Arrow left
Arrow right

2011-01-13

Brasil: Reciclaje de computadoras en ciernes

La ONG Comité para la Democratización de la Informática (CDI) recibió la donación de 963 CPUs y 1.600 monitores en 2010. Luiz Carlos da Silva Payr, de 24 años, trabaja en la recuperación de computadoras usadas en el CDI de Río de Janeiro. (Renzo Gostoli/Austral Foto para Infosurhoy.com)

La ONG Comité para la Democratización de la Informática (CDI) recibió la donación de 963 CPUs y 1.600 monitores en 2010. Luiz Carlos da Silva Payr, de 24 años, trabaja en la recuperación de computadoras usadas en el CDI de Río de Janeiro. (Renzo Gostoli/Austral Foto para Infosurhoy.com)

Por Nelza Oliveira para Infosurhoy.com—13/01/2011

RIO DE JANEIRO, Brasil – Simone Silva da Silveira, directora de una ONG dedicada al reciclaje de papel y aceite para cocinar en la ciudad de Imbé, en la costa del estado de Rio Grande do Sul, quería donar sus monitores y unidades centrales de procesamiento (CPUs).

Pero Silveira, de 37 años, no sabe dónde puede hacer la donación.

Silveira solicitó asesoramiento por medio de un correo electrónico al sitio de internet Web-Resol, una ONG con sede en Rio de Janeiro comprometida con la difusión de información sobre el medioambiente y asuntos de salubridad.

Pero el presidente de Web-Resol, José Henrique Penido Monteiro, ingeniero mecánico con una experiencia de 34 años en el área del medioambiente, no le pudo proporcionar una respuesta. N tenía idea de dónde Silveira podía descartar su equipo que ya no deseaba.

“Creo que es inusual que una persona envíe un correo electrónico para averiguar cómo no dañar el ambiente con la eliminación de este tipo de desechos”, afirmó Monteiro.

Las iniciativas públicas dirigidas al reciclaje de equipo electrónico son prácticamente inexistentes en Brasil. Además, los fabricantes tienen todavía que someterse completamente a la Política Nacional de Residuos Sólidos (PNRS), la cual regula el desecho de residuos.

Después de 18 años de debate en el congreso brasileño, se aprobó la ley de PNRS el 2 de agosto de 2010. Dicha ley establece responsabilidades compartidas para los fabricantes, importadores, distribuidores, vendedores, consumidores y servicios de salubridad públicos, desde la elaboración del producto hasta su compra y desecho.

“Es un principio que se basa en hacer pagar al que contamina”, dice Monteiro. “Los que contaminan o contribuyen con la contaminación son responsables de atenuarla. El consumidor debe ser capaz de regresar el producto de modo que el fabricante pueda deshacerse correctamente del mismo.”

Los fabricantes de computadoras consideran que el reciclaje, esto es, el desmantelamiento completo del equipo y la reutilización de prácticamente todos sus componentes, es costoso y económicamente inviable, sostiene Monteiro. Como resultado, es más fácil encontrar instituciones que quieran usar en otras máquinas las partes que todavía funcionan.

“Los fabricantes podrían incluso aceptar el regreso de un producto usado, pero simplemente lo arrojarían a la basura”, dice. “Tampoco los consumidores están interesados en desechar apropiadamente sus equipos y prefieren arrojarlos junto con la basura común”.

Dell es pionero

Dell Computers forma parte de un grupo de compañías con responsabilidad medioambiental, dice Monteiro.

Este fabricante de computadoras tiene un enlace en su sitio de internet para que los clientes sepan cómo desechar sus productos correctamente en todo el país.

La compañía fue pionera en la creación de programas gratuitos de reciclaje de computadoras, al establecer asociaciones con compañías de reciclaje que realizan el proceso, informaron los funcionarios de Dell.

La PNRS establece penalizaciones para los fabricantes que no actúen de manera responsable con el medioambiente, pero su aplicación es muy difícil, afirma Montero.

La eliminación inadecuada de computadoras produce, debido a los metales pesados presentes en los componentes, la contaminación de aguas subterráneas, agregó Montero. Pero también constituye un desperdicio de materiales, ya que nada se reutiliza.

La principal razón por la que la falta de reciclaje de computadoras no se ha convertido en un problema mayor radica en que el país todavía se encuentra en medio de una integración digital, dice Monteiro.

De los 58,6 millones de hogares brasileños estimados en 2009, 34,69% tenían al menos una computadora, según la Encuesta Nacional por Muestra de Domicilios (PNAD, por sus siglas en portugués, 2009) realizada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

“Aquí lleva más tiempo desechar el producto”, dice. “Esto significa que si yo actualizo frecuentemente mi equipo es porque me gusta tener siempre la última tecnología. Entonces le doy mi máquina vieja a otra persona, que a su vez se la pasa luego a otra, que hace la misma cosa, hasta que finalmente deja de funcionar. Sólo entonces se desecha”.

Sin embargo, las ventas de computadoras están en aumento en Brasil. En el tercer trimestre de 2010, se vendieron 3,7 millones de computadoras – un aumento del 19% comparado con el mismo período en 2009, según la firma de consultores IDC Brasil.

