La venta de armas en Brasil creció 378% entre 2007 y 2012

Por Dialogo
mayo 31, 2013


Aunque en el año 2003 se aprobó una ley más rigurosa que incrementó de 21 a 25 años la edad mínima para obtener un permiso de portación de armas de fuego, bajo la condición obligatoria de realizar un examen psicológico además de pruebas prácticas, el número de registros de armas concedido a los ciudadanos brasileños sigue creciendo, hecho que preocupa a las autoridades, especialmente las de seguridad pública, ya que el país ocupa el primer lugar en el mundo en el ranking de muertes por armas de fuego.



Por solicitud de Jornal O Globo, uno de los principales periódicos del país, la Policía Federal, organismo responsable por la emisión de permisos y licencias de portación armas, realizó un relevamiento inédito que arrojó que entre 2007 y 2012 el aumento fue de 378%, considerando únicamente las armas nuevas y legalizadas. En años anteriores, las licencias para portación de armas alcanzaban las siete mil anuales, y en el año 2012, aumentó a 31.500 el número de nuevos registros emitidos.



Los especialistas aún desconocen el motivo de este aumento. Existen diversas hipótesis que van desde la ineficiencia del aparato de seguridad estatal respecto a la seguridad de la población, hasta la cuestión del poco tiempo disponible en los medios para la transmisión de las múltiples campañas publicitarias vinculadas al desarme que realiza el Ministerio de Justicia.



De acuerdo con un estudio del Instituto de Investigación Económica Aplicada (IPEA), los prejuicios determinados por el alto índice de homicidios le cuestan al erario público la cantidad aproximada de US$ 8,69 mil millones por año.



A lo largo de 2012, el Ejército destruyó aproximadamente 230 mil armas de varios tipos y calibres, que habían sido incautadas durante operaciones policiales, además de las que fueron entregadas voluntariamente por la población en campañas de años anteriores. Se estima que en Brasil existen ocho millones de armas legalizadas per cápita, y casi la misma proporción de armas ilegales, contrabandeadas de otros países o robadas en asaltos y de órganos de seguridad privada.



*André Luís Woloszyn, Analista de Inteligencia Estratégica






Share