Brasil desarrolla su primer submarino nuclear

Con una inversión prevista de R$1.770 millones solamente en 2015, el Programa de Desarrollo de Submarinos (Prosub) ofrecerá al país su primer submarino de propulsión nuclear.
Andrea Barretto Lemos | 26 marzo 2015

El área sur de la Base Naval del Prosub será sede de la Fuerza de Comando Submarino, en Ilha da Madeira, municipio de Itaguaí, en el estado de Rio de Janeiro. [Foto: Marina de Brasil]

El Programa de Desarrollo de Submarinos (Prosub) es una prioridad para la Marina de Brasil, señaló su nuevo Comandante, el Almirante Eduardo Barcellar Leal Ferreira, al asumir sus funciones el 6 de febrero.

Con una inversión prevista de R$1.770 millones solamente en 2015 (aproximadamente 548,1 millones de dólares) el Prosub ofrecerá al país su primer submarino de propulsión nuclear. El programa fue inaugurado en julio de 2012 y tiene previsto continuar su trabajo de desarrollo hasta el 2025. Además de la fabricación del submarino nuclear (SN-BR), los objetivos del programa incluyen la construcción de cuatro submarinos convencionales, una Unidad de Fabricación de Estructuras Metálicas y un complejo de Astillero y Base Naval.

Por el momento, el SN-BR, el más elaborado de los cinco submarinos, se encuentra aun en la etapa de diseño, y los planos básicos estarán concluidos para fines de este año, según la Marina de Brasil.

En tanto, tres de las embarcaciones convencionales ya están en fase de construcción y ensamblaje. El SBR-1 está en construcción desde 2010 y su entrega está prevista para 2018. Actualmente, se encuentra en construcción el casco resistente en las secciones de popa, y también están en producción las estructuras no resistentes, como tanques, tabiques, soportes y tuberías.

El casco resistente del SBR-2, cuya fabricación comenzó en 2014, está también en etapa de fabricación, y la construcción de esta embarcación debe estar concluida en 2020. El proyecto más recientemente lanzado, la manufactura del SBR-3, comenzó con el corte de su primera placa estructural el 13 de enero.

Rol estratégico de los submarinos en la defensa

Los submarinos en construcción complementarán la flota de la Marina de Brasil, compuesta en la actualidad por cinco submarinos desarrollados entre 1980 y 1990. Todos estos submarinos se denominan “convencionales” debido a que “la fuente de energía que hace funcionar el conjunto de motores diésel y generadores eléctricos es diésel-eléctrica”, según la Marina.

Las embarcaciones sumergibles que poseen una tecnología de propulsión diésel-eléctrica tiene relativamente baja velocidad –una máxima de aproximadamente 11 km/h– y circulan en los niveles más superficiales del mar, entre 50 y 500 metros de profundidad. Por eso, son usados según una estrategia de posicionamiento, dispuestos en un área limitada donde permanecen en patrulla.

En cambio, los submarinos con propulsión nuclear se desplazan a mayor velocidad –hasta unos 65 km/h– y tienen capacidad de navegar en aguas más profundas (por lo menos 100 metros debajo de la superficie), lo que facilita su ocultamiento. Debido a estas características, estos tipos de submarino son utilizados según una estrategia de movimiento.

“El principal papel del submarino en la guerra naval se concentra en su capacidad de privar del uso del mar al enemigo”, según la Marina. Este entendimiento sigue las definiciones establecidas por la Estrategia Nacional de Defensa, documento que define la política brasileña en este campo.

Por consiguiente, el primer submarino nuclear de Brasil, que tendrá cerca de 100 metros de largo y un peso estimado de 6.000 toneladas, tendrá una función estratégica en la defensa del país y su soberanía en el mar.

La actual flota de Brasil “es empleada en cualquier parte del litoral brasileño, tanto de forma individual como en coordinación con otros medios navales de la Fuerza”, según la Armada. Pero a medida que envejecen, las embarcaciones más antiguas deben ser reemplazadas. Los cuatro submarinos convencionales que serán entregados por el Prosub continuarán cumpliendo las mismas funciones, principalmente aquellas relacionadas con patrullajes cerca de los puertos de Brasil.

El programa impulsa la industria naval nacional

El Prosub es el resultado de un acuerdo firmado con la empresa brasileña Odebrecht para formar Itaguaí Construções Navais (ICN), el consorcio encargado de la construcción de los submarinos. La sede del programa está ubicada en el municipio de Itaguaí, a 70 km de la capital del estado de Rio de Janeiro. Allí, se está trabajando en el ensamblaje de las embarcaciones y la instalación de infraestructura del Astillero y Base Naval (EBN) y de la Unidad de Fabricación de Estructuras Metálicas (UFEM).

Algunos analistas consideran al programa como un paso más hacia la nacionalización de los equipos y sistemas, con el objetivo de posibilitar el desarrollo de una industria naval brasileña.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 31
Cargando las Conversaciones