Oficiales argentinos y peruanos entrenan para salvar vidas

Capacitación para pilotos aeronavales en el escape de cabina sumergida
Juan Delgado/Diálogo | 17 junio 2019

Como parte del entrenamiento realizado en abril, los pilotos aeronavales peruanos fueron sumergidos en una cabina para poner a prueba las técnicas de evacuación aprendidas con sus homólogos argentinos. (Foto: Armada Argentina)

A mediados de abril, pilotos aeronavales de la Fuerza de Aviación Naval de la Marina de Guerra del Perú realizaron un entrenamiento en escape de cabina sumergida organizado por la Armada Argentina. El ejercicio se llevó a cabo en el Centro de Adiestramiento de la Fuerza Aeronaval N.o 2 (CIFA) de la Armada Argentina, ubicado en la Base Aeronaval Comandante Espora de Buenos Aires.

La capacitación teórica-práctica de cinco días enfocó en la presentación de escenarios de emergencias en vuelos sobre el agua y ejercicios en piscina para poner a prueba lo aprendido. El objetivo del intercambio fue otorgar conocimientos nuevos y reforzar las destrezas de los oficiales peruanos para responder a situaciones acuáticas extremas a bordo de un helicóptero. 

“Los pilotos aeronavales de la Marina de Guerra del Perú realizaron adiestramiento en escape de cabina sumergida”, dijo a Diálogo el Capitán de Corbeta de la Armada Argentina Ramiro Reyero, jefe del CIFA. “Este ejercicio contribuye a incrementar las posibilidades de supervivencia de una tripulación aérea que debió realizar un amerizaje de emergencia y debe abandonar su aeronave mientras ésta se hunde”. 

Etapas de adiestramiento

La capacitación fue dividida en tres etapas: una teórica y dos prácticas. En una primera parte los instructores del CIFA presentaron la historia del centro, la metodología de trabajo, así como los procedimientos y aspectos a tener en cuenta a la hora de una emergencia aérea.

La segunda etapa consistió en ejercicios realizados en una piscina que incluyeron natación e inmersiones controladas de un simulador de cabina. Durante esta fase, los oficiales practicaron diversas técnicas para escapar la cabina sumergida, teniendo en cuenta la desorientación espacial bajo el agua.

“Finalizada las dos etapas anteriores se dirigieron al adiestrador de cabina sumergida, donde se les explicó y se demostró ejercicios de adaptación al agua, para poder lograr la capacidad de ajustar la posición de seguridad y poder así planificar el proceso de evacuación y escape de la misma, siendo estos llevados a cabo posteriormente por los cursantes”, detalló el Cap. de Corb. Reyero.

Oficiales de la Marina de Guerra del Perú recibieron un entrenamiento por parte de personal de la Armada Argentina especializado en rescates acuáticos. (Foto: Armada Argentina)

“Recibimos conceptos teóricos y prácticos referidos al escape de helicópteros con cabina invertida, empleo del respirador autónomo para poder tener una mayor capacidad de resistencia debajo del agua; rescate de personas en situación de peligro y los pasos necesarios de supervivencia ante una posible situación riesgosa”, comentó el Capitán de Corbeta de la Marina de Guerra del Perú Jorge Santa María Zagastizabal, segundo comandante de la Base Aeronaval del Callao.

La Armada Argentina puso a disposición el personal del Grupo de Paracaidistas de Búsqueda y Rescate y nadadores de rescate del Comando de la Aviación Naval de la Armada, todos expertos en la tarea, para la capacitación, detalló el Cap. de Corb. Reyero.

Por su parte, el Cap. de Corb. Zagastizabal calificó de completo el adiestramiento recibido por sus homólogos argentinos. “Vimos volcado hacia nosotros toda la experiencia del personal que forma parte del CIFA”, dijo el oficial. “Es algo muy valorable, permitiéndonos completar nuestro entrenamiento, tanto individual como colectivo”. 

Lazos de amistad

El intercambio no solo sirvió para compartir técnicas que pueden salvar vidas sino también permitió estrechar los lazos de amistad entre pilotos aeronavales de la región y estandarizar los procedimientos utilizados cuando se necesiten realizar operaciones multinacionales de respuesta ante desastres, por ejemplo.

“Este tipo de ejercitaciones nos permiten transmitir toda la experiencia adquirida a lo largo de los años para poder así contribuir con el adiestramiento del personal de la Aviación Naval peruana, ratificando una vez más los lazos de hermandad que nos unen”, destacó el Cap. de Corb. Reyero.

“La experiencia de poder venir aquí [al CIFA] fue muy interesante. La relación generada con el personal de la Armada Argentina ha sido muy profesional y muy didáctica”, concluyó el Cap. de Corb. Zagastizabal. “Su trato para con nosotros ha sido muy positivo y nos enriquecimos con el aprendizaje”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 3
Cargando las Conversaciones