Autoridades siguen la pista de Alex Saab, testaferro de Nicolás Maduro

Autoridades siguen la pista de Alex Saab, testaferro de Nicolás Maduro

Por Gustavo Arias Retana/Diálogo
noviembre 18, 2020

La Fiscalía General de Colombia incautó  bienes valorados en USD 9,8 millones al empresario colombiano y testaferro de Nicolás Maduro Alex Saab, publicó CNN el 17 de octubre de 2020. Las autoridades incautaron dos inmuebles en Barranquilla y Cartagena y tres empresas utilizadas por Saab para lavar activos, agrega el artículo.

“Al parecer [las empresas] eran utilizadas para el lavado de dinero de una organización delictiva, pues se evidenció que habrían sido constituidas en papel como fachada por personas allegadas a Alex Saab, ya que no tenían capacidad financiera ni patrimonial, y aun así incrementaron sus activos de manera desproporcionada”, informó la Fiscalía colombiana por Twitter el 16 de octubre, declarando: “#Fiscalía adelanta investigación en contra de Alex Naim Saab Morán por presunto lavado de activos, enriquecimiento ilícito, exportación o importación ficticias y concierto para delinquir”.

La relación de Saab con Maduro está marcada directamente por las cajas de alimentos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Los CLAP son bolsas de comida que se venden a venezolanos registrados ante comités del chavismo. Quienes reciben las bolsas no pueden elegir los alimentos, ya que estas son preparadas con anterioridad; tampoco pueden decidir los plazos para acceder a ellas.

Según explicó a Diálogo desde los Estados Unidos el venezolano Mariano de Alba, abogado especialista en Derecho y Relaciones Internacionales, el sistema de ayuda fue utilizado por el chavismo para hacer negocios de sobreprecio y lavar dinero. Saab fue uno de los empresarios más importantes en esta estructura de corrupción.

“Buena parte del sistema de importación de alimentos [a Venezuela] se ha vuelto un esquema mafioso. Todo empieza cuando los contratos de importación de alimentos son adjudicados a personas cercanas al gobierno, y estas venden los alimentos con sobreprecio, obteniendo un rédito económico por su lealtad”, dijo De Alba. “Pero no se detiene allí. Cuando los alimentos llegan finalmente a Venezuela, el esquema incluye determinar donde se distribuyen esos alimentos, conforme a la afinidad política con el gobierno de la zona y de sus habitantes, además de sobornos a funcionarios públicos y militares para movilizar o entregar los alimentos”.

Otras incautaciones

El diario colombiano El Tiempo informó el 14 de septiembre que autoridades de los EE. UU. congelaron unos USD 700 millones a Saab, de cuentas ubicadas en el principado europeo de Liechtestein. El Departamento del Tesoro de los EE. UU. sancionó a Saab desde julio de 2019 y el Departamento de Justicia lo investiga por lavado de dinero desde ese mismo mes.

Saab se encuentra detenido en la república africana de Cabo Verde desde el 12 de junio. Fue arrestado debido a una alerta roja de Interpol. A finales de ese mes, los EE. UU. solicitaron la extradición del colombiano para enjuiciarlo legalmente. Sin embargo, el proceso se ha dilatado y Saab se mantiene en la pequeña isla.

De Alba explica que los vínculos de Saab con el chavismo no solo están presentes en los CLAP, ya que el empresario se convirtió en una figura muy importante para los negocios oscuros de Maduro.

“Hay señalamientos de que Saab no solo era el principal operador financiero del régimen, sino testaferro personal de Maduro, quien lo utilizaba como un vehículo directo para malversar fondos, teniendo Saab que darle a Maduro una parte del sobreprecio que le cobraba al Estado venezolano. La relación es tan íntima que cuando Saab fue detenido, sorprendentemente y sin haberlo dicho nunca, el gobierno venezolano trató de argumentar [inmunidad] debido a que era un representante diplomático del Estado venezolano”, finalizó.

Share