2013-06-03

Uruguay aumenta la seguridad en la frontera adelantándose a los eventos deportivos en Brasil

Seguridad en la frontera de Uruguay: Un jet de pasajeros se alista para el despegue en el aeropuerto internacional Punta del Este de Uruguay. Las autoridades de ese país dicen que cada año se detectan docenas de vuelos ilegales a Argentina y Brasil, pero no todos pueden ser interceptados. [Larry Luxner]

Seguridad en la frontera de Uruguay: Un jet de pasajeros se alista para el despegue en el aeropuerto internacional Punta del Este de Uruguay. Las autoridades de ese país dicen que cada año se detectan docenas de vuelos ilegales a Argentina y Brasil, pero no todos pueden ser interceptados. [Larry Luxner]

Por Wagner Rios

MONTEVIDEO, Uruguay — Con la Copa de las Confederaciones de la FIFA que Brasil tiene planeada para junio, el Mundial en 2014 y las Olimpiadas de Verano en el 2016, las autoridades militares de Uruguay — un país que comparte una frontera terrestre de 1.068 millas con Brasil — no se van a arriesgar.

El ejército uruguayo planea aumentar las patrullas fronterizas y reforzar su presencia en su frontera costera con Argentina adelantándose a estos eventos deportivos, para disuadir contra la posible incursión de grupos armados y actividades ilícitas como contrabando de armas o de drogas.

En una reciente conferencia de prensa, autoridades del ejército dijeron que la frontera de Uruguay con Brasil es notoriamente porosa, con residentes locales caminando libremente entre ambos países con poco riesgo de ser detenidos por las autoridades.

El general del ejército Pedro Aguirre ordenó las patrullas fronterizas con el apoyo del Ministerio de Defensa de Uruguay. Como consecuencia de la presencia militar, reportes de robo de ganado, común en ambos lados de la frontera, han bajado en forma importante, comentó.

El despliegue — que involucra seis departamentos uruguayos fronterizos con Brasil — ha estado en las etapas de planificación durante meses, y la armada está preparando medidas similares en la frontera costera con Argentina, según manifestaron fuentes militares. La presencia militar busca disuadir que grupos terroristas utilicen Uruguay como una base logística desde la cual llevar a cabo acciones en Brasil.

Seals de la marina entrenan en Uruguay

Además, un equipo de Seals de la marina ha sido enviado a Uruguay. Los 15 miembros del equipo entrenarán a oficiales de la marina local sobre cómo interceptar embarcaciones sospechosas, ligadas tanto a terrorismo como a tráfico de drogas. A finales del año pasado, el ex secretario de defensa, Leon Panetta viajó a Uruguay, y la Agencia Antidrogas de EE.UU. abrió una oficina en Montevideo.

Hablando con la prensa, el presidente uruguayo José Mújica manifestó que hay aviones que entran el espacio aéreo uruguayo, posiblemente llevando dinero de drogas.

“¿De dónde vienen las drogas?” preguntó. “No pasan aduana, no pasan por los controles, no pasa por el aeropuerto. Existe tráfico clandestino”.

Por esa razón, desde 2010, la fuerza aérea uruguaya ha reforzado sus radares, aunque reconoce que esto no es suficiente para controlar totalmente el espacio aéreo del país; por esta razón, planea adquirir equipo adicional de vigilancia.

“Cada año se detectan docenas de aviones ilegales en vuelos irregulares a Argentina y Brasil, y no es posible interceptarlos", indicó la fuerza aérea al sitio web infodrogas.com.

Actuando contra los vuelos ‘irregulares’

El sistema de Uruguay para monitorear y controlar su espacio aéreo consiste de tres radares fijos ubicados a lo largo del país, así como de una unidad móvil — pero la fuerza aérea aceptó que hay “vacíos” en los cuales nadie sabe qué sucede. El Ministerio de Defensa planea agregar pequeños radares para cubrir estas llamadas zonas muertas.

Sin embargo, debido a la falta de un veloz avión interceptor, el personal de la fuerza aérea no puede hacer mucho cuando al ver vuelos “irregulares” apareciendo en sus monitores.

El término "irregular" indica los vuelos cuyos pilotos no comunicaron su plan de vuelo, y las aeronaves de identidad, propósito y destino desconocidos. Los vuelos regulares cumplen con un protocolo para transferir información al país hacia el cual están destinados los vuelos.

“Siempre hay acciones a tomar contra los vuelos irregulares”, señaló el coronel Álvaro Loureiro, gerente de relaciones públicas de la fuerza aérea, en comentarios al diario de Montevideo El País. “Si es posible y si hay suficiente tiempo, son interceptados”.

¿Le gusta este artículo?

24Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio