Brasil al mando de la Fuerza de Tarea Marítima en Líbano

El Contraalmirante Flávio Macedo Brasil encabezó durante un año la Fuerza de Tarea Marítima de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano.
Taciana Moury/Diálogo | 13 junio 2017

El Contraalmirante Flávio Macedo Brasil compartió las experiencias vividas en el Líbano con los militares del Tercer Distrito Naval de la Marina de Brasil, en Natal, Rio Grande do Norte. (Foto: Marinero Primero Leonardo Felix Silva de Lima, Marina de Brasil)

Brasil comanda la Fuerza de Tarea Marítima (FTM) de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL, por sus siglas en inglés) desde el año 2011. El Contraalmirante Flávio Macedo Brasil lideró la misión en 2015, cuando encabezó a cerca de 1.000 militares procedentes de seis países: Brasil, Grecia, Turquía, Alemania, Bangladesh e Indonesia. La FTM-UNIFIL es la única misión de paz de la ONU en un ambiente marítimo.

Aproximadamente 3.000 militares brasileños ya participaron en la Fuerza de Tarea Marítima en el Líbano. (Foto: Marina de Brasil)

En una entrevista con Diálogo, el Contralmte. Brasil dijo que comandar una tropa transnacional representó uno de los grandes retos de la misión. “Fue importante tener en cuenta los aspectos culturales, religiosos y operativos. La manera como se comportan las marinas es muy similar, pero hay diferencias que se deben respetar”, explicó. El Contralmte. Brasil también señaló que la misión permitió llevar la cultura de la marina a las otras tropas presentes en el Líbano. “Éramos un contingente total de 11.000 militares en el Líbano, considerando los de las fuerzas de paz terrestres y marítimas”, recordó.

El objetivo principal de la FTM-UNIFIL es evitar un conflicto entre Israel y el Líbano. Además, la fuerza marítima realiza el patrullaje en las aguas territoriales del Líbano y las zonas circundantes. “Nuestra función es la de combatir la entrada de armas, municiones y materiales vinculados que vienen por mar”, contó. Según el Contralmte. Brasil, el procedimiento que se empleaba era el de acompañar de cerca el movimiento de entrada y salida de los buques. “Todos eran detectados, interrogados y, si era necesario, la tropa abordaba e inspeccionaba los buques”, dijo.

La UNIFIL también realiza el entrenamiento de las Fuerzas Armadas del Líbano, para que en el futuro puedan asumir la responsabilidad por la seguridad de su propio país. “La misión de paz tiene el carácter provisional de brindar apoyo en una situación de crisis, mientras el país se prepara y se fortalece”, explicó el Contralmte. Brasil. Pero, según él, para lograr una autonomía en la protección y la defensa, hacen falta entrenamiento, materiales y recursos financieros. “Esto en el Líbano es una dificultad. Todavía necesitan el apoyo de la ONU”, contó.

Preparación para la misión

“Estudié mucho para comandar la FTM-UNIFIL. Durante los cinco meses previos a mi viaje, leí todos los documentos de la ONU relacionados con el tipo de misión y busqué conocer el escenario y la cultura local”, reveló el Contralmte. Brasil. Para él, la comprensión de las costumbres y los contextos geopolíticos y religiosos facilitaron su actuación en la UNIFIL. “También participamos en ejercicios de entrenamiento en Brasil, respaldados en la experiencia de quienes ya habían estado en la misión. Durante el curso se presentaron las dificultades vividas por los contingentes anteriores y pudimos tener una idea de los retos que enfrentaríamos”, recordó.

Asimismo, explicó que los militares de la Marina de Brasil pasan por dos tipos de entrenamientos: uno dirigido a la tripulación, y el otro al Estado Mayor, responsable del mando de la misión. “El de la tripulación es muy específico para las tareas operativas y tácticas que serán desempeñadas allí. El del Estado Mayor también incluye el estudio de la cultura y la lengua”, añadió.

