2012-02-17

Brasil bate récords de turismo

Un hombre toca el tambor para los turistas en un tren camino al Cristo Redentor. Brasil registró 9.000.165 arribos internacionales en 2011. (Sergio Moraes/Reuters)

Un hombre toca el tambor para los turistas en un tren camino al Cristo Redentor. Brasil registró 9.000.165 arribos internacionales en 2011. (Sergio Moraes/Reuters)

Por Nelza Oliveira para Infosurhoy.com—17/02/2012

RIO DE JANEIRO, Brasil – Una moneda estable, patrimonios históricos, buen clima todo el año, el ecoturismo y una gastronomía excepcional son las principales razones por las cuales muchos visitan Brasil, y los números así lo reflejan.

El país registró 79.049.171 arribos domésticos a sus aeropuertos en 2011, un aumento del 15,8% en relación a 2010. Los arribos internacionales alcanzaron una cifra de 9.005.165, un 13,95% más que el año anterior.

Las cifras son las más altas desde que Embratur, organización vinculada al Ministerio de Turismo, comenzó a recabar datos en 2000.

El número de turistas extranjeros aumentó de 5,2 millones en 2010 a 5,4 millones en 2011.

“Los viajeros que buscan placer y negocios visitan Brasil de punta a punta”, dice Flavio Dino de Castro e Costa, presidente de Embratur. “La gran variedad de ofertas fomenta el descubrimiento del país”.

Castro e Costa señala que las transformaciones positivas también han ayudado a atraer más turistas a diversas ciudades de Brasil. Cita como ejemplo la pacificación de las favelas de Rio de Janeiro, la consolidación de São Paulo como uno de los principales centros económicos de Latinoamérica, y las políticas ambientales para proteger la Amazonia y otras biomasas como elementos que han hecho del mayor país sudamericano un atractivo para los turistas.

“Hay un conjunto de factores que, combinados, crean un ambiente extremadamente favorable para la divulgación de Brasil”, señala Castro e Costa.

Las festividades anuales también han atraído más visitantes. En la última celebración de Año Nuevo, Rio de Janeiro recibió aproximadamente 710 mil turistas, en comparación con los 643 mil que recibió en 2010, según la Empresa de Turismo del Municipio de Rio (Riotur).

Cerca de 100 mil turistas más para Carnaval

Se esperan un total de 850 mil turistas, 25% de ellos extranjeros, para el Carnaval de este año, el cual tendrá lugar del 18 al 22 de febrero. El año pasado, la ciudad recibió 756 mil visitantes.

El tráfico doméstico, plantea Castro e Costa, es el resultado de una economía en expansión, sumado a una moneda fuerte y una estable democracia, lo cual ha permitido a muchos brasileños salir de la pobreza y alcanzar un mayor poder adquisitivo.

“Cada vez más brasileños están adquiriendo el hábito de viajar. Muchos lo hacen por primera vez, como es el caso de integrantes de la clase C [clase media-baja de Brasil]”, señala Castro e Costa.

Aquellos en la clase C registran ingresos mensuales de entre R$1.126 (US$662,35) y R$4.854 (US$2.855). En 2009, por primera vez en la historia, la clase C de Brasil abarcaba más de la mitad de la población (50,5%): 94,9 millones de los 184,4 millones de habitantes, según datos del Centro de Políticas Sociales publicados en setiembre.

Las tendencias de crecimiento de la clase C se hicieron notorias en 2003, cuando el grupo representaba apenas el 37,5% de la población, plantea el economista Marcelo Neri, director del estudio.

Entre 2003 y 2009, 29 millones de personas ascendieron en la escala social para ingresar a la clase C.

El estudio también reveló que la clase C cuenta con el 46,24% del poder adquisitivo de Brasil, superando a las clases A y B de mayores ingresos, que abarcan el 44,12%.

