2013-09-23

Estrategia anticrimen de Trinidad busca abatir la tasa récord de homicidios

Violencia en Trinidad: Una calle en la capital trinitense de Puerto España, que experimenta una ola de asesinatos relacionados con pandillas — ocasionando toques de queda y otras medidas severas. [Larry Luxner]

Violencia en Trinidad: Una calle en la capital trinitense de Puerto España, que experimenta una ola de asesinatos relacionados con pandillas — ocasionando toques de queda y otras medidas severas. [Larry Luxner]

Por David Mauro

Funcionarios policiales y militares han impuesto nuevas medidas de seguridad en Trinidad y Tobago después de una reciente racha de homicidios que estremecieron a esta república de islas gemelas con 1,5 millones de habitantes.

Emmanuel George, el ministro de seguridad nacional del país, llamó a una reunión de emergencia el 3 de agosto, después de que 12 personas fueran asesinadas en un período de 72 horas. El propósito de la reunión era claro, y George declaró al Trinidad Express que era para “lidiar con los asesinatos”.

Después de la reunión de George —a la que asistieron el comisionado de policía Stephen Williams, el subcomisionado de policía Mervyn Richardson, el jefe de Estado Mayor de la Defensa, el Mayor General Kenrick Maharaj y el Coronel Rodney Smart— las autoridades anunciaron una serie de medidas para aumentar la seguridad.

“La sospecha es que al menos cinco de los asesinatos que han ocurrido en los últimos días están relacionados con pandillas”, dijo George a los reporteros. “La policía está enterada de la situación y ha tomado medidas para enfrentarla. Esto significa que seguirán haciendo lo que están haciendo para sacar las armas de las calles”.

La nueva estrategia incluye un aumento de las patrullas en áreas de alta criminalidad (incluyendo los distritos de Morvant, Central Street, Beetham Gardens y Lavantille en Puerto España), colocar puntos de revisión con policías en las calles, instalar cámaras de circuito cerrado en áreas problemáticas y aumentar la vigilancia sobre los barcos que entren a aguas trinitenses.

Aumento en patrullas, puntos de revisión y cámaras como parte de la reacción

“Tenemos mucha confianza en lo que estamos haciendo”, dijo Richardson en una conferencia de prensa posterior. “Esta es una guerra y la ganaremos. Estamos seguros de ello. Sólo es cuestión de tiempo”.

George afirmó que las nuevas medidas “pondrán un nivel de control al número de incidentes que ocurren” en Trinidad, y agregó que “la población puede contar con que la policía ha respondido y está tomando las medidas apropiadas para lidiar con este pico en homicidios”.

Las nuevas medidas anticrimen son las más recientes aplicadas por el gobierno de Kamla Persad-Bissessar, quien asumió como Primera Ministra en mayo de 2010. Después de la declaración de Richardson en enero de 2013 de que Trinidad disminuiría a la mitad su tasa de homicidios, el gobierno anunció patrullajes mixtos con policías y militares y desplegó 2.000 tropas adicionales para combatir el tráfico de armas.

El cambio de estrategia más notable ocurrió en agosto de 2011, cuando Persad-Bissessar declaró un estado de emergencia en ciertas áreas del país afectadas por la actividad de las pandillas. Esto incluyó a la mayor parte de Puerto España y sus suburbios, además de las ciudades de San Fernando, Arima y Chaguanas.

El gobierno defiende las nuevas medidas

El estado de emergencia, originalmente declarado por 15 días pero que después se extendió a 90 días, instituyó un toque de queda de las 11 pm a las 4 am y otorgó al personal militar el poder de registrar, incautar propiedades y arrestar personas.

Aunque el líder de la oposición Keith Rowley describió la decisión de 2011 de implementar el estado de emergencia como una “respuesta de pánico”, Persad-Bissessar defendió la medida.

“La información estadística nos dice claramente que la reducción del crimen, los arrestos hechos, la cantidad de armas y drogas incautadas y el número de hombres y mujeres detenidos con órdenes de arresto pendientes — las estadísticas nos dicen que hemos alcanzado el éxito”, explicó la primera ministra después de una reunión de Consejo de Seguridad Nacional en noviembre de 2011.

La nueva estrategia anticrimen del gobierno no es tan drástica como fue el estado de emergencia declarado en 2011, cuando se reportaron 354 homicidios. Aun esos eran menos que en 2008 —el año más violento en la historia de Trinidad— cuando los homicidios alcanzaron una marca de 550. La tasa oficial de homicidios en Trinidad para 2012 es de 35,2 por 100.000 habitantes, de acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

¿Le gusta este artículo?

22Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio

Tue Apr 15 22:20:08 2014

Votación

¿Considera el crimen organizado como un peligro para la estabilidad en su país?

Ver resultados