Arrow left
Arrow right

2012-12-21

Nicaragua: Modelo policial garantiza seguridad ciudadana

En la imagen, el comisionado mayor Javier Dávila (centro), director de la Academia de Policía Walter Mendoza, junto a policías recién graduados. Todos los años, 1.500 efectivos se suman a la Policía Nacional de Nicaragua. (Abigail Hernández López para Infosurhoy.com)

En la imagen, el comisionado mayor Javier Dávila (centro), director de la Academia de Policía Walter Mendoza, junto a policías recién graduados. Todos los años, 1.500 efectivos se suman a la Policía Nacional de Nicaragua. (Abigail Hernández López para Infosurhoy.com)

Por Abigail Hernández López para Infosurhoy.com – 21/12/2012

MANAGUA, Nicaragua – La policía tiene un fuerte aliado en Nicaragua: la comunidad.

La eficiencia de Nicaragua en la lucha contra la delincuencia es conocida en la región. El país ha logrado bajar el índice delictivo demográfico, con cifras de 12,5 homicidios por cada 100 mil habitantes, la segunda tasa más baja de Centroamérica después de Costa Rica (10,9), según el informe “Delincuencia Organizada Trasnacional en Centroamérica y el Caribe: Una Evaluación de las Amenazas” de las Naciones Unidas.

Un resultado importante si lo comparamos con las cifras de Honduras (92), El Salvador (69), Guatemala (39) y Panamá (14,9).

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en términos globales Nicaragua representa el 3,7% de los homicidios de la región, muy por debajo de Honduras (29%), Guatemala (27,7%) y El Salvador (18,6%).

En 2009, el país ostentaba una tasa de 14 homicidios por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con PNUD.

Sin embargo, los resultados nada tienen que ver con la cantidad de agentes policiales en las calles. Nicaragua cuenta con 13 mil policías para una población aproximada de 5,8 millones de habitantes distribuida en un territorio de 130.370 km2, es decir, 224 oficiales por cada 100 mil habitantes. Según la Organización de Naciones Unidas, lo ideal es tener 350 agentes policiales por cada 100 mil habitantes.

“Esa es una realidad que viene cambiando poco a poco, pues cada año se gradúan 1.500 nuevos policías cuya labor se enfoca en la implementación y reproducción del Modelo Policial ‘preventivo, proactivo y comunitario’, la principal fortaleza de la institución”, explicó el comisionado mayor Javier Dávila, director de la Academia de Policía Walter Mendoza.

Además de los 1.500 efectivos que se unirán a la policía de Nicaragua en el cierre de 2012, el país contará con 200 jóvenes, entre 16 a 21 años, en riesgo social reinsertados a la sociedad. Son jóvenes que pasaban gran parte de sus días en la calle, la mayoría como parte de pandillas y grupos de delincuencia del país.

Los jóvenes participan del centro Juventud, institución de estudios y capacitación para jóvenes vulnerables administrado por la policía del país, donde aprenden carreras técnicas como pastelería, sastrería, mecánica, belleza, artes manuales, electricidad y nivelación académica para bachillerato.

Al egresar del centro Juventud, ellos trabajarán como monitores de otros jóvenes en riesgo junto a otros 10 mil jóvenes voluntarios.

El modelo policial, adoptado por el país desde 1979, nació con el fin de la dictadura de Anastasio Somoza (1967-1979) y la desaparición de la Guardia Nacional, que tenía las atribuciones de policía y ejército.

Desde entonces la policía articula una estrategia basada en la prevención social del delito con enfoque comunitario dividido en tres subsistemas: policial, social y estatal.

Francisco Díaz, sub director de la Policía Nacional, explica que el fenómeno de la delincuencia no es policial, sino social y multicausal. Para él, acciones policiales individuales no pueden mejorar la seguridad ciudadana.

“A estos hay que agregarle los otros dos grandes componentes: prevención social y estatal”, dijo. “La respuesta no es mano dura contra la ciudadanía. La llave es la ciudadanía desde su comunidad hacía la misma comunidad y allí es donde trabajamos”.

Para Díaz, la proximidad de la Policía Nacional de Nicaragua con la comunidad y con los otros sectores públicos y privados explica los éxitos en la reducción de la criminalidad en el país.

Actualmente, alrededor de 111 mil voluntarios trabajan en todo el país con la Policía Nacional en Promotoría Solidaria, entre ellos, 25 mil miembros de los Comité de Prevención Social del Delito, quienes informan a la policía sobre actividades sospechosas en sus comunidades y también actúan como educadores sociales.

Además, 76 mil personas participan de los Gabinetes del Poder Ciudadano, organizaciones ciudadanas que promueven la participación de la sociedad en temas de desarrollo comunitario como, por ejemplo, actividades deportivas y de entretenimiento para los jóvenes, jornadas de limpieza y salud en sus comunidades.

En la zona rural, la institución policial cuenta con el apoyo de 1.300 integrantes de los Comités Comarcales, con más de 14 mil policías voluntarios y cuatro mil promotoras contra la violencia intrafamiliar.

“Este plan de intervención aplicado a la comunidad ha venido a dar fortaleza y seguridad para los jóvenes. Al estar seguros tienen más oportunidades de cumplir sus metas, como el estudiar”, dije Inés Espinoza, líder comunitaria de 50 años y con 12 años de experiencia en el trabajo en la comunidad.

Según la última encuesta de la firma M&R Consultores, la población nicaragüense ubica a la Policía Nacional como la tercera institución más confiable del país, con una aprobación del 73,2% de los encuestados, detrás del Ejército de Nicaragua con el 86,1% y los medios de comunicación que cuentan con el 75,4% de confianza ciudadana.

“El éxito de este modelo es una responsabilidad compartida con todas las familias nicaragüenses, de todo el pueblo y sus instituciones, porque estos méritos no solamente son de la Policía Nacional, sino que es de todo el sistema”, afirmó Díaz. “Por eso es que tenemos estos resultados y debemos de seguir fortaleciendo este modelo de Persona, Familia y Comunidad”.

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.

1 Comentario

  • abrahan osvaldo castro | 2013-01-29

    hola desde honduras estoy orguyoso de utedes hermanos nicas por tener una policia muy educada y profecional muy buenos sus comentarios mientras nosotros en este pais con gran problema de inseguridad qe dios les bendiga hermanos nicaraguenses sigan adelante 35951