integrantes de las FARC. De esta forma, podemos tener un mayor control del rumbo que toman las armas e intentar impedir la entrada de armamento clandestino”, explicó el ministro de Defensa de Brasil, Raúl Jungman, en una entrevista con Diálogo.

De acuerdo con Jungman, el convenio inclusive contempla operaciones conjuntas en la región fronteriza. “La idea es trabajar juntos con el país vecino e inclusive alternarnos en la protección, si fuere necesario”, comentó. Se intensificará y rediseñará la operación conjunta Ágata de las Fuerzas Armadas brasileñas para que sea más eficaz en el ámbito de protección. Hasta ahora, Ágata se ha llevado a cabo todos los años en la franja fronteriza de la Amazonia, durante un período determinado y en coordinación con otros organismos federales y estatales. Según el ministro, la idea es aumentar la cantidad de operaciones durante el año, siempre en secreto, para evitar la previsibilidad y garantizar un resultado más eficaz.

Presencia militar en la frontera

El General de División Antonio Manoel de Barros, jefe del Centro de Operaciones del Comando Militar de la Amazonia (CMA), explicó que para quienes se encuentran en el frente de protección, el momento de la pacificación de un país como Colombia siempre genera vulnerabilidad para el país vecino. “Las FARC siempre utilizaron la producción de drogas como fuente de ingresos. Mediante la desmovilización que produce el acuerdo, quizás busquen otras fuentes de dinero, como la venta de las armas que utilizaban los guerrilleros, o inclusive la formación de otros grupos delictivos”, señaló el Gral. de Div. Barros.

El CMA preserva la seguridad de la región. Se trata de unos 20.000 hombres del Ejército divididos en cuatro brigadas, de los cuales 10.000 se encargan exclusivamente de la protección fronteriza por medio de 24 pelotones especiales. Asimismo, el CMA cuenta con cuadrillas de ingeniería responsables de proporcionar infraestructura en la región amazónica. En la opinión del Gral. de Div. Barros, la sinergia garantiza el éxito de la labor en la Amazonia. “Siempre tenemos que actuar en colaboración con los demás órganos gubernamentales responsables de la seguridad, como la Armada, la Aviación, la Policía Federal, la Policía Militar y el Instituto Brasileño del Medioambiente. Además, tenemos una excelente relación con Colombia, puesto que tenemos el objetivo en común de combatir los crímenes fronterizos”, destacó el Gral. de Div. Barros.

Las principales dificultades para garantizar la vigilancia en la región son las grandes distancias y lo precario de las infraestructuras, dijo. “A Tabatinga, ciudad fronteriza con Colombia, solo se puede llegar por vía aérea o marítima, y la distancia hasta Manaos, el principal centro logístico, es de más de 1.000 kilómetros”, apuntó. Añadió que el convenio no modifica lo que ya se ha realizado, sino que intensifica las acciones.

El Comando Militar de la Amazonia realiza acciones cívico-sociales con las comunidades fronterizas. (Foto: CMA/Ejército de Brasil)

Para el oficial, operaciones militares como Ágata son muy eficaces. “Durante estas operaciones logramos abarcar un área considerable. Por ejemplo, en la Ágata anterior todas las acciones terrestres y aéreas que se efectuaron sumaron más de 260.000 km, lo que equivale a dar más de seis vueltas a la Tierra”, puntualizó el Gral. de Div. Barros. Asimismo, destacó que, pese a las dificultades de la misión, es un orgullo poder trabajar en la protección de esa región de Brasil. “Es nuestra misión constitucional proteger la Amazonia y es muy gratificante servir a la sociedad y a mi país”, enfatizó.

Inversión tecnológica

El Gral. Theophilo hizo énfasis en que es necesario invertir en tecnología y equipar a los batallones fronterizos para aumentar la eficacia de la operación. Los anteojos con visión nocturna, los drones y radares terrestres para rastrear aeronaves que vuelan por debajo del nivel vigilado por el control del espacio aéreo son solo algunos de los equipos que, de acuerdo con el general, podrían optimizar la labor en la selva amazónica.

Igualmente informó que se enviaron armamentos y equipos al CMA y que el Ejército efectuó cambios en los batallones para reforzar la eficacia en la frontera. “La Armada de Brasil también intensificó el control en las vías fluviales y se mantiene atenta; mientras vigila el tránsito de las guerrillas”, señaló. Sin embargo, para el oficial, lo que atenuará los delitos fronterizos es la presencia fija y constante de todas las instituciones encargadas de la tarea de protección. “Todas las instituciones vinculadas a la protección fronteriza deben mantener constantemente equipos en la región, no solamente la presencia de las fuerzas armadas”, destacó.

La gran preocupación del Gral. Theophilo es que la guerra fronteriza alimenta la guerra urbana. “Hasta que no haya un aporte significativo de recursos que posibilite la modernización tecnológica, así como la presencia de grandes embarcaciones y equipos, siempre intentaremos mitigar la situación. No sirve tomar medidas paliativas. Es necesario lograr que se seque la fuente de suministros de las organizaciones delictivas.”

Considera que las operaciones militares conjuntas son herramientas eficaces para combatir el contrabando fronterizo y anunció la operación AMAZONLOG 2017, promovida por el Comando Logístico y programada para noviembre. El objetivo de la operación es crear una asamblea social de ayuda humanitaria con especial interés en los refugiados. “Ya han confirmado la participación de varios países como Argentina, Bolivia, Canadá, Chile, Colombia y los Estados Unidos”, destacó.

Otros convenios

La preocupación por la seguridad fronteriza con Colombia no es exclusiva del Gobierno brasileño. Ecuador también firmó este año un plan para formular estrategias conjuntas en los ámbitos de seguridad y defensa. De acuerdo con la información suministrada por la Agencia de Noticias EFE, el Plan Operativo Anual Binacional se elaboró basado en la labor conjunta que ya han realizado los dos países y está concebido para brindar mayor seguridad, paz y estabilidad en las zonas fronterizas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 18
Cargando las Conversaciones