2012-08-10

La Operación Ágata 5 captura explosivos y marihuana

Militares inspecionan carros que pasan por barreras instaladas en puntos estratégicos a lo largo de la frontera con Uruguay, Argentina, Paraguay y Bolivia. (Fotos: Ministerio de Defensa de Brasil/Felipe Barra)

Militares inspecionan carros que pasan por barreras instaladas en puntos estratégicos a lo largo de la frontera con Uruguay, Argentina, Paraguay y Bolivia. (Fotos: Ministerio de Defensa de Brasil/Felipe Barra)

Ministerio de Defensa de Brasil

La movilización de tropas militares en las regiones de las fronteras sur y oeste de Brasil resultó en la captura de 11.764 kilogramos de explosivos en Río Grande do Sul y Mato Grosso. La carga más grande se encontró en Itiquira, región de Rondonópolis (MT), oculta en un camión que transportaba sin autorización el producto hacia pedreras de la región . Solo en el vehículo incautado, los militares encontraron 11.614 kilogramos. El 6 de agosto, soldados del Ejército con la ayuda de agentes de la Policía Federal capturaron 150 kg de dinamita en los municipios rurales de Ametista do Sul y Frederico Westphalen.

Se trata de los primeros resultados de la Operación Ágata 5, iniciada a principios de la semana en un área de 3,9 mil km de fronteras con Uruguay, Argentina, Paraguay y Bolivia. En las últimas horas, la participación de las tropas se intensificó y ahora suman 17 mil los militares patrullando los estados de Río Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná y Mato Grosso do Sul. Esto representa un aumento del 70% del contingente militar y civil en la frontera.

El 9 de agosto, el ministro de Defensa, Celso Amorim, el comandante del Ejército, General Enzo Martins Peri y el Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (EMCFA), General José Carlos De Nardi, realizaron una visita a la zona de la Operaciones de Ágata 5.

La explosión de cajeros automáticos en el interior de Río Grande do Sul impulsó al sector de inteligencia del Ejército a promover el levantamiento de puntos de almacenamiento y comercio de dinamita. En las últimas semanas, los delincuentes hicieron explotar equipos en cuatro municipios rurales. La última acción tuvo lugar en la madrugada del 7 de agosto en San Francisco de Paula, en la región de Serra. En el año 2012 ya suman 12 los ataques a los cajeros automáticos.

La operación resultó en la captura de los explosivos. Además de la dinamita, las tropas encontraron 9 mil metros de mecha, 315 espoletas, 300 kilogramos de marihuana, seis armas y 86 bultos con contenido presuntamente ilegal. El balance de las últimas 48 horas de operaciones indica que se realizaron 8.966 inspecciones, supervisiones y requisas. Once aeródromos, aeronaves y pilotos pasaron por las revisiones de la Fuerza Aérea Brasileña y la Agencia de Aviación Civil.

La Operación Ágata 5 fue instituida por un decreto firmado por la presidenta Dilma Rousseff el 8 de junio de 2011. El documento determinó el Plan Estratégico de Frontera, según el cual el ministerio de Defensa será el líder de las operaciones en la frontera de diez países, con 11 estados brasileños y 710 municipios a través del EMCFA.

En esta edición de Ágata, la Marina, el Ejército y la Aeronáutica, con la participación de agencias reguladoras, la Policía Federal y Rodoviária Federal, y de las fuerzas estatales y municipales buscarán combatir el tráfico de estupefacientes y de armas, además del contrabando de automóviles robados, entre otros ilícitos.

En el área de acción, las Fuerzas Armadas cuentan con el apoyo de aviones caza F5, Super Tucan, Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT), aviones radar, 30 navíos de distintos calados, tanques Urutu y Cascabel y armas ligeras y pesadas.

El balance de los dos primeros días de la operación Ágata indicó la intercepción de un avión por parte del Comando de Defensa Aeroespacial Brasileño, e inspecciones en 40 embarcaciones. Se llevaron a cabo 54 patrullajes en reconocimientos navales, terrestres y aéreos.

¿Le gusta este artículo?

34Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio