Arrow left
Arrow right

2010-03-26

España considera que Venezuela puede esforzarse más en la lucha contra ETA

Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior de España, dijo que Venezuela "puede hacer más" en la lucha contra ETA (Georges Gobet/AFP/Getty Images)

Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior de España, dijo que Venezuela "puede hacer más" en la lucha contra ETA (Georges Gobet/AFP/Getty Images)

Por Emilio López Romero para Infosurhoy.com – 26/03/2010

MADRID, España – Hace más de dos décadas que el gobierno español deportó a terroristas de Euskadi Ta Askatasuna (ETA) a Venezuela tras el fracaso de las negociaciones por la paz en 1989. Está claro que los dirigentes españoles no los quieren ver de vuelta.

El 29 de mayo del mismo año, 11 terroristas de ETA fueron deportados a Caracas en un avión militar español, tras un acuerdo entre Felipe González y su amigo, el entonces presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez.

José Arturo Cubillas, culpable de un mínimo de tres delitos de violencia, pasó a formar uno de los 50 terroristas que se cree recibieron "asilo territorial" en Venezuela, quien se encontraba entre los 11 miembros de ETA que fueron deportados.

A cambio del asilo, los terroristas se comprometían a cumplir escrupulosamente las leyes venezolanas, a no inmiscuirse en los asuntos internos del país, y a abstenerse de realizar actividades políticas.

Pero en 2007, saltó de las tinieblas el nombre de “Cubillas”, al descubrirse que trabajaba en el gobierno venezolano, casado con una venezolana, Goizeder Odriozola, directora de comunicación en el Palacio presidencial de Miraflores, desde septiembre del 2006.

Cubillas, hoy en la nómina del Instituto de Tierras, es el principal imputado por el juez Eloy Velasco, en la causa por los presuntos vínculos entre ETA y las FARC, y que el gobierno venezolano tenía conocimiento de atentados terroristas planificados contra funcionarios del gobierno colombiano, incluyendo contra el presidente Álvaro Uribe, en tierra española.

Desde hace años que Cubillas tiene pasaporte venezolano, por lo que es difícil que sea extraditado.

“Tenemos la sensación de que [Venezuela] puede hacer más y vamos a pedirles más esfuerzos", indicó ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba a CNN+ en cuanto a lo que él cree es el papel de Venezuela en la lucha contra la banda ETA.

Madrid exigirá de Caracas “mayor colaboración” para que los miembros de ETA, quienes en su momento fueron trasladados a ese país "estén más controlados".

A Rubalcaba le parece esencial que se impida que los miembros de la ETA salgan de Venezuela, para que no puedan viajar a España a cometer atentados terroristas.

El objetivo principal del gobierno del primer ministro español, José Luis Rodriguez Zapatero, es asegurar que "la gente relacionada con ETA que vive en Venezuela sepa que están controlados".

El tema de la conexión de Venezuela con terroristas de ETA es siempre movito de discordia entre el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero y su oposición -- el Partido Popular.

Durante una sesión del Congreso el 24 de marzo, el congresista Gustavo de Arístegui del Partido Popular condenó la “escalada verbal” del mandatario venezolano Hugo Chávez y exigió al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que pidiera “explicaciones” a Venezuela, ante las pruebas cada vez más evidentes de que Chávez coopera "muy probablemente" con ETA.

La respuesta de Moratinos no se hizo esperar.

“Lo que queremos es derrotar a ETA,” replicó. “El enemigo no es Venezuela, el enemigo es ETA”.

El gobierno español está dispuesto a trabajar con terceros países, incluido Venezuela, para acabar con el grupo terrorista, agregó Moratinos.

“Lo lograremos con la colaboración, el esfuerzo diplomático, el esfuerzo policial y el esfuerzo de toda la sociedad española”, afirmá Moratinos.

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.