Fuerzas armadas de Centroamérica y México unidas en Nicaragua

Los países amigos acudieron al llamado de ayuda del Gobierno nicaragüense para sofocar un incendio en una parte de la reserva biológica accesible solo por aire.
Lorena Baires / Diálogo | 11 mayo 2018

Respuesta Rápida

Los pilotos de la Fuerza Aérea Hondureña alistan sus equipos antes de partir rumbo a la Reserva Biológica Indio Maíz de Nicaragua. (Foto: Secretaría de la Defensa Nacional de Honduras)

Las Unidades Humanitarias de Rescate de las fuerzas armadas de Centroamérica y México se unieron a principios de abril 2018 para sofocar el incendio que afectó a la Reserva Biológica Indio Maíz, ubicada al suroeste de Nicaragua. Helicópteros provenientes de El Salvador, Honduras y México ejecutaron más de 400 vuelos para descargar 630 000 litros de agua sobre 5500 hectáreas de terreno.

“Han sido importantes los esfuerzos de los helicópteros de nuestra Fuerza Aérea y de países hermanos para sofocar este incendio. Ha sido un esfuerzo intenso por apagar el fuego, en un primer momento, y luego por eliminar los focos de calor de donde emanaba humo”, expresó el General del Ejército Julio César Avilés, comandante en jefe del Ejército de Nicaragua. “Estamos agradecidos por esta labor coordinada entre los ejércitos junto a los habitantes de la zona”.

El incendio en Indio Maíz duró casi diez días. “La Fuerza Armada de Nicaragua logró detener el avance de las llamas con la ejecución de un operativo en 25 kilómetros lineales de rondas cortafuego [terreno podado para evitar que el fuego se extienda], con un ancho promedio de 10 metros” detalló el Coronel de Infantería del Ejército DEM Rogelio Flores Ortiz, jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil de Nicaragua. “Contamos además con la intervención de 1500 efectivos militares, 160 brigadistas voluntarios y el trabajo de las fuerzas aéreas de países como El Salvador, Honduras y México”.

Los países amigos acudieron al llamado de ayuda del Gobierno nicaragüense el 6 de abril de 2018, ya que los helicópteros de la Fuerza Aérea del Ejército de Nicaragua no cuentan con el equipamiento necesario para realizar descargas de agua en vuelo. El tiempo era su peor enemigo y la única forma de llegar a las zonas en llamas era por aire.

Respuesta inmediata

La Fuerza Aérea Mexicana (FAM) fue la primera en integrarse a las tareas de extinción del incendio el 9 de abril. El helicóptero mexicano comenzó a abastecerse del río Indio, que bordea a la reserva en el municipio de San Juan del Norte, en la frontera con Costa Rica.

“Es un gusto poder ayudar al pueblo de Nicaragua, un honor unirnos a estas tareas. La aeronave tiene dos helibaldes, con capacidad de 2000 litros cada una”, dijo a Diálogo el Capitán Piloto de la FAM Francisco Sánchez. “Nosotros realizamos 14 descargas por hora gracias a que había un cuerpo de agua cercano; así logramos que el trabajo fuera continuo y efectivo para sofocar las llamas”.

El helicóptero de la Fuerza Aérea Salvadoreña trabajó durante una semana para extinguir el incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz en Nicaragua. (Foto: Gloria Cañas, Diálogo)

El 11 de abril llegaron dos helicópteros Bell UH-1H, uno proveniente de la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS) y otro de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH). Ambas aeronaves están equipadas con el sistema Bambi Bucket, bolsas gigantes que pueden recolectar entre 1600 y 1800 litros de agua y descargarlas de forma controlada sobre incendios como este.

“La tripulación [de la FAS] estuvo conformada por tres pilotos que operaron vuelos de dos horas continuas. Se reabastecían de combustible y continuaban con el esfuerzo para apagar este incendio”, dijo a Diálogo el Coronel Piloto Aviador Ángel Sermeño, representante de la misión de la FAS en Nicaragua. “La experiencia que tenemos en la sofocación de incendios con este tipo de equipos es efectiva en todos los casos, por lo que nos sentimos orgullosos y agradecidos de venir a apoyar a nuestros pares militares de Nicaragua en esta misión”, agregó el Teniente Coronel Manuel Ricarte, representante de la misión de la FAH en Nicaragua.

Indio Maíz, pulmón de la región

La Policía Nacional Civil de Nicaragua informó que el incendio fue originado por Miguel Ángel Díaz Sevilla, un habitante de la comunidad Siempre Viva, en el municipio de San Juan del Norte. El acusado admitió el hecho; dijo que su familia quema terrenos para la siembra de cultivos desde hace años.

“Mi papá había hecho eso [quema de terreno], pero nunca había ocurrido algo así. Cuando llegó la brigada para apagar el fuego, mi familia y yo nos dispusimos a colaborar”, manifestó Díaz al momento de su detención.

El 16 de abril, la Fuerza Armada de Nicaragua y los países que se unieron al llamado de ayuda lograron apagar las llamas. “Todavía mantenemos el contingente militar en la zona. Esperamos que las lluvias contribuyan al esfuerzo de nuestras tropas para la eliminación definitiva de estos focos de calor que todavía persisten en algunas zonas donde se desarrolló el incendio”, dijo a Diálogo el Cnel. Flores.

La Reserva Biológica Indio Maíz, la mayor de Centroamérica, tiene 320 000 hectáreas de extensión. Ubicada en la frontera con Costa Rica, forma parte del Corredor Biológico Mesoamericano. La Fuerza Armada de Nicaragua estimó que el fuego destruyó 5484 hectáreas de bosque tropical. El incendio se extendió con rapidez por la abundancia del yolillo, una palmera frondosa rica en aceite, que facilita la propagación y permanencia de las llamas.

Indio Maíz es una reserva poco explorada debido a la densidad de su bosque, pero es el hogar de cientos de especies de flora y fauna. Se estima que entre su territorio cohabitan por lo menos 1221 especies de aves, 159 de insectos, 65 de mamíferos, 55 de reptiles, 34 de anfibios y 26 de peces. La región también cuenta con 101 especies endémicas registradas en peligro de extinción.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 3
Cargando las Conversaciones