Brasil y Colombia amplían cooperación en desminado humanitario

Ambos países firmaron un Memorándum de Entendimiento para intensificar el apoyo brasileño en el proceso colombiano de desminado.
Taciana Moury/Diálogo | 13 abril 2018

Capacitación y Desarrollo

El ministro de Defensa de Colombia Luis Carlos Villegas y el entonces ministro de Defensa de Brasil Raul Jungmann firman el Memorándum de Entendimiento, en el Palacio Itamaraty, en Brasília, Brasil. (Foto: Ministerio de Defensa de Brasil)

Los ministerios de Defensa de Brasil y de Colombia firmaron un Memorándum de Entendimiento (ME) para ampliar la cooperación brasileña en el proceso de desminado de los territorios colombianos. Con el acuerdo, firmado el 21 de febrero de 2018, la misión colombiana contará con cerca de 15 militares brasileños.

El Teniente Coronel del Cuerpo de Infantería de Marina de Brasil (CFN, en portugués) Anderson Reis, coordinador de la Sección de Organismos Globales de la Subjefatura de Organismos Internacionales del Ministerio de Defensa, informó que los militares brasileños ejercerán las funciones de instructores o de asesores técnicos en el área de desminado, pero no se prevé su presencia en las operaciones de búsqueda o remoción de minas y artefactos explosivos. “Nuestros militares no ingresarán en las zonas minadas ni en lugares donde existan sospechas de contener minas o artefactos explosivos improvisados”, aclaró el Tte. Cnel. Reis.

“Brasil ayuda a Colombia en el proceso de desminado desde 2006, a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Junta Interamericana de Defensa”, explicó el Tte. Cnel. Reis. “Cuatro militares, dos de la MB y dos del Ejército Brasileño (EB), participan en la misión desde principios de 2017”.

Uno de los militares, el Mayor del CFN Bruno Tiago Silva dos Santos, está desplegado en Colombia desde enero de 2017. Según explicó, los acuerdos para la construcción y el desarrollo de doctrina, la conducción de cursos y la ayuda en las operaciones del programa de desminado humanitario antes se hacían entre la Armada Nacional de Colombia y la MB. A su vez, el Ejército Nacional de Colombia también tenía un acuerdo similar con el EB. 

El memorándum intensifica la participación de Brasil en Colombia

El May. Bruno Tiago afirmó que el ME contempla el incremento en el envío de militares para que participen tanto en la instrucción como en la planificación y conducción de las operaciones. “En particular, para nuestra misión en conjunto con la Armada de Colombia, el acuerdo se centraliza entre los ministerios de Defensa, aunque en la práctica no se han cambiado los términos que se determinaron al principio. En lo que respecta al Ejército Nacional de Colombia, antes se contaba con el apoyo de dos militares brasileños para la instrucción; ahora con el acuerdo, van a ser cinco. Además, ocho militares trabajarán en el asesoramiento técnico de las unidades de desminado, la parte operativa de la misión”, reveló.

Para el May. Bruno Tiago, firmar un canal más de cooperación entre los dos países aumenta el intercambio de conocimientos. “Las Fuerzas Armadas de Brasil tienen mucho que agregar en cuanto a experiencia, pues ya han participado en misiones de desminado humanitario como monitores de la OEA en Angola, Perú, Ecuador, Nicaragua, Honduras, Guatemala y Costa Rica, y aquí mismo, en Colombia, antes de los acuerdos”, explicó. Asimismo, afirmó que la doctrina de desactivación de artefactos explosivos, adquirida a través del Batallón de Ingeniería de Infantería de Marina, aportó mucho a la realidad colombiana.

Los mayores del Cuerpo de Infantería de la Marina de Brasil Bruno Tiago y Fernando Lima demuestran un procedimiento de desminado a los militares colombianos. (Foto: Mayor del Cuerpo de Infantería de Marina de Brasil Bruno Tiago Silva dos Santos, archivo personal)

El May. Bruno Tiago, aseguró que el ME también es positivo para Brasil, por las particularidades que tienen la mayoría de los artefactos que se usaron como minas terrestres durante más de 50 años de conflicto. “Muchos están hechos en forma improvisada y artesanal, lo que hace que el proceso de desminado sea todavía más peligroso; en esta materia, los brasileños hemos adquirido conocimientos importantes”, subrayó.

El oficial cree que a partir de ahora el proceso de desminado podrá agilizarse. “Con todo el conocimiento agregado a la misión y el aumento de personal, buscamos que los engranajes de los trabajos de desminado funcionen en conjunto, de manera más rápida, pero siempre con la garantía de los altos niveles de seguridad que ya se aplican a una tarea tan peligrosa e importante para el pueblo colombiano”, afirmó.

El May. Bruno Tiago permanecerá en la misión hasta enero de 2019 junto con el Mayor del CFN Fernando de Paula Lima. Los militares se encargarán de la instrucción, adiestramiento y capacitación teórica y práctica en desminado humanitario, además de colaborar con el desarrollo y la actualización de la doctrina de la Armada Nacional de Colombia, con la creación y la revisión de documentos operacionales.

El Brigadier General Ricardo Ernesto Vergas Cuellar, comandante de la Base de Entrenamiento de Infantería de Marina de la Armada de Colombia, donde operan los infantes de marina brasileños, destacó a Diálogo la importancia del trabajo realizado, tanto en la creación de una doctrina de desminado humanitario, como en el seguimiento y capacitación de los pelotones que operan en la región de Montes de María. Hasta la fecha los brasileños adiestraron a 344 graduados, de los cuales 92 por ciento fueron certificados por la OEA y por la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (Descontamina Colombia) del Gobierno de Colombia. “Los oficiales de Brasil colaboran con el desarrollo de los procesos y el cumplimiento de las normas internacionales que tanto la OEA como Descontamina Colombia exigen para realizar las tareas”, subrayó el Brig. Gral. Vargas.

“Ya se han liberado de minas a 188 municipios y solo quedan 263 localidades con explosivos”, agregó el Brig. Gral. Vargas. Además, resaltó la importancia del ME con Brasil para cumplir con la meta de liberar al territorio colombiano de minas terrestres hasta el año 2021, según se estableció en la Convención de Ottawa. “Considerando en particular las armadas de los dos países; el acuerdo es también relevante a nivel institucional, ya que permite reforzar las alianzas bilaterales, que no se limitan solo al tema del desminado, sino a otros intereses mutuos, como la lucha contra los delitos fronterizos –el narcotráfico y la minería ilegal– en la franja de la frontera amazónica”, finalizó.

Refuerzo brasileño en Colombia

El viceministro de Defensa de Colombia Aníbal Fernández de Soto recibió al nuevo contingente militar brasileño en Colombia, el 22 de marzo de 2018. Los militares de la MB y el EB trabajarán en el desminado de 22 departamentos.

El Brigadier General Luis Emilio Cardozo Santamaría, comandante del Comando de Ingenieros del Ejército Nacional de Colombia, celebró la llegada de los militares brasileños. “Vienen a colaborar con su experiencia en el desminado humanitario, en particular en lo que respecta a la planificación y desarrollo del trabajo con la OEA”, dijo, según el Ministerio de Defensa.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 2
Cargando las Conversaciones