2012-06-14

Rio+20 debatirá el pago por servicios ambientales

La municipalidad de Extrema, en el estado brasileño de Minas Gerais, es un exitoso ejemplo del Pago por Servicios Ambientales (PSA). Desde 2007, la ciudad remunera a los propietarios de tierras que cuidan el suelo, la vegetación y los ríos dentro de su propiedad. (Cortesía Municipalidad de Extrema)

La municipalidad de Extrema, en el estado brasileño de Minas Gerais, es un exitoso ejemplo del Pago por Servicios Ambientales (PSA). Desde 2007, la ciudad remunera a los propietarios de tierras que cuidan el suelo, la vegetación y los ríos dentro de su propiedad. (Cortesía Municipalidad de Extrema)

Por Karla Spotorno para Infosurhoy.com - 14/06/2012

SÃO PAULO, Brasil - La naturaleza es una silenciosa proveedora de servicios.

Sin alardes, organiza patrones de precipitaciones, provee de agua, forma suelos y nutrientes y regula el clima.

Aún así, son pocas las comunidades, estados o países que han ofrecido algún tipo de remuneración por los recursos naturales como agua potable, aire puro y biodiversidad.

No obstante, esto puede cambiar luego de Rio+20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable, que se realiza en Rio de Janeiro del 13 al 22 de junio.

En el Documento sobre la Contribución de Brasil a la Conferencia Rio+20, elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, uno de los puntos principales es el concepto de Pago por Servicios Ambientales (PSA).

“Es necesario que el Estado atribuya un valor a los recursos y servicios ambientales", afirma el documento. "Al medir la importancia económica de proteger las cuencas hídricas que abastecen a las ciudades o proteger las selvas que regulan las lluvias y el consecuente impacto sobre la productividad agrícola, la protección y conservación ambiental pasa a tener un fundamento económico".

Si bien son excepcionales, existen algunos ejemplos de programas PSA implementados con éxito en el mundo, como el caso de la ciudad de Nueva York.

Hace casi veinte años que el agua de la ciudad no requiere ningún tratamiento químico. En cambio, solo necesita un proceso de filtrado común. Buena parte de esa agua llega desde las montañas de Catskill, al norte del estado de Nueva York, directamente a los grifos de las viviendas, los hoteles y las empresas.

Los propietarios de tierras de Catskills son remunerados por el gobierno para que preserven las nacientes de los ríos y la vegetación ribereña, que crece a la vera de los ríos y protege el suelo de la erosión.

Extrema: Un ejemplo brasileño

Existe un caso exitoso en Brasil, en la municipalidad de Extrema, en el estado sureño de Minas Gerais. Muy similar al sistema de Nueva York, el gobierno local recompensa a los dueños de las tierras para que preserven el suelo, la vegetación y los ríos existentes en sus propiedades.

Desde que comenzó el Proyecto de Conservación de Agua en 2007, se han distribuido R$2,3 millones (US$1,13 millones) entre los 105 propietarios de tierras involucrados en estos esfuerzos conservacionistas de Extrema.

"La iniciativa contribuye a la provisión de agua de casi el 50% del gran São Paulo [unas 10 millones de personas]", precisó el secretario de Medio Ambiente de Extrema, Paulo Henrique Pereira.

Extrema fue la primera ciudad brasileña en implementar el programa PSA creado por la Agencia Nacional de Aguas (ANA) del Ministerio de Medio Ambiente, aunque ya existen otras once ciudades adheridas al programa en todo el país.

El especialista en el tema, Steve Bass, que también dirige el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo (IIED), explica que existen una serie de formas de realizar el pago por los servicios ambientales.

“Hay modelos como el de Nueva York, en el que el gobierno remunera a los propietarios de las tierras, y otros ejemplos que son realizados de forma voluntaria", explicó.

Bass se refiere a un proyecto de PSA en Pakistán, donde los productores de manzanas de la provincia de Baloquistán se organizaron para remunerar a los propietarios de tierras que contienen nacientes de los ríos que generan el flujo de agua para los establecimientos frutícolas.

“Es una iniciativa que no involucra ni al gobierno, ni al mercado, ni a nadie más", añadió Bass, quien asistirá a la conferencia Rio+20. "Ellos se reunieron y lo llevaron a cabo".

Según una encuesta reciente, existen 42 iniciativas de PSA en Brasil.

“Son proyectos en diferentes etapas. Algunos están comenzando a ser elaborados, otros ya están remunerando a los propietarios de tierras [como el caso de Extrema]”, afirmó Claudio Klemz, especialista en conservación de The Nature Conservancy (TNC), una de las organizaciones que realizó la encuesta.

En Rio+20, The Nature Conservacy va a demostrar cómo se pueden estructurar los fondos para el financiamiento de los servicios ambientales. Junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y la Fundación Femsa de Coca-Cola; la organización creó un fondo de US$ 23 millones para comenzar a invertir en cuencas hidrográficas de América Latina.

Con este proyecto, TNC pretende demostrar que es posible financiar los servicios ambientales, involucrando a diferentes agentes, popietarios de las tierras, empresas y bancos de desarrollo, para el beneficio de todos.

En Brasil, un paso importante para difundir la práctica de remunerar el trabajo ambiental es la aprobación de un proyecto de ley que crea la Política Nacional de Servicios Ambientales, añadió Klemz.

El proyecto está para su consideración por la Cámara de Diputados desde 2007, y hace trece meses que está siendo analizado por la Comisión de Finanzas e Impuestos.

Para Klemz y para el senador Eduardo Braga, el proyecto creará el marco regulatorio necesario para la implementación en Brasil del pago por servicios ambientales

“La ley es fundamental", explicó el senador Braga. "Sin una legislación, el PSA se realizará de forma voluntaria”.

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.

2 Comentarios

  • JOSE HUGO ANGULO SINISTERRA | 2012-09-11

    Ministerio de hacienda. saludo. Mi nombre, JOSE HUGO ANGULO SINISTERRA,identificado con cedula de ciudadania N° 70.326.137, expedida en Girardota -Antioquia, vivo en Docordo, municipio Litoral del San Juan - Choco. Soy una persona discapacitada, amputada de la pierna izquierda y con una linda familia, conformada por 4 niñas y mi compañera sentimental. Tengo una tierras aca donde vivo y deseo, aportar con el cuidado para proteger el medio ambiente cuidando esas tierras, pero tanbien necesito que ustedes me colaboren, con un subsidio, por el cuidado de estas. Estare muy agradecido por su colaboracion y yo, estare muy pendiente de cualquier respuesta y con mucho deseo de ayudar en el mejoramiento ambiental de colombia y el mundo.

  • Hugo Yegros | 2012-07-09

    Muy buena iniciativa.