Autoridades de Costa Rica incautan armas de fuego posiblemente usadas en asesinatos de narcotráfico

​Costa Rican Authorities Seize Guns Possibly Linked to Drug Gang Killings

Por Dialogo
mayo 27, 2015




La Oficina de Investigación Judicial (OIJ) ha incautado seis kilos de cocaína y varias armas de fuego que según los investigadores de la policía, podrían estar conectadas con varios asesinatos recientes. Los agentes de la OIJ también confiscaron silenciadores y municiones durante operativos en una casa y un apartamento en la capital, San José, en los cuales los agentes arrestaron a un sospechoso.

Agentes de la Sección de Homicidios e Investigaciones Criminales de la OIJ realizaron ambas operaciones el 9 de abril en Cañada Sur, San Sebastián, como parte de una investigación de varios asesinatos recientes en la parte sur de la capital.

“Estos grupos delictivos tienen lugares para almacenar sus armas. Ésta es otra de las casas que desempeña esa función”, dijo Geovanny Rodríguez, Jefe de Homicidios, a la prensa. Esa casa, en la que los agentes de la OIJ realizaron una redada, pertenecía a una mujer de 43 años que fue arrestada por la policía; los investigadores sospechan que estaba a cargo de guardar las armas y las municiones.

Mientras tanto, en el apartamento cercano, agentes de la OIJ descubrieron cuatro kilos de cocaína, dos rifles de asalto AK-47, dos pistolas y dos subametralladoras – una Uzi y una Scorpion – así como silenciadores y municiones.

El operativo estaba relacionado con asesinatos recientes en las regiones sur y occidental de la capital, “donde grupos delictivos han estado luchando por territorio para asegurar lugares de venta de drogas”, comentó Rodríguez. Investigadores forenses están analizando las armas de fuego para determinar si están conectadas con los asesinatos, así como una serie de intentos de homicidios en la capital.

Las autoridades policiales cooperan


La policía ha realizado un progreso considerable en la investigación de esos crímenes.

La OIJ está trabajando con el Ministerio Público y la Fuerza Públilca para solucionar todos los casos, explicó el Fiscal General Jorge Chavarría. En los últimos meses, las autoridades policiales han hecho redadas en 23 viviendas y realizado 70 operaciones de inteligencia.

“La coordinación interagencias funciona muy bien, porque los que están a cargo de las diversas agencias han trabajado juntos y se conocen unos a otros”, precisó Carlos G. Murillo Zamora, profesor de la Universidad de Costa Rica.

La lucha entre las pandillas delictivas es responsable de gran parte de la violencia. En el año 2000, aproximadamente el 20% de los crímenes violentos en Costa Rica estaban relacionados con el crimen organizado. Actualmente, aproximadamente el 40% de la violencia está impulsada por pandillas y grupos del crimen organizado que venden drogas, roban autos y participan en la trata de seres humanos.

Estos conflictos han llevado a un aumento de los asesinatos. En Costa Rica se produjeron 411 asesinatos en 2013 y 471 homicidios en 2014. En enero y febrero, las autoridades registraron 86 asesinatos, en comparación con 70 durante los dos primeros meses de 2014.





La Oficina de Investigación Judicial (OIJ) ha incautado seis kilos de cocaína y varias armas de fuego que según los investigadores de la policía, podrían estar conectadas con varios asesinatos recientes. Los agentes de la OIJ también confiscaron silenciadores y municiones durante operativos en una casa y un apartamento en la capital, San José, en los cuales los agentes arrestaron a un sospechoso.

Agentes de la Sección de Homicidios e Investigaciones Criminales de la OIJ realizaron ambas operaciones el 9 de abril en Cañada Sur, San Sebastián, como parte de una investigación de varios asesinatos recientes en la parte sur de la capital.

“Estos grupos delictivos tienen lugares para almacenar sus armas. Ésta es otra de las casas que desempeña esa función”, dijo Geovanny Rodríguez, Jefe de Homicidios, a la prensa. Esa casa, en la que los agentes de la OIJ realizaron una redada, pertenecía a una mujer de 43 años que fue arrestada por la policía; los investigadores sospechan que estaba a cargo de guardar las armas y las municiones.

Mientras tanto, en el apartamento cercano, agentes de la OIJ descubrieron cuatro kilos de cocaína, dos rifles de asalto AK-47, dos pistolas y dos subametralladoras – una Uzi y una Scorpion – así como silenciadores y municiones.

El operativo estaba relacionado con asesinatos recientes en las regiones sur y occidental de la capital, “donde grupos delictivos han estado luchando por territorio para asegurar lugares de venta de drogas”, comentó Rodríguez. Investigadores forenses están analizando las armas de fuego para determinar si están conectadas con los asesinatos, así como una serie de intentos de homicidios en la capital.

Las autoridades policiales cooperan


La policía ha realizado un progreso considerable en la investigación de esos crímenes.

La OIJ está trabajando con el Ministerio Público y la Fuerza Públilca para solucionar todos los casos, explicó el Fiscal General Jorge Chavarría. En los últimos meses, las autoridades policiales han hecho redadas en 23 viviendas y realizado 70 operaciones de inteligencia.

“La coordinación interagencias funciona muy bien, porque los que están a cargo de las diversas agencias han trabajado juntos y se conocen unos a otros”, precisó Carlos G. Murillo Zamora, profesor de la Universidad de Costa Rica.

La lucha entre las pandillas delictivas es responsable de gran parte de la violencia. En el año 2000, aproximadamente el 20% de los crímenes violentos en Costa Rica estaban relacionados con el crimen organizado. Actualmente, aproximadamente el 40% de la violencia está impulsada por pandillas y grupos del crimen organizado que venden drogas, roban autos y participan en la trata de seres humanos.

Estos conflictos han llevado a un aumento de los asesinatos. En Costa Rica se produjeron 411 asesinatos en 2013 y 471 homicidios en 2014. En enero y febrero, las autoridades registraron 86 asesinatos, en comparación con 70 durante los dos primeros meses de 2014.


Share