2009-11-10

Devastador paso de huracán Ida por Centroamérica

Un tractor remueve lodo y piedras de Verapaz, 71 km al este de San Salvador, el 10 de noviembre de 2009, tras el devastador paso del huracán Ida.

Un tractor remueve lodo y piedras de Verapaz, 71 km al este de San Salvador, el 10 de noviembre de 2009, tras el devastador paso del huracán Ida.

11 de noviembre

SAN SALVADOR, El Salvador – El huracán Ida disminuyó la velocidad de traslación y la fortaleza de sus vientos a pocos kilómetros tierra adentro en el sureño estado de Alabama, días después de ocasionar más de un centenar de muertos, miles de damnificados y cuantiosos daños materiales a su paso por las costas caribeñas de Nicaragua, Honduras, El Salvador y México.

El huracán impactó el 5 de noviembre cerca de las comunidades indígenas nicaragüenses de Sandy Bay y Karawala, sobre el litoral sur-caribeño del país, después de azotar con furia las islas del Maíz (Corn Island y Little Corn Island), reseñó EFE. A su paso por Nicaragua dejó más de 13.000 damnificados y destruyó aproximadamente 800 viviendas.

El mismo día, Ida abandonó Nicaragua degradado a tormenta tropical y en dirección a Honduras, donde el gobierno emitió un aviso en grado de "vigilancia" para la costa noreste, desde Limón hasta la frontera con Nicaragua.

La tormenta tropical efectuó un giro hacia el norte con un leve aumento en la velocidad de traslación y se internó en el Caribe, donde cobró fuerza nuevamente y se convirtió en un huracán de categoría uno, en rumbo hacia El Salvador, relató Notimex.

Un sistema de baja presión que trajo copiosas lluvias se vio incrementado por el paso del huracán, y acompañado por poderosos vientos de 110 kilómetros por hora, causó inundaciones repentinas y 108 derrumbes que se cobraron al menos 144 vidas. Otras 13.680 personas resultaron damnificadas y se perdieron 1.835 viviendas y 18 puentes.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, visitó las zonas afectadas, incluyendo la población de San Vicente, 48 kilómetros al este de San Salvador, donde un deslizamiento de lodo desde el volcán Chinchontepec sepultó decenas de viviendas, informó La Prensa Gráfica. El gobierno decretó Estado de emergencia nacional y solicitó ayuda internacional. En respuesta, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PAM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunciaron el envío de asistencia alimentaria y destinaron fondos para apoyar la reconstrucción.

Luego de la devastación, Ida retornó a las aguas cálidas del Caribe y avanzó hacia la península mexicana de Yucatán, donde no causó mayores daños. Debilitado al grado de tormenta tropical, se alejó de las costas de México y de Cuba y cruzó el Golfo de México, con rumbo norte hacia Alabama, informó AP. El huracán fue el noveno de la temporada en el Atlántico-Caribe desde junio.

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.