De acuerdo con información del ministerio de Defensa de Brasil, los militares de la Marina participan en prácticas en centros especializados ubicados en Río de Janeiro. El entrenamiento se realiza en el Comando de la Flota de la Marina de Brasil, la unidad responsable por planificar las operaciones navales y aeronavales de la escuadra brasileña, en el Centro de Instrucción Almirante Sylvio de Camargo, que capacita a la infantería de marina, y en el Centro Conjunto de Operaciones de Paz de Brasil, unidad del Ejército de Brasil especializada en el entrenamiento de militares, policías y civiles brasileños y de naciones amigas para misiones de paz. La preparación del buque se realiza con el asesoramiento del Centro de Adiestramiento Almirante Marques de Leão, unidad también con sede en Río de Janeiro.

Para el Contralmte. Brasil fue un honor comandar la FTM-UNIFIL durante un año. “La misión nos aporta un sentido de utilidad como militares, un beneficio personal y profesional fantástico”, enfatizó. Añadió que es importante para Brasil contribuir con las misiones de paz de la ONU. “Entendemos la importancia que este tipo de operación tiene para la paz en el Medio Oriente, algo que termina afectando a todo el mundo”, dijo.

La fragata União, con 250 soldados, llegó al Líbano en marzo para unirse a la FTM-UNIFIL por un período de seis meses. (Foto: Ministerio de Defensa de Brasil)

Brasil en la UNIFIL

Desde el 15 de marzo, la fragata União con cerca de 250 militares actúa como el buque insignia en la FTM-UNIFIL. Este es el 13.º contingente brasileño. El Contraalmirante Sergio Fernando Amaral Chaves Junior, comandante de la operación, es responsable de una FTM compuesta por siete buques pertenecientes a Alemania, Bangladesh (2), Grecia, Indonesia y Turquía, además de la fragata brasileña. Según el Capitán de Fragata Ricardo Barillo Cruz, coordinador de operaciones de la sección de empleo operativo de la subjefatura de operaciones de paz, cerca de 3.000 militares brasileños ya han participado en la misión en el Líbano.

Además de los militares de la fragata União, Brasil está representado por 13 militares en el Estado Mayor de la FTM, tres militares en el Estado Mayor de la UNIFIL y siete integrantes en la Brigada Española. Según el Cap. de Frag. Cruz, el intercambio del contingente se lleva a cabo en períodos distintos que los de los oficiales pertenecientes al Estado Mayor. “Cada seis meses se realiza el cambio del buque y del contingente. Por otro lado, el reemplazo de los oficiales del Estado Mayor tiene lugar anualmente”, explicó.

“La participación de Brasil en la UNIFIL es importante para la preparación y la pronta disposición de nuestros militares desplegados en situaciones reales de conflicto”, resaltó el Cap. de Frag. Cruz y agregó que estar a cargo de la única fuerza marítima de la ONU en el mundo proyecta al país en el escenario internacional.

El ministro de Defensa brasileño, Raul Jungmann, declaró en una entrevista a la prensa que Brasil podría aumentar la participación en la UNIFIL, después de la salida de las tropas brasileñas de Haití, que tendrá lugar en octubre. Pero asumir otra misión depende de una invitación de la ONU y de la aprobación del Congreso Nacional.

Adriana Erthal Abdenur, especialista en Relaciones Internacionales, declaró a la Agencia de noticias EFE que el destino natural de las tropas brasileñas sería reforzar la UNIFIL. “Brasil ya lidera la FTM desde 2011”, dijo. Sin embargo, recordó que, para que Brasil pueda asumir nuevas funciones en el Líbano, haría falta que otros países dejaran la misión, que es muy buscada y estratégica para muchos países, incluso los europeos.

De acuerdo con el Contralmte. Brasil, sería muy bueno para el país ampliar la participación en misiones de paz de la ONU. También subraya que si se elige el Líbano habría que operar de una manera distinta a la efectuada en la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití. “No tengo ninguna duda de que somos capaces, pero el conflicto en el Líbano requiere una formación específica y mucha preparación”, destacó.

UNIFIL

La UNIFIL se creó en 1978, durante la Guerra Civil Libanesa, que también involucraba a palestinos e israelíes. En 2006, la misión de paz de la ONU tuvo el refuerzo de la FTM, después de la invasión de Israel al sur del Líbano para combatir al grupo Hizbulah. Luego de haber sido liderada por Alemania y por un grupo europeo compuesto por Portugal, España, Francia e Italia, la FTM-UNIFIL pasó al mando brasileño en 2011.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 10
Cargando las Conversaciones