Armadas de Argentina y Chile cooperan en la Antártica

Las armadas de Argentina y Chile están cooperando para proteger el medioambiente en la región antártica y ayudar a navíos en emergencias.
Julieta Pelcastre | 6 febrero 2015

Relaciones Internacionales

Misión de seguridad: El buque de la Armada argentina Suboficial Castillo patrulla la región antártica como parte de la PANC. [Foto: Presidencia de Argentina]

Las armadas de Argentina y Chile gozan de reconocimiento internacional por su aptitud para proteger las aguas del Antártico cuando se producen accidentes y realizar misiones de búsqueda y rescate.

Ahora, ambas están trabajando juntas para proteger el medioambiente en la región antártica y ayudar a buques en emergencias por medio de la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC).

Este es el 17.° año que las dos armadas participan en la PANC.

En 1998, Argentina y Chile firmaron un acuerdo para realizar patrullas conjuntas de la región antártica entre el meridiano 10 y el 131, al sur del paralelo 60, con el fin de proteger la vida humana en el mar en virtud del marco de trabajo establecido por el Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimo del año 1979, según el sitio Web Centro Naval .

Las dos Armadas han realizado la misión conjunta del 15 de noviembre al 15 de marzo cada verano austral desde la temporada 1998-1999. Realizando operaciones en aguas cubiertas por el Tratado Antártico, ambas realizan patrullas y actividades, tales como misiones científicas, para proteger el medioambiente de la región. Las fuerzas navales argentina y chilena están disponibles para rescatar a las tripulaciones de cualquier navío en la región que se encuentre en peligro.

La misión se divide en cuatro periodos. Una armada se encarga de las operaciones, como los deberes de patrulla, durante cierto tiempo, pasando luego la responsabilidad a la otra armada. Cada armada está a cargo de las operaciones durante dos turnos; también realizan ejercicios de entrenamiento conjunto.

Las dos armadas trabajan juntas en una zona complicada, donde las condiciones climáticas extremas, como los fuertes vientos y aguas heladas, pueden causar peligros para los barcos.

Ambas armadas ayudan a un velero polaco

El entrenamiento dio fruto recientemente cuando las armadas de Argentina y Chile trabajaron juntas para ayudar a un velero polaco que se encontraba en problemas.

El 23 de diciembre de 2014, el navío de la Armada Argentina Aviso ARA Suboficial Castillo ayudó a un velero polaco cuya tripulación estaba enfrentándose a difíciles condiciones de navegación, con vientos de hasta 40 nudos, bloques de hielo a la deriva y visibilidad reducida.

La operación fue realizada en coordinación con la Armada de Chile, la cual reportó la ubicación del barco polaco. Marinos argentinos rescataron a los seis miembros de la tripulación del velero polaco.

No era la primera vez que las dos armadas trabajaban juntas en una operación de la PANC para ayudar a un barco en peligro o para responder con rapidez a fin de mitigar el daño ambiental tras un accidente.

Operaciones anteriores exitosas

Desde la primera PANC, las armadas de Argentina y de Chile han trabajado conjuntamente en 27 acciones de apoyo en la Antártica, según el sitio Web Ushuaia .

Entre estas acciones:

* El 17 de abril de 2013, la Armada de Chile respondió rápidamente para prevenir el daño ambiental en las aguas donde un buque pesquero chino se incendió.

* El 8 de febrero de 2012, la Armada Argentina proporcionó asistencia humanitaria, técnica y mecánica al velero noruego Anne Mari, que se encontraba atracado en Puerto Paraíso, sin poder continuar su viaje a causa de una avería en su sistema de navegación, informó Sur 54 .

* El 23 de noviembre de 2007, el rompehielos chileno Viel dispersó mecánicamente una mancha de petróleo que medía unos 180 m por 20 m, según BBC World. La mancha se produjo cuando un crucero chocó contra un iceberg, el cual perforó su casco.

Décadas de operaciones antárticas

Ambas armadas han estado activas en la región antártica durante décadas.

Por ejemplo, Argentina ha estado realizando investigación científica en la zona desde la década de los cincuenta.

La Armada de Chile ha realizado misiones, incluyendo investigación científica, en la región antártica desde 1947. La institución proporciona apoyo logístico a las bases científicas del país, así como a enclaves científicos extranjeros. La Armada de Chile también combate la contaminación marina al realizar estudios hidrográficos.

El calentamiento global aumenta el nivel de peligro

Desde la firma del acuerdo en el que se creó la PANC, el calentamiento global ha derretido gran parte del hielo en la región, lo cual ha hecho que la zona sea más navegable para los barcos, según Juan Belikow, profesor titular de relaciones exteriores, defensa y seguridad internacional en la Universidad de Buenos Aires en Argentina.

En consecuencia, la iniciativa PANC ha cobrado más importancia.

“El hecho de que sea más navegable la región antártica porque hay menos hielo, es más interesante, pero a la vez más riesgoso porque hay desprendimientos de témpanos de hielo, de icebergs que flotan de una manera más intensa que en el pasado, la probabilidad de accidentes y desastres ecológicos son mayores”, señaló.

“Esto obliga a que las operaciones de rescate sean más rápidas y más tempranas, la posibilidad de demora genera también un impacto económico. Un buque atrapado en la Antártida si se destruye es una enorme pérdida económica y posiblemente un daño ambiental, no solamente por el combustible que pueda derramar sino por el tipo de carga que transporta”.

“[La PANC se maneja] con buena operatividad. Ambas Armadas tienen oficiales muy capacitados, muy bien entrenados. El trabajo y el desempeño son destacados, también es reconocido por los organismos internacionales”.

Trabajando en cooperación, las armadas argentina y chilena protegen el medioambiente en la Antártida.

“Los nuevos desafíos para la PANC son de orden global, sobre todo por la gran cantidad de masa de hielo que navega en latitudes que antiguamente no navegaban. Es una buena oportunidad de desarrollar protocolos para atender los nuevos desafíos. Hasta ahora los países están cooperando oportunamente en esta materia”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 107
Cargando las Conversaciones