15 años del Plan Colombia: Exitosa iniciativa conjunta que ha mejorado la seguridad y la economía

El Plan Colombia -un multimillonario plan de desarrollo y seguridad- ha fortalecido la lucha del país andino contra el narcotráfico y el crimen organizado desde el año 2000. La iniciativa conjunta ha ayudado a Colombia a mejorar la seguridad y fomentar el desarrollo económico.
Santiago Wills Pedraza | 10 febrero 2016

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el presidente de EE.UU., Barack Obama, destacaron el impacto del Plan Colombia al conmemorar su 15° aniversario el 4 de febero. [Foto: Cesar Carrión/SIG]

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el presidente de EE.UU., Barack Obama, se reunieron en la Casa Blanca el 4 de febrero para celebrar el 15 aniversario del Plan Colombia, la multimillonaria iniciativa conjunta de seguridad y desarrollo que ha mejorado la seguridad pública en el país sudamericano. El Plan Colombia ha sido un componente clave en la lucha de Colombia contra el crimen organizado, el tráfico internacional de drogas y la violencia de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El presidente Santos alabó los logros de las Fuerzas Armadas de Colombia y la mejora en la seguridad del país, lo que a su vez fomentó el desarrollo económico. También expresó su reconocimiento por la asociación con Estados Unidos. “En nombre de millones de colombianos que están empezando a vivir sin miedo, gracias", dijo el presidente Santos durante una rueda de prensa conjunta con su par de EE.UU. “Pero, sobre todo, en nombre de las nuevas generaciones de todo el territorio colombiano, en nombre de los niños que pueden ver un futuro mejor ahora, muchas gracias.”

En su discurso, el Presidente Obama elogió a Colombia y la iniciativa conjunta. “El Plan Colombia ha sido un homenaje a la gente de Colombia y sus esfuerzos por superar tantos desafíos”, dijo. “Y después de 15 años de sacrificio y determinación, se ha alcanzado un punto de inflexión. La marea ha cambiado.” El presidente Obama también anunció un nuevo paquete de ayuda de US$ 450 millones para los planes posteriores al conflicto de Colombia.

Orígenes del Plan Colombia

El Plan Colombia comenzó como una propuesta de desarrollo creado por el expresidente de Colombia Andrés Pastrana en 1998. Las autoridades colombianas refinaron la iniciativa, en la que se hizo un llamamiento específico para una asociación con EE.UU. y la presentaron a principios de 2000 como un plan de US$ 7,5 mil millones para promover el fin del conflicto civil de Colombia, combatir al narcotráfico, modernizar la economía y fortalecer las instituciones democráticas del país. La administración de Pastrana se comprometió con US$4 mil millones y se pidió ayuda a los países asociados para los gastos restantes.

El gobierno de EE.UU., incluido el entonces presidente Bill Clinton, respondió positivamente a la propuesta de Colombia. En junio de 2000, el Congreso de Estados Unidos asignó casi US$1,6 mil millones para los siguientes dos años para expandir las operaciones antinarcóticos, mejorar la recopilación de información de inteligencia a través de nuevas tecnologías y asociaciones, potenciar la formación de la Policía Nacional de Colombia, apoyar los programas gubernamentales a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y estimular programas económicos alternativos.

A partir de 2000, el Congreso de EE. UU. aprobó que aumentaran los fondos para el Plan Colombia, con el apoyo de ambos partidos, a solicitud del presidente Clinton y sus sucesores, George W. Bush y Barack Obama. Esos recursos transformaron las Fuerzas Armadas del país y contribuyeron a un cambio importante en seguridad, que ha tenido repercusiones sociales y económicas positivas, según autoridades de Colombia y Estados Unidos.

Apoyo a las Fuerzas Armadas de Colombia

La iniciativa proporcionó recursos a las Fuerzas Armadas de Colombia que les permitió tener ventaja sobre las FARC, el ELN, organizaciones de narcotráfico y bandas criminales, que son conocidas como BACRIM. “Fue una verdadera revolución”, señaló el General retirado Freddy Padilla de León, Comandante del Ejército Nacional de Colombia entre 2006 y 2009, al diario El Tiempo . Gracias al Plan Colombia, las fuerzas empezaron “a ver y oír a los grupos ilegales para operar con acierto 24 horas, todos los días”.

Como parte del Plan Colombia, el Ejército de Colombia adquirió aproximadamente 20 helicópteros Black Hawk y 33 helicópteros UH-1N (algunos fueron donados, pero Colombia compró la mayoría), siete aviones de vigilancia, cuatro aviones C-27 y dos aviones de transporte Grand Caravan, además de ocho lanchas de patrulla “Midnight Express” que ofrecían nuevas capacidades de movimiento en la lucha contra los grupos guerrilleros, los narcotraficantes y las BACRIM. Los helicópteros, junto con la asistencia de inteligencia y de nuevos equipos tecnológicos, como los dispositivos de visión nocturna, prepararon el terreno para operaciones agresivas contra las organizaciones delictivas, incluidas las misiones que permitieron ultimar a los principales líderes de las FARC, como Alfonso Cano, Jorge Briceño, alias “Mono Jojoy”, y Raúl Reyes.

