Arrow left
Arrow right

2012-07-10

Empresas trabajan para salvar la selva tropical del Amazonas

La compañía minera brasileña Vale administra un fondo para financiar la plantación de semillas en un área en la Selva Tropical del Amazonas donde la deforestación amenaza la biodiversidad. (Cortesía Vale)

La compañía minera brasileña Vale administra un fondo para financiar la plantación de semillas en un área en la Selva Tropical del Amazonas donde la deforestación amenaza la biodiversidad. (Cortesía Vale)

Danielle Melo y Ligia Hougland para Infosurhoy.com – 10/07/2012

RIO DE JANEIRO, Brasil y WASHINGTON, D.C., EE.UU.– Las iniciativas de conservación de la mayor selva tropical del planeta obtienen cada vez más apoyo de grandes empresas de todo el mundo.

De hecho, el movimiento ecológico para salvar el Amazonas hasta se ha puesto de moda.

Macy’s, la cadena de grandes almacenes de EE.UU., lanzó una campaña de primavera/verano titulada “Brasil: Un viaje mágico”.

El objetivo es atraer la atención del consumidor hacia el Amazonas y recaudar US$1 millón para los programas de conservación de la selva tropical de la ONG The Nature Conservancy’s (TNC) .

“El sector privado desempeña un importante papel en el progreso de las iniciativas de conservación y por esta razón estamos trabajando para refinar las prácticas, desarrollar nueva ciencia, fomentar la concientización sobre la conservación y avanzar políticas de apoyo a la protección de lugares tales como el Amazonas”, declaró Glenn Prickett, jefe de asuntos exteriores de TNC.

Durante la primera fase de la campaña, del 13 de abril al 31 de mayo, TNC recibió el 100% del total de las ventas de Macy's obtenidas a partir de un cupón de ahorro de US$3. Con dicho cupón, los compradores recibían de un 15% a un 20% de descuento en las compras durante el evento “Da, Recibe y Salva la Selva Tropical”.

En la segunda fase, del 22 de abril al 15 de julio, la ONG recibió el 10% de cada producto brasileño vendido en la sección “O Mercado, the Market at Macy’s” en más de sus 300 tiendas.

Los consumidores pueden comprar artículos de decoración, bazar, perfumes, joyas y ropa de diseñadores brasileños, además del tradicional chocolate Garoto, como si estuvieran en un mercado típico brasileño.

Soja Responsable

Ésta es la primera asociación de TNC con Macy's, aunque la ONG ha trabajado anteriormente con el sector privado en proyectos ambientales.

Desde 2004, TNC y Cargill se han asociado en el proyecto Soja Responsável (Soja responsable) para ayudar a los agricultores del Amazonas brasileño a producir soja con mayor sostenibilidad, evitar la deforestación y monitorear el uso de pesticidas y la calidad del agua.

Con 139 mil empleados en 65 países, Cargill es un gigante global en productos alimenticios, agrícolas, financieros e industriales, además del sector servicios.

La iniciativa de Cargill con TNC comenzó con 25 granjas en el área de Santarém, en el estado brasileño de Pará, donde Cargill cuenta con un centro de soja a gran escala. Hoy, 383 granjas participan en el proyecto y el nivel de deforestación es casi nulo en la mayoría de ellas.

Cargill ha renovado recientemente su compromiso con TNC por tres años más, con una inversión de US$3 millones. Este subsidio permitirá a TNC ayudar a restaurar las tierras deforestadas en las comunidades de Tucumã y São Félix do Xingu, también en Pará, fomentando la producción de cacao como alternativa para los agricultores pequeños.

“La asociación de Cargill y TNC demuestra que las áreas críticas de biodiversidad pueden protegerse a la vez que continúa el desarrollo de producción agrícola responsable”, afirmó Mark Murphy, vicepresidente asistente de responsabilidad empresarial de Cargill.

