2012-04-30

El VRAE después de la captura del “camarada Artemio”

Una patrulla militar realiza una operación de reconocimiento en el VRAE. FOTO: Ejército del Perú

Una patrulla militar realiza una operación de reconocimiento en el VRAE. FOTO: Ejército del Perú

General de Brigada Leonardo José Longa López, Ejército de Perú

La captura del delincuente terrorista y narcotraficante Florindo Eleuterio Flores Hala, más conocido como “camarada Artemio”, ha devuelto a los peruanos la esperanza de un futuro mejor, por lo que es imprescindible estar preparados para la victoria final. Al respecto, quedan en el tintero algunas consideraciones:

¿Qué nos espera después de esta captura? Para dar respuesta a esta interrogante es necesario entender las condiciones que facilitaron su captura y explicar la razón de su demora.

En julio de 2009, los remanentes terroristas de Sendero Luminoso, específicamente los comandados por el delincuente terrorista y narcotraficante Víctor Quispe Palomino, “camarada José”, se trazaron dos objetivos políticos en el Huallaga. Uno de ellos fue concientizar a las masas; el otro, aniquilar al “camarada Artemio” para expandir el poder y control hacia la zona del Huallaga.

La misión de destruir al “camarada Artemio” se le encargó en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE) al “camarada Roger”. En forma paralela, se designó al “camarada William” para que conformara bases de apoyo en las zonas pobladas de Uchubamba – Monobamba – Cerro de Pasco [distritos ubicados al centro de Perú] (áreas de valor estratégico para ampliar su zona de influencia), coordinando estas acciones con los narcotraficantes que actuaban con él, los que también comenzaron a captar informantes, aumentando la corrupción y conflictos sociales en esos centros poblados.

De esta manera “José” se preparaba para ampliar su influencia y unir el VRAE con el Huallaga con el objetivo estratégico de mostrar a la comunidad narcotraficante nacional e internacional que la alianza terrorismo-narcotráfico en el Perú estaba creciendo bajo su facción y que se había convertido en una amenaza en áreas geográficas en donde el Estado, las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y la Policía Nacional (PN) no tenían dominio alguno.

Recordemos los ataques traicioneros de Tintaypunco y Sanabamba, donde sorprendieron a las patrullas militares. Este hecho endiosó a “José” a tal punto de querer convertirse en el señor de la coca en el Perú.

Desde ese momento, la suerte de “Artemio” estaba echada. El “camarada Roger” no llegó a concretar el asesinato del “camarada Artemio” porque los medios y la ayuda que solicitó no fueron proporcionados y porque la estrategia diseñada por el Comando Conjunto de las FF.AA., en coordinación con la PN (agosto 2009) había logrado rodear a “Artemio”, en el entendido que era lógico atrapar primeramente al más débil y después dirigirse a la neutralización del delincuente terrorista “José”.

La captura de “Artemio” debió ocurrir desde setiembre de 2009 y no dos años después. ¿Qué ocurrió entonces? Esta es una pregunta a la que debe darse respuesta lo antes posible, de lo contrario, seguirá existiendo la posibilidad de que se repita. Esta vez, sin embargo, es importante recordar que la corrupción que crea el narcotráfico es muy grande y no se sabe con exactitud a qué niveles del Estado puede haber llegado.

Después de “Artemio”

Producida la captura de “Artemio”, se ha creado en la zona del Huallaga un vacío de poder. ¿Quién ocupará su lugar? Al respecto, podemos establecer tres hipótesis:

Que el vacío de poder sea ocupado por un delincuente terrorista de la facción de “Artemio” es posible aunque poco probable. “Artemio” no preparó un sucesor y, por otra parte, los delincuentes terroristas que pudieran llenar ese perfil han sido capturados o muertos por las fuerzas del orden.

Que el vacío de poder sea ocupado por el delincuente terrorista “José”. Esto es lo peor que le podría pasar al país [Perú]. Sin embargo, a mi buen entender, esta hipótesis puede ser la más acertada.

Que el vacío de poder sea ocupado por el Estado. Es clave que sea el gobierno el que asuma la autoridad y el control económico, social, político y militar de la zona del Huallaga e imponga la voluntad de los 30 millones de peruanos y consolide una paz y desarrollo sostenido verdaderos. En ese sentido, hay que tener en consideración la ayuda que podemos obtener de países vecinos y amigos como los Estados Unidos, Colombia y Brasil, en el convencimiento que esta es una lucha nacional e internacional.

¿Puede el delincuente terrorista “José” ocupar el vacío de poder en el Huallaga? Con apoyo del narcotráfico esto podría ocurrir. Si crece el narcotráfico fuera de la zona del VRAE, crece el terrorismo, siempre y cuando mantengan su alianza.

“José” conoce los procedimientos utilizados por las fuerzas del orden para la captura de “Artemio”, por lo que los procedimientos de inteligencia a utilizarse deben ser más ingeniosos, creativos y audaces. Del mismo modo, la inteligencia estratégica debe poner especial atención a la agudización de los conflictos sociales (agravamiento de las contradicciones) en las zonas del Huallaga y VRAE, en vista que será una pista que nos indique que probablemente “José” esté controlando la zona.