La USP tiene un centro de desecho y reciclaje de computadoras

En diciembre de 2009, la Universidad de São Paulo (USP) creó el primer centro público de reciclaje de computadoras. El Centro de Descarte y Reutilización de Residuos de Informática (CEDIR) de la USP desarma y clasifica todos los componentes y los envía a compañías que se especializan en el reciclaje de componentes electrónicos.

Después de tres meses prestando servicios exclusivamente los campus de la USP y a las oficinas de gobierno del estado de São Paulo, el CEDIR abrió al público el primero de abril de 2010.

““El centro fue diseñado para recibir cinco toneladas al mes, pero actualmente recibimos entre 10 y 12 toneladas”, dice Tereza Cristina Carvalho, coordinadora del CEDIR. “Hemos llegado al límite de nuestra capacidad”.

El lanzamiento de la iniciativa del CEDIR, que costó R$ 180 mil (US$ 107.500), fue realizado en asociación con investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

La iniciativa surgió cuando Carvalho y sus colegas de la USP intentaron vender cinco toneladas de computadoras anticuadas a una compañía de reciclaje. La idea era vender los viejos equipos para comprar nuevos.

“Nos ofrecieron R$ 1.000 (US$ 600) por todo el lote”, agrega. “Pensamos que el precio era ridículamente bajo, de modo que comenzamos a investigar por qué sucedía esto. Resultó que la compañía que aceptaba los equipos sólo quitaría las partes que ellos sabían reciclar. El resto iría a parar al basurero, o se le pagaría a alguien más para reciclarlo".

Con el fin de garantizar la viabilidad económica de la iniciativa, las compañías de computadoras deben crear un consorcio para la compra de maquinaria, ya que las máquinas de reciclaje están diseñadas para manejar volúmenes medidos en toneladas, afirma Carvalho.

Un grupo de fabricantes de neumáticos adoptó una iniciativa similar en 2007, con la fundación de Reciclanip, responsable de la recolección, transporte y desecho de neumáticos descartados que no pueden ser reutilizados.

Durante 10 años, la ONG Comitê pela Democratização da Informática (CDI) ha sido la única organización en Rio de Janeiro que ha aceptado computadoras para la reutilización.

En general, por cada cuatro computadoras donadas, el CDI puede construir una máquina nueva, dice José Edmilson Canaes, coordinador general de esta ONG en Rio de Janeiro.

Los equipos elaborados a partir de componentes reutilizados se emplean en los 78 centros de capacitación en Rio de Janeiro, los cuales promueven la inclusión digital entre la población de bajos ingresos. El CDI, fundado en 1995, tiene 820 centros de capacitación en 13 países, 479 centros se encuentran en Brasil.

En 2010, el CDI recibió 963 CPUs y 1.600 monitores. Los componentes que el CDI no puede reutilizar son enviados a empresas asociadas que clasifican el desecho y lo envían para reciclar.

“El año pasado fue especial”, dice Canaes. “Mucha gente escogió reemplazar un equipo en buen estado por actualizaciones tecnológicas. Debido a la calidad de las donaciones, fuimos capaces de construir una computadora por cada dos que fueron donadas”.

¿Cuál es la forma correcta de desechar una computadora?

  • ::Si la computadora todavía puede usarse, intente donarla a una ONG, familiar o amigo
  • ::Si la computadora ya no puede usarse, póngase en contacto con la oficina de medioambiente de su ciudad o estado para solicitar asesoramiento
  • ::Averigüe si el fabricante tiene un programa de reciclaje
  • ::Averigüe si hay una ONG cerca de su hogar u oficina que reutilice parte de los componentes y envíe el resto a reciclaje
  • ::Si usted vive en el estado de São Paulo, visite el sitio http://www.e-lixo.org

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.

5 Comentarios

  • HERNANE | 2013-04-22

    Tengo la intención de montar una empresa para recoger piezas de computadoras para venderlas después. Sabe de alguna empresa con la que pueda asociarme. Vivo en Mato Grosso y hay mucho equipo en nuestro estado

  • Eduardo | 2013-02-12

    Dónde puedo revender en Río de Janeiro, y cuál es la remuneración para artículos de informática descartados, tales como: -Tarjetas madre, -Fuentes, -memorias, etc. Gracias

  • Janet | 2012-10-14

    Me gustaría saber la dirección de la CDI para donar materiales de informática, inclusive monitor. Gracias.

  • Eduardo Pereira da silva | 2012-10-12

    ¡Hola, amigos míos! ¿Todo bien? Me gusta mucho la tecnología, como la informática. Cuando tengo una computadora para arreglar o desmontar para aprovechar las partes. Lo más divertido es esta parte. Yo quisiera saber, ¿cómo hacer para conseguir una placa madre antigua como Pentium 2 233 MHz u otros equipos? En fin, quiero saber también si existe un sábado voluntario para aprender más configuraciones del sistema operacional, notebook y para saber más sobre el montaje de los equipos. Muchas gracias por su atención y felicitaciones por su trabajo

  • joseilto da silva barros | 2011-08-13

    Soy profesor voluntario en mi comunidad empobrecida en la ciudad de Duque de Caxias, barrio Jardim Anhaga, pues allí no tenemos nada me gustaría saber si podrían donar una PC para los niños, para facilitarles los deberes. Gracias por su atención..