Brasil promueve intercambio de información en amenazas cibernéticas

Brasil promueve intercambio de información en amenazas cibernéticas

Por Andréa Barreto / Diálogo
junio 25, 2019

La OTAN utiliza un software elegido por el Comando de Defensa Cibernética brasileño, que además utilizarán en conjunto 10 países socios.

Está en fase de prueba una herramienta estratégica de protección cibernética. La Plataforma de Intercambio de Información de Malware (MISP en inglés) es un recurso online para compartir información sobre amenazas en el ciberespacio. Las naciones miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ya utilizan este software, que también implementará Brasil, junto a otros nueve países que participan en el Foro Iberoamericano de Defensa Cibernética.

“Es una herramienta muy importante ya que permite el intercambio de información, por ejemplo, sobre un determinado dispositivo cibernético o algún virus identificado en una red”, dijo el Teniente Coronel del Ejército Brasileño (EB) Walbery Nogueira de Lima e Silva, oficial de Estado Mayor del Comando de Defensa Cibernética (ComDCiber). “Podemos compartir sus características, sus utilidades, o cómo actualizar un software para impedir que el virus se active, entre otras cosas”.

El ComDCiber es un comando conjunto que forma parte del EB y opera como organismo central del sistema militar de defensa cibernética. La institución coordinó el tercer encuentro del Foro Iberoamericano de Defensa Cibernética, en donde se reunieron 30 representantes del sector cibernético de 10 países, del 15 al 17 de abril de 2019 en Brasilia: Argentina, Chile, Colombia, España, México, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay, además de Brasil.

El acuerdo sobre el uso del MISP es uno de los resultados de ese encuentro, que quedó registrado en la carta de intenciones firmada por los miembros del foro al final del evento. “Estamos en una fase de planificación para definir las condiciones en las que se utilizará la herramienta en cada país. Después de eso, pasaremos a la fase de implementación, para luego iniciar una fase de intercambio de información”, dijo el Tte. Cnel. Walbery, quien afirmó que todavía no se había definido la fecha del uso efectivo de MISP.

Doctrina, entrenamiento y educación

El Foro Iberoamericano de Defensa Cibernética se creó en 2016 con la misión de compartir experiencias entre las fuerzas armadas de países socios y fortalecer iniciativas de combate contra las amenazas en el sector cibernético. La primera reunión del foro tuvo lugar ese mismo año en España, y la segunda fue en Argentina, en 2018.

En el evento de 2019 en Brasil, se decidió que Chile sería el próximo país anfitrión del encuentro, en abril de 2020. Pero hasta entonces, el General de División del EB Guido Amin Naves,  jefe de ComDCiber, es el secretario pro tempore del foro. Por esa razón Brasil encabeza la agenda establecida por los participantes. El programa incluye videoconferencias periódicas que tienen el objetivo de poner en práctica los acuerdos asumidos en la reunión de este año.

En los tres días del evento los militares debatieron temas relacionados con la doctrina, para facilitar el desarrollo de operaciones cibernéticas conjuntas. También hablaron sobre entrenamiento, con enfoque en dos ejercicios: el II Ejercicio Iberoamericano de Defensa Cibernética y el Ejercicio Guardián Cibernético 2.0.

El primero está directamente relacionado con el foro, e incluso participan los mismos países, pero todavía no se fija fecha. En cuanto al segundo, se trata de un entrenamiento coordinado por el ComDCiber, realizado por primera vez en 2018. El próximo encuentro tendrá lugar en julio, en Brasilia. Además, se invitó a los miembros del foro a participar en el ejercicio como visitantes.

El Ejercicio Guardián Cibernético reúne a militares y civiles con el objetivo de estimular el desarrollo de soluciones colaborativas que promuevan la protección cibernética. “La  cibernética tiene la característica de ver a la sociedad como un todo, sin importar las fronteras físicas. En ese sentido, el ComDCiber identificó como de gran importancia el incremento del trabajo colaborativo, que incluye la participación de los sectores de gobierno, defensa, privado y comunidad académica, en un esfuerzo nacional orientado a la protección cibernética”, explicó el Tte. Cnel. Walbery.

La educación también fue uno de los temas centrales del III Foro Iberoamericano de Defensa Cibernética. Los participantes intercambiaron ideas sobre posible cooperación, entrenamientos y participaciones en cursos dentro del ámbito de países miembro.

En el caso de Brasil se ofrecen cursos en forma periódica en la Escuela Nacional de Defensa Cibernética. La institución se inauguró en febrero de 2019 y opera dentro de las instalaciones del ComDCiber de forma temporal, ya que su intención es obtener una sede propia.

La escuela, que funciona desde antes de su inauguración oficial, ya capacitó a 1200 personas con varios cursos. “Nuestro objetivo es formar personas que sean capaces de operar sistemas complejos”, dice el Coronel del EB Edson Ribeiro dos Santos Junior oficial de Estado Mayor del ComDCiber.

Share