¿Cómo debe el estado peruano ocupar este vacío de poder?

Desde el punto de vista económico, el aparato estatal debe prepararse para asumir el control del Huallaga con una economía legal sostenible, que demuestre a los pobladores que pueden progresar económicamente sin necesidad de la hoja de coca.

Socialmente, se debe poner énfasis en la educación, en especial de los más pobres, para que puedan participar activamente en la economía legal que está proponiendo el estado. Asimismo, es clave elevar su calidad de vida y traer mayor equidad e inclusión social. Se debe fomentar también procesos de migración de la costa y sierra hacia el Huallaga, especialmente de militares retirados, los que previamente deben ser concientizados en seguridad, defensa y desarrollo. La reconstrucción de la clase media es otro punto de trascendental importancia.

Políticamente, en el corto plazo se precisa la formación y designación de líderes sociales que encabecen los grandes cambios. Además, es preciso realizar en forma inmediata un estudio de las autoridades elegidas democráticamente y determinar si apoyaban al narcotráfico y el terrorismo.

Militarmente, las bases de apoyo del camarada “Artemio” y narcotraficantes de la zona están desorientadas. Existen delincuentes terroristas que desean entregar las armas y claudicar, hay que facilitarles la rendición y entrega de sus armas. Se debe comprender que las FF.AA. necesariamente tienen que enfrentar al narcotráfico y que el delincuente terrorista en las zonas del Huallaga y VRAE ha perdido toda ideología y se ha convertido en un instrumento armado a disposición del narcotráfico.

A nivel nacional hay que considerar hasta tres tipos de narcotráfico: los que actúan en alianza estratégica con el terrorismo (VRAE, Huallaga), los que tienen alianza estratégica con las FARC (Iquitos, Putumayo) y los que actúan directamente con las firmas y carteles internacionales. Es muy posible que la intención de ‘‘José” sea unificarlos a nivel nacional.

Internacionalmente, la captura de “Artemio” ha devuelto y aumentado la confianza que tienen los países vecinos y amigos en nuestra estabilidad. No tomemos decisiones en escenarios de incertidumbre, planteemos escenarios de riesgo y, porque no, de certeza.

La sociedad peruana debe entender que la seguridad es inherente al desarrollo y que la profesionalización y modernización de sus Fuerzas Armadas no es un gasto sino una inversión, la que va a dar al país capacidad de negociación en un mundo globalizado en donde los pactos, acuerdos y convenios son el pan de cada día y estos por ningún motivo deben ser negociados asimétricamente. Requerimos activar la formación inmediata de profesionales negociadores.

Urge la necesidad de fortalecer el sistema de inteligencia nacional para que no solo informe de las actividades del narcotráfico y terrorismo, que también recomiende alternativas de solución políticas, sociales, económicas, de seguridad, ambientales y de contexto internacional; de esta manera se contribuirá a la toma de decisiones en el más alto nivel.

Asimismo, establecer un sistema de planeamiento estratégico nacional para el desarrollo, de manera que el Estado sea el que invierta y conduzca el desarrollo en lugares donde no exista inversión privada.

Hay que entender que delante del terrorismo está el narcotráfico, el cual va a financiar una estrategia económica (aumento de corrupción), política (marco legal no adecuado), social (agudización de las contradicciones) y militar (empleo del terrorismo).

¿Le gusta este artículo?

48Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio

5 Comentarios

  • Carlos Portales | 2012-10-18

    Por lo que veo los vacios de poder estan empezando a ser llenados por los narcoterroristas y no por el Estado peruano. Tanto poder tienen el terrorismo y narcotrafico juntos y no se quieren dar cuenta? No puede ser posible que el crecimiento economico del pais sea roto por estos criminales. Hay que dar capacidades aqpropiadas a las Fuerzas Armadas y Policia.

  • Pablo Gonzales | 2012-10-17

    Something very important in this article that we should highlight is that terrorism grows whenever drug trafficking interests permit it. Currently terrorism is growing in the Vraem towards Cuzco, what about the Huallaga? If law enforcement forces aren´t needed in the area, why jeopardize the State with the pipeline? This is a purely political action that responds to economic interests. Policy of the ostrich or crab?

  • Manuel Alva | 2012-05-15

    Un articulo muy interesante que resalta la verdadera amenaza que nuestros soldados estan combatiendo en el VRAE, sin toma de conciencia de la sociedad peruana; hay que dar a nuestras fuerzas armadas los medios necesarios para obtener el exito. Lo felicito Sr GENERAL LONGA, con letras mayusculas.

  • Marlene | 2012-05-01

    Este articulo muy importante y q mejor con informacion de primera escrito por un conocedor y estudioso de este fenomeno, es un privilegio q el Sr Gral LONGA escriba para esta importante revista,

  • Luis caballero | 2012-05-01

    excelente articulo felicitaciones..¡¡¡