Batallón “Listo” brinda capacidades de artillería avanzada de campo a Ejército iraquí

Armed Forces Championship Builds Camaraderie Among Services

Por Dialogo
mayo 09, 2011


Soldados del Batallón “Listo”, pertenecientes al 2° Batallón del 11° Regimiento de Artillería de Campo comenzaron el 27 de abril a entrenar a soldados de artillería de campo del Ejército iraquí, miembros de la Batería Liviana de la 20° Brigada, 5° División del Ejército iraquí, con el Obús M198 en la Base de Entrenamiento Militar Kirkush, Irak.

Antes de recibir los sistemas armamentísticos de 155mm, Estados Unidos y las fuerzas iraquíes se enfocaban principalmente en tácticas de apoyo de infantería y mortero durante el entrenamiento Tadreeb al Shamil, en un esfuerzo por modernizar las fuerzas militares iraquíes.

Los obuses conforman una capacidad de fuego indirecto de alto rango que el ejército iraquí no tenía anteriormente, lo cual modifica extensivamente la disposición del entrenamiento actual, según manifestó el Capitán Lance Magill, jefe del equipo de entrenamiento de artillería de campo, perteneciente al 2° Batallón del 11° Regimiento de Artillería de Campo. “La adición de un sistema armamentístico y la necesidad de entrenamiento es importantísimo para estos muchachos”, destacó. “Esto les otorgará la capacidad de abrir fuego indirecto con armas de alto calibre desde 18 kilómetros, aproximadamente”.

Gracias a este nuevo alcance extra en el campo de batalla, se facilitará a las unidades de artillería una mayor flexibilidad y distancia de seguridad, aclaró el Mayor Jackie Kaina, oficial de operaciones del 2° Batallón del 11° Regimiento de Artillería de Campo.

Al igual en el golpe directo de los boxeadores, el ataque desde una distancia segura consiste en la capacidad de ataque al enemigo desde un lugar seguro mientras se infringe el daño.

Kaina indicó que la combinación de esta capacidad y el curso de entrenamiento que enseñan instructores estadounidenses con experiencia en combate brindan una excelente base a los soldados iraquíes.

Los instructores dividieron el nuevo curso en dos secciones para realizar el entrenamiento del M198. La primera instancia constaba de instrucción teórica en aula, mientras que la segunda era de naturaleza práctica, lo cual brindó a los soldados del ejército iraquí la oportunidad de adquirir experiencia práctica mientras se familiarizaban con el arma.

“Ya han pasado tres semanas en el ciclo de entrenamiento y todo lo que han hecho hasta ahora han sido cómputos, teoría y trabajo en clase”, puntualizó el Tte. 1° Adam Thompson, instructor superior de M198 de la Batería A, 2° Batallón del 11° Regimiento de Artillería de Campo. “Recibimos las armas el domingo. Luego de dos semanas seguidas de teoría y trabajo en clase, estábamos muy ansiosos por realmente trabajar con estos sistemas armamentísticos.

Durante el curso actual de ocho semanas, el primer ciclo de entrenamiento dedicado a la artillería de campo, los líderes estadounidenses e iraquíes seleccionaron a un grupo reducido de soldados iraquíes que conformarán la 5° División del cuerpo del ejército iraquí y actuarán como futuros instructores.

“Básicamente, los hace más completos como ejército”, señaló Magill. “En caso de que se encuentren con una amenaza externa, esto les da mayor flexibilidad con recursos de fuego indirecto que los morteros de 120 mm tienen. Ese es el enfoque principal que estos hombres obtienen aquí con el objetivo de prepararse para tomar la estructura de misión convencional de un ejército moderno y así proteger las fronteras de su país y a su pueblo”.

Los instructores dividieron a sus estudiantes en equipos de armas separados y los asignaron a distintos puestos dentro del grupo, incluyendo jefe de sección, ametrallador, asistente de ametrallador y jefe de equipo de artillería. Luego, los estudiantes comenzaron a practicar controles a sistemas preoperatorios, así como también un ensayo general en ejercicios armamentísticos.

“Actualmente estamos entrenando a las tropas del Ejército Iraquí para que ocupen roles en los grupos artilleros que actualmente ocupan suboficiales”, manifestó Magill.

Según Kaina, reforzar y capacitar al cuerpo de suboficiales iraquíes ha sido un objetivo importante para las fuerzas de los EE.UU. durante Tadreeb al Shamil.

También agregó que la construcción de esa iniciativa alrededor del concepto práctico, como por ejemplo el entrenamiento de artillería y la capacitación de soldados para que sean expertos en el manejo de armas, en accionarlas y entrenar a otros, ayudan realmente a edificar esa confianza entre esos suboficiales.

“Al convertirlos en expertos en algo [específico], como por ejemplo un sistema armamentístico, les otorgamos la propiedad de ese conocimiento”, indicó Kaina. “Pueden decir ‘soy responsable del conocimiento de este sistema, sobre el cual me instruyeron soldados del Ejército de los EE.UU.’”.

“Les damos algo tangible, algo de lo que se sientan orgullosos”, agregó. “Conocerán el sistema M198 mejor que nadie y es así como operan los suboficiales: conocen a sus sistemas y a su gente mejor que nadie”.

Mientras que el objetivo inmediato del entrenamiento es llevar al campo el obús y entrenar a soldados del Ejército iraquí para que aprendan a utilizarlos, Kaina dijo que el propósito final del curso es formar líderes que puedan llevar el entrenamiento a sus propias unidades para lograr éxitos futuros.

“Queremos que este entrenamiento trascienda para ayudar a establecer un Cuerpo de Suboficiales Iraquíes que puedan tomar este conocimiento y que sean sus custodios para los tantos futuros regimientos de artillerías de campo”, manifestó Kaina.

Los instructores planean seguir con el entrenamiento de artillería de campo con el M198 durante los próximos meses, finalizando la clase con un ejercicio final provincial, que incluirá cinco rutinas de fuego en vivo donde se emplearán los nuevos obuses.

“El entrenamiento es bueno y el equipo estadounidense que lo realiza es profesional. Además, conocen su trabajo muy bien”, indicó el Tte. Faisal, líder de un pelotón de artillería que realiza el entrenamiento en KMTB. “Cuanto más trabajemos con las fuerzas estadounidenses, nos volveremos más eficientes y profesionales. Esperamos con ansias el ejercicio de fuego en vivo y estaremos listos”.





Share