Acuerdos entre Brasil y Estados Unidos estrechan cooperación en área de defensa

Luego de una serie de acuerdos sobre intercambios de productos e informaciones, ambos países desean desarrollar un proyecto binacional.
Andréa Barretto/Diálogo | 10 mayo 2017

Relaciones Internacionales

El avión KC-390 es uno de los ejemplos de productos de defensa desarrollados en Brasil, con integración de tecnología de la compañía estadounidense Rockwell Collins. (Foto: Sargento Bruno Batista, FAB)

El 4 de abril, en el transcurso de la feria internacional de defensa y seguridad LAAD Defence & Security 2017, fue anunciado un convenio entre las empresas brasileñas Embraer Defesa e Segurança y la estadounidense Rockwell Collins. Las compañías, que desarrollan sus actividades en el sector aeroespacial, prevén la incorporación de productos en sus respectivas carteras.

“Habrá productos que Rockwell Collins podrá producir potencialmente y que serán integrados a nuestras soluciones, y hay productos de Bradar y Savis que podrán producirse con soluciones de Rockwell Collins”, afirmó Jackson Schneider, presidente de Embraer y director de las compañías subsidiarias Bradar y Savis.

El intercambio entre ambas empresas ya ocurre desde hace unos 50 años, “pero ahora dimos un paso más en esta alianza”, remarcó Schneider, quien citó el caso reciente del avión KC-390, una de las últimas adquisiciones de la Fuerza Aérea de Brasil. Fabricado por Embraer, el avión emplea una aviónica creada por Rockwell Collins.

La declaración fue realizada en Río de Janeiro y contó con la presencia de Colin Mahoney, vicepresidente de Rockwell Collins; Peter Michael McKinley, embajador de los Estados Unidos en Brasil; y Flávio Augusto Basílio, secretario de Productos de Defensa del ministerio de Defensa de Brasil.

“Este acuerdo es un símbolo de la importancia de la relación entre los Estados Unidos y Brasil en el marco de defensa. Los dos países son aliados desde hace ya mucho tiempo y estamos trabajando de manera activa para ampliar y fortalecer esta relación”, afirmó el embajador McKinley.

El día anterior a la firma del convenio, los representantes de los gobiernos de ambos países ya se habían sentado a hablar en el II Diálogo de las Industrias de Defensa, con el fin de dar seguimiento a una serie de conversaciones sobre la cooperación en el área de producción de material de defensa. “Brasil decidió tener a los Estados Unidos como un aliado estratégico. Hemos hablado de la posibilidad de desarrollar un proyecto binacional”, mencionó Basílio, quien también afirmó que “el acuerdo entre Bradar y Savis y Rockwell Collins es un ejemplo concreto de dicha acción”.

Para él, “lo más importante es que no representa una colaboración asimétrica. Son dos grandes empresas y, en este caso, tanto Brasil como los Estados Unidos ganan. Esto abrirá la posibilidad para el desarrollo conjunto de productos y la explotación de terceros mercados”.

Hito en la relación

Firma de la carta de intención que establece la periodicidad de los encuentros entre las industrias de defensa de ambos países, celebrada en septiembre de 2016, con la presencia deFlávio Augusto Basílio, secretario de Productos de Defensa del ministerio de la Defensa de Brasil (2.º izq.); y Ken Hyatt, subsecretario de Comercio de los EE. UU. (3.º izq.). (Foto: Tereza Sobreira, Ministerio de Defensa de Brasil)

El año 2017 ha sido un hito en la relación entre los sectores de defensa de Brasil y los Estados Unidos. Después de 10 años de intercambio de ideas, el ministerio de Defensa de Brasil y el Departamento de Defensa de los Estados Unidos firmaron el Acuerdo Maestro de Intercambio de Informaciones (MIEA, por sus siglas en inglés), el 22 de marzo.

El documento estipula la cooperación bilateral para desarrollar proyectos tecnológicos en el ámbito de la defensa. “Ahora, nuestro nivel de diálogo con los Estados Unidos pasa a otra categoría. Sin este acuerdo, no podríamos tener la colaboración en las áreas de defensa, ciencia y tecnología”, comentó Basílio.

La apertura de la importación de productos estadounidenses para proyectos estratégicos de las Fuerzas Armadas de Brasil es uno de los beneficios previstos en el acuerdo. En este contexto también está incluida la discusión sobre la certificación mutua, la cual permitirá que los laboratorios estadounidenses reconozcan los productos certificados por laboratorios brasileños y estos últimos puedan integrarse a su mercado sin efectuar dos procesos de certificación. “Este tipo de acuerdo permite una relación más fluida y genera beneficios para ambas economías”, subrayó Basílio.

Historial de diálogos

El MIEA firmado recientemente hace efectivos dos documentos negociados con anterioridad entre Brasil y los Estados Unidos: el Acuerdo de Cooperación en Materia de Defensa (DCA, por sus siglas en inglés) y el Acuerdo de Protección de Información Militar (GSOMIA, por sus siglas en inglés). Ambos fueron promulgados en el mes de junio de 2015, y luego de haber pasado cinco años en el Congreso Nacional de Brasil esperan ser analizados por diputados y senadores.

El DCA trata sobre el fortalecimiento y el acercamiento entre Brasil y los Estados Unidos en el campo de la defensa, con hincapié en los sectores de tecnología, sistemas y equipos, adquisición de material, intercambio de informaciones y experiencias, capacitación y ejercicios conjuntos. Por otro lado, el GSOMIA está a cargo de crear las bases jurídicas favorables para las iniciativas de intercambio en las áreas de ciencia y tecnología, comunicaciones y logística. Si la confidencialidad y la protección de la información militar son tomadas en cuenta, el objetivo de este acuerdo es promover contratos comerciales e industriales.

Próximos pasos

Las conversaciones entre los dos países continúan. “Tenemos otros dos acuerdos en discusión: uno relacionado con el intercambio de ingenieros, para que profesionales brasileños puedan ir a los EE.UU. y los norteamericanos venir aquí, y otro en el área de desarrollo, investigación y tecnología”, dijo Basílio. “Cuando se alcance este tercer acuerdo, podremos llegar a nuestra meta que es desarrollar un producto binacional”, afirmó.

El ministerio de Defensa de Brasil tiene una reunión programada con el Departamento de Defensa de Estados Unidos en el mes de octubre, en Washington.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 15
Cargando las Conversaciones