2010-03-10

Surgen esperanzas de entre los escombros por Piñera

Sebastián Piñera asumirá como presidente de Chile el 11 de marzo. (Claudio Santana/AFP/Getty Images)

Sebastián Piñera asumirá como presidente de Chile el 11 de marzo. (Claudio Santana/AFP/Getty Images)

Por Julio Urdaneta para Infosurhoy.com—10/03/2010

WASHINGTON, D.C., EE.UU. – El empresario y magnate millonario chileno Sebastián Piñera tiene un desafío mucho mayor que el de reconstruir una nación devastada que aún sigue siendo sacudida por las réplicas del terremoto de magnitud 8.8 del mes pasado, cuando asuma como presidente el próximo 11 de marzo.

Su antecesora, Michelle Bachelet, es ciertamente un modelo difícil de seguir.

Bachelet dejará la Presidencia, no solamente habiendo sido la primera mujer en gobernar Chile, sino además con el mayor índice de aceptación en la historia del país, un altísimo índice de 84%, según la empresa de sondeos Adimark GfK.

Pero Piñera, como acérrimo conservador que es, parece tranquilo.

Su experiencia como empresario muy exitoso inspira confianza en una nación que ha sufrido uno de los más grandes terremotos que se haya registrado nunca.

Las últimas encuestas de Adimark GfK indican que el 59% de los chilenos piensa que Piñera "hará bien" durante su presidencia.

Sin embargo, Piñera asumirá su cargo sin mucha fanfarria, ya que muchas actividades para celebrar el traspaso de la presidencia como así también del bicentenario de la independencia chilena fueron canceladas en lo que los chilenos se recuperan del terremoto y los tsunamis que cambiaron por siempre su nación.

Piñera asumirá como presidente en una ceremonia austera en Valparaíso, sede del congreso de Chile. Luego de la transmisión de mando, el nuevo presidente ofrecerá un almuerzo a los jefes de estado y dignatarios de visita, entre los que estarán el Príncipe Felipe de España, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente de Bolivia, Evo Morales.

Luego, viajará a Concepción, una de las ciudades más afectadas por el terremoto, para verificar el proceso de reconstrucción necesario por toda la región.

Durante su campaña electoral, Piñera se centró en gran medida en atraer a los campesinos, a los trabajadores agrícolas y a las personas que residen en las provincias fuera de Santiago – y que no han recibido de las riquezas de los 20 años de gobierno de centro-izquierda.

“Queremos un cambio, un cambio para un futuro mejor”, dijo Piñera durante su campaña en una reunión al sur de Chile. “[Un cambio] especialmente para aquellos que residen en el campo, en las chacras, y que han sido dejados de lado por la Concertación[coalición de centro-izquierda]”.

Se anticipa que Piñera finalice su primer día como mandatario con un discurso desde el palacio presidencial en Santiago.

Pero no todo es pompa y solemnidad.

El presidente de Bolivia Evo Morales liderará un equipo de fútbol de funcionarios bolivianos que disputarán un partido ante Piñera y legisladores y ministros chilenos, según publicó el diario boliviano La Prensa. El partido, programado para el 10 de marzo a las 6 de la tarde en un estadio aún no develado, será la primera reunión entre los presidentes.

Bolivia ha estado negociando con Chile el acceso al Océano Pacífico desde el 2006.

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.