2009-08-28

Mujeres indígenas reclaman sus derechos

La CAPI reúne a 14 organizaciones de pueblos indígenas de la región Occidental del Paraguay (Chaco). En la foto, nativas paraguayas mayormente de la cultura guaraní en Remansito, a 30 km de Asunción.

La CAPI reúne a 14 organizaciones de pueblos indígenas de la región Occidental del Paraguay (Chaco). En la foto, nativas paraguayas mayormente de la cultura guaraní en Remansito, a 30 km de Asunción.

Benjamín Acosta

ASUNCIÓN, Paraguay – En el marco de un taller internacional del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), mujeres líderes indígenas de doce países de América se reunieron hasta el 26 de agosto en Asunción, con el objetivo de aunar esfuerzos y crear herramientas y conceptos para fortalecer sus derechos y trazar planes de cooperación entre sus pueblos.

Quisiéramos que nuestras organizaciones y Gobiernos nos vean con el respeto que nos merecemos, con las mismas oportunidades para crecer, soñar, pero sobre todo para concretar nuestros ideales, expresó a EFE, Tarcila Rivera Zea, coordinadora sudamericana del Enlace Continental de Mujeres Indígenas.

Durante el encuentro, las participantes acordaron crear mecanismos para mejorar sus niveles de vida, además de promover la especialización y capacitación de las líderes para permitirles elaborar planes de gestión para su mejor desenvolvimiento dentro de sus comunidades.

Los organizadores explicaron a La Nación que delegaciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Perú y Venezuela acudieron al taller para dialogar sobre las similitudes y diferencias de sus realidades, para fortalecer las competencias y capacidades de sus miembros en forma racional y sistematizada y para que cada líder elabore un plan de integración para su comunidad.

Las delegadas también resaltaron la importancia de incorporar las culturas ancestrales a los servicios de educación y salud estatales. Ante la falta de estadísticas sobre población indígena en los países latinoamericanos, las líderes exigieron la realización de censos nacionales que incluyan y determinen el origen racial y étnico de la población.

Dentro de las reuniones también se buscó fomentar la relación de las líderes con la Coordinadora por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (CAPI), que reúne a 14 organizaciones de pueblos indígenas de la región Occidental del Paraguay (Chaco).

Hipólito Acevei, presidente de la CAPI, explicó a ABC Color que desde la óptica de las comunidades, las mujeres y los pueblos indígenas siempre han tenido un trabajo silencioso en defensa de la vida y la familia.

Históricamente, la situación de la mujer indígena en América ha estado marcada por la desvalorización dentro de sus propias comunidades sólo por el hecho de ser mujeres, señaló una investigación realizada por Teodora Zamudio, especialista en leyes de la Universidad de Buenos Aires, destacó Última Hora. Su estudio, La Mujer Indígena y el Trabajo, indica la exclusión de las nativas en el proceso de toma de decisiones dentro de la familia o en el grupo.

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.