Costa Rica recibe por primera vez asesoramiento de unidad aérea de los EE. UU.

El Escuadrón de Asesoramiento de Apoyo Móvil N.º 571 de la Fuerza Aérea de los EE. UU., llevó a cabo su primera misión en Costa Rica.
Cap. LaDarianOutsey, Escuadrón de Asesoramiento de Apoyo Móvil N.º 571 de la Fuerza Aérea de los EE. UU. | 6 julio 2018

Relaciones Internacionales

El Sgto. de 2ª Clase Andres Tovar, de las fuerzas de seguridad del Escuadrón de Defensa de Base N.º 824, evalúa y asesora al Servicio de Vigilancia Aérea de Costa Rica en los fundamentos del entrenamiento de detección de drogas, durante una misión de tres semanas para reforzar capacidades, que tuvo lugar del 16 de mayo al 9 de junio de 2018. (Foto: Sgto. 2ª Cl. de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Joseph Elizondo)

Hace poco, el Escuadrón de Asesoramiento de Apoyo Móvil N.º 571 (MSAS en inglés) de la Fuerza Aérea de los EE. UU., llevó a cabo su primera misión en Costa Rica. El equipo, formado por nueve personas, realizó una misión de tres semanas para reforzar las capacidades del Servicio de Vigilancia Aérea (SVA) de Costa Rica, del 16 de mayo al 9 de junio de 2018.

“Fue nuestra primera misión en Costa Rica y mi equipo ejecutó y estableció el trabajo preparatorio para construir y fortalecer una base sólida para la interoperabilidad entre nuestras naciones y para crear una nueva y pujante relación”, expresó la May. Noelle DeRuyter, comandante de misión del equipo de entrenamiento móvil (MTT en inglés). “No puede haber una ruta estática para trabajar con un país, y mucho menos con una nación tan especial como esta. Mi equipo debe ser ágil y estar listo”.

El MSAS dictó cursos en áreas específicas de interdicción aérea, mantenimiento aéreo, defensa de base y adiestramiento canino. El MTT llevó a cabo más de 250 horas combinadas de instrucción con 88 miembros del SVA.

“Los equipos del MSAS son los únicos capaces de prestar instrucción en el idioma materno del país anfitrión. Podemos adaptar con dinamismo el material del curso aprobado por el Comando Móvil Aéreo, para satisfacer las necesidades de la nación anfitriona; aunque en particular nos permite cumplir con más precisión nuestro[s] objetivo[s] militares asignados”, manifestó DeRuyter.

Los instructores del MTT proporcionaron entrenamiento, evaluaciones y observaciones críticas, que resultaron en recomendaciones claves para nuestras naciones amigas. Por ejemplo, el Sgto. Mtre. Alejandro Medina, instructor de mantenimiento de aeronaves del MTT, pudo recuperar más de US$ 250 000 en reparaciones de aeronaves B200 Super King Air, a través de una relación ya establecida con el representante de Central American Beechcraft. Su intervención no solo ahorró tiempo y recursos valiosos, sino también permitió que las aeronaves volvieran a estar por completo operativas antes de tiempo.

El Sgto. 2º Benjamin Wilson, jefe instructor de las fuerzas de seguridad, con la asistencia del Sgto. 2ª Cl. Joseph Elizondo, lograron identificar diferencias críticas entre leyes estadounidenses y costarricenses, lo que les permitió adaptar sus entrenamientos para satisfacer en forma eficaz las necesidades del SVA. Según el Sgto. 2º Andrés Tovar, miembro del personal aéreo de la fuerza de seguridad asignado al  Escuadrón de Defensa de Base N.º 824 de la Base de la Fuerza Aérea Moody, en Georgia, el equipo de las fuerzas de seguridad pudo avanzar con los estándares de instrucción y objetivos del SVA para mejorar las relaciones entre canes y adiestradores.

“Los hombres y mujeres del SVA son verdaderos profesionales y todos estuvieron preparados para ejecutar las tareas. El MTT fue un éxito rotundo, en donde el aprendizaje fue bidireccional por parte de todos los involucrados”, indicó el Sgto. Mtre. Brandon Van Walraven, sargento de equipo de MTT.

El MSAS N.º 571 es un grupo con habilidades lingüísticas, conformado por hombres y mujeres que evalúan, aconsejan y asisten a países latinoamericanos y caribeños para que mejoren sus capacidades de poder aéreo. El equipo de asesores ayuda a la Fuerza Aérea de los EE. UU. en su misión para reforzar la construcción de capacidades países amigas. Cada tarea consecutiva contribuye a lograr libertad, estabilidad y prosperidad en la región, a la vez que complementa los objetivos militares intermedios del Comando Sur de los EE. UU.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 0
Cargando las Conversaciones