La secretaria Ruth Reis, de 54 años de edad, es una de las nuevas turistas brasileñas. En abril de 2011, viajó por primera vez en avión, desde Rio de Janeiro a Salvador, en el estado de Bahía.

Ruth y dos amigas compraron el paquete de viaje en cuotas.

“Fue mi primera vez en un avión y en la Región Nordeste. Cuando termine de pagar las cuotas del viaje, voy a viajar de nuevo”, cuenta Reis, quien ya está haciendo planes para visitar otras ciudades. “Recife es nuestro sueño. Pero si hay una mejor oferta para otra ciudad, también sirve”.

Barómetro para la Copa del Mundo

El flujo actual de turistas sirve para medir la capacidad del país para lidiar con la gran demanda prevista para el Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos 2016, señala Castro e Costa.

“La demanda ha ido aumentando año tras año, rompiendo récords sucesivamente”, añadió. “Es una prueba práctica de lo que se precisa mejorar y de lo que ya está funcionando bien”.

Este movimiento tiene un impacto directo en los aeropuertos del país, vía de acceso de casi el 43% de los turistas extranjeros, según cifras del año 2010.

Sin embargo, los aeropuertos han recibido críticas por su falta de comodidad y seguridad, demoras y largas colas para realizar el check-in.

“Los aeropuertos ya son un problema”, afirma Carlos Ebner, director de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en Brasil. “Habrá otros eventos antes del Mundial que van a ser una prueba para esta infraestructura bastante precaria, como por ejemplo el Rio +20 que se realizará este año y la Jornada Mundial de la Juventud en 2013”.

Ebner dice que las inversiones no acompañan la creciente demanda y la situación ha estado empeorando por lo menos hace siete años.

Las concesiones de los aeropuertos para el sector privado comenzaron el 6 de febrero, en las terminales de Guarulhos y Viracopos en el estado de São Paulo, y en la terminal de Brasilia en el Distrito Federal.

“Los aeropuertos van a recibir inversiones y serán obligados a seguir estándares internacionales”, señala Ebner. “Habrá metas establecidas, con plazos a cumplir y compromiso en mantener la calidad de los servicios”.

La crisis económica mundial, a pesar de no haber afectado el número de turistas que visitan Brasil, provocó que los viajeros gastaran menos. Entre 2003 y 2008, el país registró un aumento continuo en la entrada de activos provenientes del turismo internacional, con una cifra récord de US$5,785 mil millones en 2008, según el Banco Central de Brasil. Sin embargo, en 2009, tras casi una década de crecimiento, se registró un descenso en la entrada de capital extranjero (US$5,305 mil millones).

Brasil recuperó el ritmo en 2010, registrando US$5,919 mil millones, y en el año 2011, registró otro récord con US$6,775 mil millones.

“Con el agravamiento de la crisis en Europa, la tendencia es una sustitución de los turistas europeos por los sudamericanos”, indica Antônio Pedro Figueira de Mello, secretario municipal de turismo de Rio de Janeiro y presidente de Riotur.

Estados Unidos, Italia y Alemania son los cinco países que envían más turistas a Brasil, según Embratur.

Sin embargo, otros países sudamericanos suben rápidamente en el ranking. Los países del continente concentran el 46% del total de los turistas que llegan a Brasil, al tiempo que Europa registra el 31% y Norteamérica el 15%, según un estudio de la Demanda de Turismo Internacional en Brasil, publicado en el pasado mes de octubre por la Fundación Instituto de Investigaciones Económicas (FIPE).

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.

2 Comentarios

  • PAULO CÉZARDA PAZ | 2013-04-13

    ¡Pena que, en los viajes, nos enfrentamos con un sinnúmero de azafatas sin un mínimo de preparación o poca o ninguna educación! ¡Además de que sólo piensan en engañar a los que viajan!

  • Rosa gomes | 2012-02-25

    MUY BIEN, LA TENDENCIA DE MEJORAR NUESTRO PAIS ES UNA MARAVILLA. 33020