Vale recupera 80 mil hectáreas

Las empresas brasileñas también utilizan los programas de conservación del Amazonas para cultivar una imagen medioambiental, con el fin de mostrar que son responsables social y ambientalmente.

En 2006, la compañía minera brasileña Vale creó un fondo para financiar la siembra de semillas en el “arco de deforestación”, un área en el Amazonas brasileño donde la deforestación amenaza la biodiversidad.

Desde la creación del fondo Vale Florestar (Vale Forestal), se han plantado 38 mil hectáreas forestales de uso comercial y se han restaurado o protegido casi 80 mil hectáreas.

El fondo se centra en la selección por parte de Vale, de propietarios de tierras interesados en arrendar sus propiedades para plantar eucalipto, el cual se vende principalmente a las industrias de celulosa.

El plantador se hace responsable de arrendar la propiedad por 15 años y asignar parte del terreno a la conservación forestal. El terreno también debe estar en un área degradada, puesto que el objetivo de Vale es restaurar áreas deforestadas.

Existen más de 100 granjas arrendadas, las cuales a su vez han creado 1.500 puestos de trabajo.

Para 2015, Vale espera que el fondo cuente con un depósito de R$600 millones (US$300 millones), y estima que para 2022 se hayan podido recuperar o asignar a plantaciones forestales comerciales 450 mil hectáreas.

El éxito del programa se atribuye a la sustitución de prácticas destructivas con otras sostenibles a la vez que se continúa ganando lo mismo, según indicó Alexandre Vianna, director de Vale Florestar.

“El costo del arrendamiento en 15 años es igual a lo que habrían gastado criando ganado”, afirma.

El proyecto se centra en los municipios de Dom Eliseu, Ulianópolis, Paragominas y Abel Figueiredo en el estado de Pará, donde se encuentra Carajás Mine, la principal mina de hierro de Vale.

Natura: Materia prima del Amazonas brasileño

La empresa brasileña de cosméticos Natura buscó las materias primas para sus productos en el Amazonas y también encontró tierra fértil para sus iniciativas de conservación.

Desde 2000, la compañía ha trabajado con proveedores del Amazonas que plantan productos tropicales tales como cupuaçu, açaí, andiroba y otras frutas y plantas que son parte de los ingredientes de los champús y cremas de Natura.

En 2011, 1.495 familias en 16 comunidades del Amazonas brasileño eran proveedores de Natura.

Los agricultores y extractivistas (recolectores de recursos naturales en el Amazonas), debían tener una producción familiar y formar parte de una asociación o cooperativa para ser elegibles para el programa. Los ingresos varían, dependiendo de la cantidad de materia prima suministrada.

Para fortalecer relaciones con proveedores y aumentar el ámbito de producción de su línea de cosméticos, Natura lanzó el programa Amazônia, el cual prevee inversiones de R$1.000 millones (US$500 millones) para 2020, afirmó Renata Puchala, administradora del programa.

Los recursos se asignarán principalmente a la construcción de un centro de investigación en Manaus, capital del estado de Amazonas, donde investigadores y científicos trabajarán para lograr una mejor comprensión de la región y conservación de la biodiversidad local.

El centro de investigación abrirá sus puertas en la segunda mitad de este año, según señaló Puchala.

El programa también tiene planes de expandir la planta de Benevides en Pará, que fabrica aceites vegetales y jabón.

“Con estas iniciativas, Natura intenta aumentar la compra de materias primas del Amazonas, del 10% al 30% y duplicar el número de familias en su cadena de suministros amazónica”, agregó Puchala.

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.

2 Comentarios

  • LINA MUNCA | 2012-10-30

    ESTA BUENO ESTE ARTICULO

  • Midge Hougland | 2012-07-10

    Excelente artículo. Es bueno aprender sobre el desarrollo de métodos agrícolas ambientalmente responsables en el Brasil. No sabía que los EE.UU. estaba involucrado...¡Qué bien para Macy's!