Ejército y Policía Nacional de Bolivia erradican gran cantidad de coca ilegal

Por Dialogo
marzo 31, 2015



Desde el 1 de enero, el Ejército y la Policía Nacional de Bolivia han erradicado 960 hectáreas de cultivos ilegales de coca que estaban destinados para producir cocaína, informó el 25 de marzo Felipe Cáceres, viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas de Bolivia.

Soldados y policías concentraron sus esfuerzos de erradicación en las regiones tropicales de Yungas y Cochabamba. Asimismo están buscando plantaciones ilegales de coca en parques naturales y reservas ecológicas en toda la nación para impedir que los recursos del país sean explotados por narcotraficantes.

En Bolivia, campesinos que trabajan para organizaciones de narcotráfico dedicaron 23.000 hectáreas para el cultivo de coca en 2013, la menor cantidad de hectáreas utilizadas para tal fin desde 2002, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes. Bolivia cultiva cantidades limitadas de coca legal, que se utiliza en té, medicamentos y durante ritos religiosos andinos.

Ejército Nacional de Colombia destruye cuatro laboratorios dedicados a la producción de cocaína


El Batallón de Infantería No. 47 General Francisco de Paula Vélez del Ejército Nacional de Colombia destruyó dos laboratorios de cocaína pertenecientes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros dos que eran operados por el Clan Úsuga.

El Batallón, suscrito a la Décima Séptima Brigada, incautó en total 88 kg de hojas de coca picadas, 390 galones de gasolina y 171 kg de urea, entre otras sustancias y equipos. Cada laboratorio tenía una capacidad de producción de más de 80 kg de cocaína al mes; además, los allanamientos asestaron un duro golpe financiero a las FARC y al Clan Úsuga, considerando que cada kilogramo de cocaína está valuado en aproximadamente 80 millones de pesos colombianos (unos 31.551 dólares).

El Ejército no reveló de inmediato los nombres de los tres individuos detenidos durante los allanamientos. Tres de los laboratorios se encontraban en el departamento de Chocó, mientras que el cuarto estaba ubicado en el departamento de Antioquia.


Desde el 1 de enero, el Ejército y la Policía Nacional de Bolivia han erradicado 960 hectáreas de cultivos ilegales de coca que estaban destinados para producir cocaína, informó el 25 de marzo Felipe Cáceres, viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas de Bolivia.

Soldados y policías concentraron sus esfuerzos de erradicación en las regiones tropicales de Yungas y Cochabamba. Asimismo están buscando plantaciones ilegales de coca en parques naturales y reservas ecológicas en toda la nación para impedir que los recursos del país sean explotados por narcotraficantes.

En Bolivia, campesinos que trabajan para organizaciones de narcotráfico dedicaron 23.000 hectáreas para el cultivo de coca en 2013, la menor cantidad de hectáreas utilizadas para tal fin desde 2002, según la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes. Bolivia cultiva cantidades limitadas de coca legal, que se utiliza en té, medicamentos y durante ritos religiosos andinos.

Ejército Nacional de Colombia destruye cuatro laboratorios dedicados a la producción de cocaína


El Batallón de Infantería No. 47 General Francisco de Paula Vélez del Ejército Nacional de Colombia destruyó dos laboratorios de cocaína pertenecientes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros dos que eran operados por el Clan Úsuga.

El Batallón, suscrito a la Décima Séptima Brigada, incautó en total 88 kg de hojas de coca picadas, 390 galones de gasolina y 171 kg de urea, entre otras sustancias y equipos. Cada laboratorio tenía una capacidad de producción de más de 80 kg de cocaína al mes; además, los allanamientos asestaron un duro golpe financiero a las FARC y al Clan Úsuga, considerando que cada kilogramo de cocaína está valuado en aproximadamente 80 millones de pesos colombianos (unos 31.551 dólares).

El Ejército no reveló de inmediato los nombres de los tres individuos detenidos durante los allanamientos. Tres de los laboratorios se encontraban en el departamento de Chocó, mientras que el cuarto estaba ubicado en el departamento de Antioquia.
Share