Asesores aéreos trabajan con Fuerza Aérea de Colombia para construir capacidades

Air Advisors Partner with Colombian Air Force to Build Capacities

Por By Tech. Sgt. Darlene Byers, 571st Mobility Support Advisory Squadron
octubre 16, 2018

El Equipo de Entrenamiento Móvil (MTT en inglés) de 17 miembros, que incluyó a elementos de la Guardia Nacional Aérea de Wyoming y de la Reserva de la Fuerza Aérea de Colorado, llevó a cabo una misión de entrenamiento conjunto de cuatro semanas con la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) para promover la estabilidad regional, forjando relaciones claves y mejorando las capacidades de naciones amigas.

Organizaciones como el MSAS N. º 571 brindaron entrenamiento fundamental para que la FAC tuviera mayor capacidad y autosuficiencia.

Desde 2012 asesores aéreos trabajan mano a mano con la FAC para incrementar sus capacidades médicas y de transporte aéreo. Esta misión particular incluyó capacidades de extinción de incendios y de búsqueda y rescate en combate.

“Este MTT es un paradigma de lo que representa y de la capacidad del MSAS”, dijo la Mayor de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Noelle DeRuyter, asesora aérea del MSAS N. º 571. “Nuestros asesores aéreos trabajan arduamente junto a la Fuerza Aérea de Colombia para construir una base sólida de interoperabilidad entre nuestros países”.

En la misión de cuatro semanas de duración hubo más de 204 horas de instrucción en cuatro lugares distintos en el territorio colombiano, y se graduaron 87 militares colombianos de distintas especialidades.

“Se están dictando siete cursos en cuatro lugares distintos, con lo cual este MTT tuvo un amplio alcance, con muchas piezas móviles”, dijo el Sargento Segundo de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Giancarlo Reyes, asesor aéreo del MSAS N. º 571. “Es prueba de lo avanzados y entusiasmados que están los alumnos. En todos los viajes [a Colombia] descubrimos que aprendemos de ellos tanto como esperamos que ellos aprendan de nosotros”.

El Mayor de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Michael Adams y la Sargento Primero Jacqueline Carlson, del Escuadrón de Evacuación Aeromédica N.º 187 de la Guardia Nacional Aérea de Wyoming, impartieron cursos de logística y planificación médicas.

“La planificación y logística médicas son aspectos fundamentales en todo despliegue”, dijo el May. Adams. “Este curso ha servido a los estudiantes a prepararse para los próximos despliegues en África, en donde emplearán lo que aprendieron de primera mano. Se puede ver qué tan en serio están tomando esta clase, pues saben que esta información puede ayudarles a salvar vidas”.

Además, los alumnos colombianos pudieron practicar su inglés, ya que hicieron sus presentaciones finales en inglés y español.

“Estos estudiantes ya hablan un inglés fluido y sus habilidades idiomáticas serán claves para sus próximos despliegues”, dijo la Sgto. 1.o Carlson. “A su comando le pareció importante que parte de la instrucción contemplara cómo comunicar y comprender correctamente la terminología médica, no solo en su lengua materna sino también en inglés. Simplemente muestra lo altamente capaces que son nuestros homólogos aquí”.

El Teniente Coronel de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Richard Pantusa, comandante del Grupo de Operaciones N.º 302, y el Sargento Primero de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Thomas Freeman, del Escuadrón de Transporte Aéreo N. º 731, ambos de la Reserva de la Fuerza Aérea de Colorado, dirigieron el seminario acerca del sistema aerotransportado modular de lucha contra incendios (MAFFS en inglés). Este curso fundamental ayudó a cerrar la brecha entre el personal de tripulación de la FAC y el personal del Departamento de Bomberos de Bogotá en tierra.

“Pilotos y personal del departamento de bomberos no siempre entrenan juntos, por lo cual esto abrió la posibilidad de crear una doctrina conjunta para utilizarla en futuros ejercicios”, explicó el Tte. Cnel. Pantusa. “Gracias a este entrenamiento, el personal de ambas secciones logró comprender mejor la función que cumple la otra parte en operaciones de MAFFS. Este curso en particular abordó una capacidad futura que está en desarrollo y una que la Fuerza Aérea de los EE. UU. utilizará para ayudar al crecimiento de la Fuerza Aérea Colombiana”.

A través del trabajo efectivo de los asesores aéreos del MSAS, los Estados Unidos fortalecen las relaciones y la cooperación para abordar los problemas que surgen en situaciones de crisis y contingencia al tener la habilidad de responder juntos.

“Misiones como esta en Colombia son pequeños ejemplos del arduo trabajo que realizan los asesores aéreos del MSAS N. º 571 para sostener las relaciones entre los EE. UU. y Colombia”, aseguró la Mayor DeRuyter. “Más aún, contribuyen a la confianza y a las capacidades de la Fuerza Aérea Colombiana, que ahora puede llevar a cabo algunas operaciones sin asistencia de los EE. UU. y les da la posibilidad de ‘devolver lo aprendido’ e instruir a otras naciones latinoamericanas”.
Share