Al acercarse las elecciones fraudulentas, Maduro reprime a los periodistas

Al acercarse las elecciones fraudulentas, Maduro reprime a los periodistas

Por Noelani Kirschner/ShareAmerica
diciembre 02, 2020

Previo a las inconstitucionales y fraudulentas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre en Venezuela, el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro está reprimiendo a los periodistas.

La Constitución venezolana protege la libertad de expresión, prohíbe la censura y garantiza el acceso a la información.

Sin embargo, Venezuela ha caído 31 puestos desde 2014 en el índice mundial de la libertad de prensa, llegando al puesto 147 de 180 países, debido a los ataques de Maduro contra los periodistas y sus publicaciones.

“Las elecciones no serán libres/justas bajo tal régimen”, dijo Michael Kozak del Departamento de Estado de los Estados Unidos. “El mundo debe responsabilizar a Maduro”.

El régimen ilegítimo de Maduro hizo desaparecer por la fuerza a Roland Carreño, periodista y activista del partido de la oposición. Según los medios de comunicación, los vecinos fueron los últimos en ver a Carreño en persona, en la mañana del 26 de octubre. Vieron como vehículos sin identificación se acercaban al periodista y lo forzaban a entrar en uno de los autos.

Carreño fue detenido durante 48 horas antes de que el régimen anunciara su encarcelamiento.

Tarek Saab, fiscal general del régimen, dijo que Carreño fue detenido por “supuestos planes conspirativos contra la paz democrática”, según informes de prensa. Saab ha sido sancionado por muchos gobiernos, incluyendo los Estados Unidos y miembros de la Unión Europea, por perjudicar la democracia.

El legítimo presidente interino Juan Guaidó denunció la desaparición forzada de Carreño y otros como él. “Alertamos al mundo sobre su desaparición forzada y hacemos responsable a la dictadura de su integridad física y mental”, dijo.

Seis días antes de la desaparición de Carreño, el servicio de inteligencia de Maduro, el SEBIN, allanó la sede del periódico independiente Correo del Caroní, en Puerto Ordaz. Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), el SEBIN confiscó una computadora y documentos, y prohibió al abogado del periódico entrar en el local.

La orden del juez que autorizó la redada no asentó ningún delito por parte del periódico.

Después del allanamiento, el SEBIN tomó bajo custodia a la periodista María Ramírez Cabello y a la empleada administrativa Susana Reyes, informa el CPJ. El SEBIN los detuvo e interrogó durante seis horas sin presencia de un abogado antes de liberarlos.

El SEBIN devolvió después los documentos confiscados pero no la computadora.

El 12 de octubre, el SEBIN allanó la casa de David Natera Febres, fundador y director del Correo del Caroní. El SEBIN se llevó a Natera Febres, de 80 años y con problemas de salud, y lo detuvo e interrogó durante más de cuatro horas sobre la supuesta conexión del periódico con su hijo, miembro del gobierno interino de Guaidó. A Natera Febres tampoco se le permitió tener un abogado presente.

Natera Febres fue liberado más tarde esa noche sin cargos.

La diputada de la Asamblea Nacional María Concepción Mulino dice que estas acciones ilegales forman parte de los más de 700 casos documentados de ataques contra periodistas y sus publicaciones desde principios de año. Hasta el 18 de noviembre, 365 presos políticos permanecían encarcelados.

“A menos de dos meses para las fraudulentas elecciones parlamentarias rechazadas por la comunidad internacional, al usurpador no le basta la inexistencia de las condiciones electorales legítimas”, dijo Mulino, “sino que además intensifica el ataque hacia los medios de comunicación en una censura absoluta, con la intención de pretender una desvinculación con la realidad del país, y ocultar el caos y la corrupción en la que esta tiranía tiene sumida a Venezuela”.

Share