Arrow left
Arrow right

2011-10-18

Precipitaciones dejan más de 80 muertos en América Central

SAN SALVADOR, El Salvador – Las fuertes lluvias continuaban afectando gravemente a América Central el 18 de octubre, donde más de 80 personas han muerto a causa de los deslaves e inundaciones ocurridos la semana pasada, cuando ríos desbordados destruyeron puentes y carreteras.

Las autoridades han declarado estado de alerta máxima para toda la región montañosa, donde viven más de 42 millones de personas, a la vez que las lluvias no muestran señales de amainar.

A últimas horas del 17 de octubre, el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, advirtió que su país se enfrentaba a una "grave emergencia", con 32 muertos, 13 desaparecidos y más de 32 mil evacuados, añadiendo que las precipitaciones habían superado las ocurridas en anteriores huracanes.

“La intensidad de las lluvias, la duración del fenómeno y la extensión del territorio alcanzada nos colocan ante una de las mayores emergencias que hayamos debido enfrentar”, dijo el mandatario.

Otras 29 personas han muerto en Guatemala, 13 en Honduras y 8 en Nicaragua, según cifras oficiales, y se anticipa que la cifra total de muertos aumente a medida que comiencen a llegar los informes de localidades aisladas.

Las autoridades también temen que se produzcan más muertes por los recientes deslaves, la escasez de artículos de primera necesidad en localidades aisladas y las enfermedades provocadas por el agua estancada.

El Salvador, país más afectado por la situación, solicitó la ayuda de la comunidad internacional el 17 de octubre. Según informó en conferencia de prensa el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, ya ha comenzado a llegar ayuda desde países como Taiwán, España, Estados Unidos, Venezuela entre otros.

Otra situación preocupante es una posible crisis de desnutrición en la zona, con altos niveles de pobreza, ya que las fuertes lluvias destruyeron extensas zonas de cultivo de las que miles de familias dependen para subsistir.

En 2010, las inundaciones y deslaves causaron más de 300 víctimas mortales en América Central, dejando a decenas de miles sin hogar y ocasionando miles de millones de dólares en pérdidas.

Las autoridades han atribuido la sucesión de graves lluvias e inundaciones a los efectos del calentamiento global.

"El cambio climático no es algo que vaya a venir en el futuro, ya estamos experimentando sus efectos", dijo Raúl Artiga, de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD).

En El Salvador, por lo menos 10 puentes han colapsado y otros 10 han experimentado severos daños, a la vez que 14 carreteras han sido gravemente afectadas, según un informe preliminar.

El ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, ha estimado los daños en "varios millones de dólares".

En tan sólo una semana, El Salvador ha recibido un récord de precipitaciones de 1.200 milímetros, muy por encima de la cantidad de precipitaciones ocasionada por el huracán Mitch en 1998.

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, ha declarado estado de emergencia en la zona sur del país, y en Guatemala, el vicepresidente Rafael Espada dijo que los ríos estaban peligrosamente fuera de su cauce.

El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, también declaró estado de emergencia en su país, donde aproximadamente 134 mil personas fueron afectadas. Las autoridades también temen que el lago Xolotlán pueda desbordarse e inundar la capital, Managua.

Según las Naciones Unidas, América Central es una de las regiones más afectadas por el cambio climático. Durante los pasados 40 años, aproximadamente 50 mil personas han muerto a causa de desastres naturales, y se han producido cientos de millones de dólares en daños, según estudios realizados por universidades europeas y latinoamericanas.

Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dependiente de la ONU, pronosticó graves pérdidas económicas en América Central debido al cambio climático.

En El Salvador, las áreas afectadas incluyen Joya de Cerén, ruinas de una ciudad maya del siglo VI que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad.

Según los meteorólogos, las lluvias provienen de dos sistemas de baja presión, el primero proveniente del Pacífico y el segundo del Caribe, y continuarán hasta por lo menos el 19 de octubre.

[AFP, 18/10/2011; Elsalvador.com, 18/10/2011; Univision.com (Guatemala), 18/10/2011]

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.