Arrow left
Arrow right

2009-05-27

Trágica ola de frío recorre el sur del Perú

Un rescatista ayuda a una campesina cuyas alpacas murieron de frío en la región de Arequipa.

Un rescatista ayuda a una campesina cuyas alpacas murieron de frío en la región de Arequipa.

Omar Bonilla A.

LIMA, Perú – Al menos 133 niños menores de cinco años han fallecido de infecciones respiratorias en lo que va del 2009, debido a la ola de frío que azota los municipios en las alturas de los Andes del sur de Perú. En algunas comunidades indígenas ubicadas a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, las bajas temperaturas alcanzaron hasta los 20 grados bajo cero en las últimas semanas.

El Ministro de Salud, Óscar Ugarte, detalló a El Comercio que 27 de los niños muertos eran del departamento andino de Puno, otros 16 eran de Cusco, tres más de Huancavelica, otros tres de Lima y ocho de Loreto, región ubicada en la zona nororiental del país.

La mayor incidencia de víctimas se dio en la región altiplánica de Puno, fronteriza con Bolivia, que en esta época del año reporta miles de casos de infecciones respiratorias. Puno tiene una población de 1,3 millones de habitantes, de los cuales al menos 220.000 viven en condiciones de extrema pobreza.

“En estos sectores del sur de Perú la gente vive en extrema pobreza y debe soportar las heladas y no tienen cómo protegerse del frío, por eso el número de víctimas es alto. Estamos tratando de ayudar a la gente de la mejor manera posible”, sostuvo el ministro Ugarte, según EFE.

El ministro anunció que se iniciará una campaña de vacunación de la población en contra del virus respiratorio en las zonas de mayor riesgo del país.

No obstante, un editorial de El Comercio señaló que si las autoridades peruanas no ponen en marcha rápidas medidas de prevención, la cifra de fallecidos puede seguir creciendo. La alta cifra de muertes por neumonía provocó la indignación de diversos sectores, informó Radio Programas del Perú, debido a la aparente indiferencia del ministerio, frente a la atención que recibieron la treintena de casos de influenza A H1N1.

El Ministerio de Salud informó también que otra dificultad de los pobladores de las zonas altas reside en que no pueden llegar a tiempo a los centros de salud más cercanos. La entidad, a través de sus hospitales a nivel nacional, ya atendió a más de un millón de niños menores de cinco años por Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), desde enero hasta mayo. La extrema pobreza, la desnutrición crónica y la falta de viviendas y abrigo apropiados incrementan la vulnerabilidad a la IRA.

No es posible calificar o realizar comentarios sobre este artículo.

2 Comentarios

  • | 2009-06-18

    son las consecuencias del cambio climático que nosotros mismos estamos ocasionando y todavía no tomamos conciencia

  • | 2009-06-10

    nos esta demostrando que la pobreza crece dia adia