Aviadores de Argentina y EE. UU. intercambian experiencias

La capacitación se basó en técnicas y procedimientos en vuelos nocturnos y lanzamientos aéreos
Juan Delgado/Diálogo | 11 junio 2019

Capacitación y Desarrollo

Aviadores de la Guardia Nacional Aérea de Georgia y de la Fuerza Aérea Argentina planearon sus vuelos con el Hércules C-130 en el marco de un intercambio de conocimiento realizado a mediados de abril. (Sargento Segundo de la Guardia Nacional Aérea de los EE. UU. Noel Velez-Crespo)

Aviadores estadounidenses intercambiaron experiencias sobre la aeronave Hércules C-130 con sus homólogos argentinos en la provincia de Buenos Aires durante 10 días. El intercambio, realizado en el marco del Programa de Asociación Estatal (SPP, en inglés) del Departamento de Defensa de los EE. UU., se llevó a cabo entre el 16 y el 26 de abril, entre la Ala Aerotransportada No. 165 de la Guardia Nacional Aérea de Georgia y el Grupo 1 de Transporte Aéreo de la I Brigada Aérea, así como el Grupo de Operaciones Especiales de la VII Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina (FAA).

El ejercicio tuvo como objetivo intercambiar conocimientos sobre el uso y mantenimiento del avión Hércules C-130 que sirve de aeronave de transporte militar para las tropas, evacuación medical y carga. Asimismo, el intercambio permitió reforzar la cooperación entre ambas fuerzas aéreas.

“Hemos estado trabajando lado a lado con nuestros homólogos de la Fuerza Aérea Argentina en Buenos Aires, Argentina,”,destacó la Ala Aerotransportada No. 165 en su cuenta Facebook. “La mayor parte de nuestro programa de asociación estatal con Argentina son todas las grandes personas con las que podemos trabajar en el camino”.

Ejercicio teórico-práctico

El ejercicio, explicó a Diálogo el Comodoro de la FAA Angel Rojas, jefe del Grupo 1 de Transporte Aéreo, se desarrolló en dos fases en la I Brigada Aérea, con sede en El Palomar, y la VI Brigada Aérea de Tandil.

Durante la primera fase, los participantes se enfocaron en la parte teórica, participando de sesiones informativas sobre la tecnología actualizada en cabina, técnicas para arrojar cargas y métodos de aterrizajes en pistas difíciles, entre otros temas. Los oficiales también actualizaron sus capacidades de mantenimiento de la aeronave, desarrollaron sus destrezas y planificaron sus vuelos para practicar lo aprendido.

Durante la parte práctica, los oficiales intercambiaron experiencias sobre técnicas, tácticas y procedimientos operativos en vuelos diurnos y nocturnos con uso de visores de visión nocturna. También ensayaron varias navegaciones tácticas y lanzamientos de carga desde aeronaves Hércules C-130 de ambas fuerzas, precisó el Comodoro Rojas.

“Este caso en particular le permitió al Grupo 1 de la FAA de continuar desarrollando las capacidades planificadas dentro del programa de modernización de sus aeronaves”, dijo el Comodoro Rojas. “Esta actualización de procedimientos resultó muy beneficiosa para elevar las capacidades del sistema de armas C-130 modernizado”, agregó.

Los aviadores estadounidenses y argentinos realizaron lanzamientos de carga en vuelo en el marco de un ejercicio de intercambio parte del Programa de Asociación Estatal. (Sargento Segundo de la Guardia Nacional Aérea de los EE. UU. Noel Velez-Crespo)

El Hércules C-130 lleva 50 años de incorporación en la FAA. En medio siglo, la aeronave contribuyó a la exploración de la Antártida, permitiendo el abastecimiento de los asentamientos nacionales, y posibilitó la evacuación de heridos, los reconocimientos aéreos y reabastecimientos en vuelo durante varias misiones de la FAA en apoyo a la nación o a la región.

Amistades y oportunidad

“Desde el punto de vista profesional, la interacción resultó sumamente provechosa por tratarse de tripulaciones y material aéreo que comparten procedimientos operativos estandarizados y que permitieron avanzar en el mejor aprovechamiento de nueva tecnología”, dijo el Comodoro Rojas. “Con respecto a lo humano, las relaciones interpersonales siguieron desarrollándose en el ambiente de trabajo diario, ya que una gran cantidad de tripulantes se conocen entre sí por anteriores actividades compartidas, dentro del SPP”. 

Para algunos de los aviadores, más allá de compartir con sus homólogos, el ejercicio también representó una oportunidad única para descubrir otra cultura y practicar su español.

“Estaba muy emocionado por la oportunidad”, dijo el Aerotécnico Jefe de la Reserva Nacional Aérea de los EE. UU. John Kyall en una entrevista con la oficina de prensa de la Ala Aerotransportada No. 165. “Sobre todo quería conocer la cultura argentina y conocer gente nueva”. El Aerotécnico Jefe Kyall, un técnico de sistemas hidráulicos con tres años en la Guardia Nacional, integró la delegación de 59 oficiales de la Ala Aerotransportada No. 165 que viajó a Buenos Aires.

Beneficio mutuo

La FAA y la Guardia Nacional de Georgia comparten experiencias y se benefician de una relación de apoyo mutuo en el marco del SPP desde 2016. Desde entonces, la Guardia Nacional de Georgia ha demostrado una diversidad de capacidades que ayudan a responder a las necesidades de seguridad del país latinoamericano.

La iniciativa sentó las bases para desarrollar una relación exitosa a largo plazo al compartir experiencia en situaciones de emergencia y desastres, tales como catástrofes naturales o apoyo humanitario, y fortalecer la cooperación y seguridad regional.

“Estas oportunidades son muy importantes desde la perspectiva institucional ya que contribuyen efectivamente a promover la confianza mutua, a niveles tácticos y dentro de diversos escenarios operativos”, concluyó el Comodoro Rojas.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 2
Cargando las Conversaciones