Brasil prepara 15.000 miembros de fuerzas de seguridad para cumbre en Río

Por Dialogo
mayo 30, 2012


Las fuerzas militares brasileñas coordinarán el despliegue de 15.000 miembros de personal de seguridad en la cumbre de la ONU sobre desarrollo sostenible que se desarrollará el próximo mes, manifestó el 28 de mayo el ministro de Defensa de Brasil Celso Amorim.

El funcionario expresó que el Ejército desplegaría 8.000 tropas que contarían con la asistencia de 7.000 efectivos policiales.

“Realizamos una planificación muy detallada, con muchas personas y equipamiento para asegurar que la conferencia tenga lugar en condiciones pacíficas”, señaló Amorim en la conferencia de prensa.

Las unidades especiales estarán alertas para contrarrestar cualquier ataque cibernético o terrorista, aunque el ministro dijo que no había amenazas específicas en la cumbre que tendrá lugar del 20 al 22 de junio y que reunirá a 115 líderes mundiales y 50.000 participantes.

“En el mundo actual, los ataques cibernéticos constituyen una amenaza peligrosa. Tenemos que estar en guardia para garantizar la seguridad de todos los documentos de la conferencia”, indicó Amorim.

Se agudizarán las medidas de seguridad en aeropuertos, puertos e instalaciones estratégicas, como por ejemplo plantas petroleras y de agua, mientras que se cerrará el espacio aéreo sobre el centro de la convención Río Centro, lugar donde se celebrará la cumbre.

Las fuerzas militares indicaron que los aeropuertos funcionarían con normalidad, aunque se podría prioridad a los arribos y partidas de delegaciones oficiales.

Las medidas de seguridad también se aplicarán a la “cumbre de los pueblos” paralela en el parque Flamengo al sur de Río, que será organizada por la sociedad civil y se estima que concurran casi 20.000 personas por día.

Río+20, la cuarta cumbre más importante sobre desarrollo sostenible desde 1972, buscará encauzar su curso hacia una economía “verde” y social que pueda equilibrar el crecimiento económico con la erradicación de la pobreza y la protección del medioambiente.



Share