En el marco del Plan Colombia, las Fuerzas Armadas también recibieron un extenso entrenamiento. De 2000 a 2014, las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos entrenaron a más de 93.000 soldados y efectivos de la Policía Nacional de Colombia. Esta capacitación ayudó a profesionalizar el Ejército, según declaró el exjefe del Ejército, General retirado Harold Bedoya Pizarro.

Lucha contra el narcotráfico

El Plan Colombia ha ayudado a las Fuerzas Armadas y a la policía en la lucha contra los narcotraficantes internacionales La nueva tecnología de radares ayudó a las fuerzas de seguridad de Colombia a incrementar sustancialmente la interdicción de drogas que se intentaban sacar del país por aire o mar. En 15 años, las fuerzas de seguridad colombianas han decomisado 2.381 toneladas de cocaína -el equivalente al valor de cinco años de la capacidad de producción actual del país- de acuerdo con el gobierno de Colombia. En ese mismo tiempo, el número de hectáreas sembradas de coca se redujo de un máximo de 170.000 hectáreas en 2001 a aproximadamente 112.000 en 2014.

Para ayudar a la transición de los pequeños agricultores del cultivo ilegal de coca a los cultivos productivos como el café, el arroz y los granos de cacao, el Plan Colombia incluyó la financiación de planes de sustitución de cultivos en áreas críticas. La economía relacionada con las drogas en el país se redujo de US$7,5 mil millones en 2008 a US$4,5 mil millones en 2013, según un estudio realizado por Daniel Mejía, economista colombiano que dirige el Centro de Estudios sobre Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes.

Los recursos del Plan Colombia fueron especialmente significativos en lugares lejanos de Colombia, según Paul Angelo, miembro de Asuntos Internacionales en el Consejo de Relaciones Exteriores y exbecario de Rhodes que vivió en el país durante varios años. Mientras estuvo en Colombia, Angelo, que viajó extensamente como enlace militar entre la Embajada de EE. UU. y las Fuerzas Armadas de Colombia, pudo apreciar de primera mano los efectos del Plan Colombia.

“Uno de los beneficios que vi con bastante frecuencia fue una base maravillosamente equipada en la parte del país donde no había nada más, donde los colombianos nunca habían tenido una presencia permanente”, dijo Angelo. “Esto inspiró confianza en la población local. Ahora podían confiar en que gobierno los protegería. Se envíó una señal a la gente en estas áreas de que el gobierno estaba allí para quedarse.”

Una asociación importante

La iniciativa ha fortalecido los lazos de cooperación entre las Fuerzas Armadas de Colombia y el Comando Sur de EE. UU. (SOUTHCOM). El 14 de enero, el Secretario de Defensa EE.UU., Ashton B. Carter, habló de la asociación durante la ceremonia en la que el Almirante de EE.UU. Kurt W. Tidd asumió el mando del Comando Sur de EE. UU., en reemplazo del General del Cuerpo de Marines de EE. UU., John F. Kelly.

“Colombia, en particular, es especialmente prometedor gracias a los sacrificios de los colombianos”, destacó el Secretario de Defensa Carter. “[El país] ahora se encuentra al borde de una paz histórica. Y así como lo hicieron durante sus momentos más difíciles, la gente del Comando Sur continuará apoyando a nuestros amigos colombianos a medida que alcanzan días de aún mayor prosperidad.”

El General del Cuerpo de Marines de EE.UU., Joseph F. Dunford, Jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, también se refirió a la importante asociación durante la ceremonia. “El tema constante en todo lo que hace el Comando Sur es la asociación, es el compromiso del Comando Sur a través de programas humanitarios y de asistencia civil, la creación de instituciones de defensa y las iniciativas de derechos humanos que ayudan ayudar a los países amigos a reforzar la gobernabilidad y el desarrollo, profesionalizar sus fuerzas militares y de seguridad y aumentar su capacidad actual para responder a las crisis”, declaró el Gral. Dunford.

Durante su reunión de enero con el presidente Santos en Colombia, el Almirante Tidd dijo: “Estoy comprometido a construir sobre los fuertes y vibrantes lazos de amistad que tenemos en esta importante región, y a trabajar muy de cerca con los países amigos, que, como Colombia, gozan de nuestro más alto respeto y confianza, para apoyar la seguridad y la estabilidad en el continente americano.”

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones