2012-07-16

Capturan en Honduras a presunto miembro de Los Zetas

Sospechoso de integrar Los Zetas: Arístides Cruz, presunto miembro de la organización criminal transnacional, recientemente fue capturado en Honduras, acusado de lavado de dinero y tenencia ilegal de armas. [Foto: Fiscalía General de Honduras]

Sospechoso de integrar Los Zetas: Arístides Cruz, presunto miembro de la organización criminal transnacional, recientemente fue capturado en Honduras, acusado de lavado de dinero y tenencia ilegal de armas. [Foto: Fiscalía General de Honduras]

Por Talita Verastegui

¿Están Los Zetas extendiendo sus actividades a Honduras? La policía y el ejército hondureños allanaron una vivienda de Tegucigalpa el mes pasado, y detuvieron a Arístides Cruz, de 40 años, presunto integrante de la organización criminal transnacional.

Las autoridades incautaron varias pistolas, cerca de una decena de chalecos antibalas, tres vehículos de lujo, uniformes militares de EE.UU. y $70.000 en efectivo.

Pocos días después del operativo, las autoridades hallaron unos 9 kg de explosivos C-4, varias granadas, equipos de comunicaciones y más uniformes estadounidenses en una habitación que Cruz alquiló en otra zona de la ciudad, como así también en la casa de su madre.

Cruz fue acusado de lavado de dinero y tenencia ilícita de armas y equipamiento militar. Las autoridades realizaron los operativos después de recibir información de que el hondureño Cruz podría estar involucrado en actividades sospechosas.

“Teníamos datos de que la gente de la zona estaban traficando armas y ahora tenemos la prueba", declaró el coronel Fredy Alejandro Cruz, comandante del Primer Batallón de Ingenieros de las Fuerzas Armadas de Honduras.

Los Zetas y otros cárteles operan en Centroamérica

El combustible estaba escondido a bordo de un barco en Ciudad del Carmen, en Campeche. Las autoridades navales hallaron el combustible durante una inspección de rutina. La incautación fue realizada el 15 de mayo pero se informó en el mes de junio.

En los últimos años, las autoridades han tomado enérgicas medidas contra las rutas de narcotráfico habitualmente utiilizadas en el Caribe. Los Zetas y otras organizaciones criminales transnacionales han reaccionado aumentando sus actividades en Honduras y otros países centroamericanos:

• En marzo, el ministro del Interior de Guatemala, Mauricio López Bonilla, dijo que Los Zetas estaban extendiendo sus operaciones en el país y esta organización se había convertido en el grupo de delincuencia organizada más poderosa a nivel nacional.

• En abril, la Policía Nacional del Ecuador capturó a uno de los principales jefes narcos de El Chapo en ese país, concretamente César Demar Vernaza Quiñonez, alias “El Empresario". La banda transportaba y custodiaba cargamentos de droga para El Chapo, los cuales llegaban a través del Ecuador, según las autoridades.

• En mayo, una aeronave ultraliviana cargada con US$1,4 millones en efectivo se estrelló en Ecuador. El avión probablemente pertenecía al prófugo capo narco Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa. La aeronave no estaba autorizada a volar en Ecuador y tanto el piloto como el copiloto eran de origen mexicano.

Trasladan droga a través de Honduras

Honduras se ha convertido en una zona fundamental de transbordo para Los Zetas, El Chapo y otras organizaciones criminales transnacionales, según las autoridades.

Cerca del 95% de la cocaína que se traslada desde Sudamérica hacia Estados Unidos atraviesa Centroamérica, según el Informe sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos del Departamento de Estado de Estados Unidos. El 80% de los vuelos con cargamentos de droga que van hacia el norte provenientes de Sudamérica aterrizan primero en Honduras, según estima el informe.

A fines de junio, una de esas aeronaves aterrizó en Ahuás, en el departamento de Gracias a Dios, en la región remota de La Mosquitia, al este del país. La zona tiene escasa infraestructura y limitada presencia del estado, factores que la convierten en una zona ideal para los vuelos ilegales.

En base a información suministrada, la policía hondureña, con ayuda de agentes de la Administración Antinarcóticos de EE.UU. (DEA), logró dar con el avión cuando éste aterrizaba. La policía y los agentes de la DEA hallaron 360 kg de cocaína a bordo, y procedieron a detener de inmediato al piloto y a otras tres personas. Esa misma semana, la policía hondureña allanó tres viviendas en la localidad de San Pedro Sula.

“Encontrarmos varios vehículos con irregularidades, uno de ellos denunciado como robado", declaró Leonel Sauceda, jefe de la Policía Preventiva nacional en San Pedro Sula. Se incautaron una decena de vehículos, y los mismos habían sido modificados y contaban con compartimientos secretos, del tipo utilizado para esconder drogas, añadió Sauceda. Se informó además del hallazgo de 32 kg de cocaína dentro de un compartimiento falso en un Mercedes-Benz. Según precisó el portavoz de la oficina de Investigación Criminal Nacional, Óscar Aguilar, también se hallaron US$450,000 dentro de un camión.

Sin tregua en la guerra contra las drogas

La policía y el ejército hondureños colaboran en una misión antidrogas llamada "Operativo Trueno", liderada por el comisionado general Juan Carlos Bonilla, jefe de la Policía Nacional. En diciembre, el gobierno hondureño autorizó al ejército a sumarse a la policía en la lucha contra el narcotráfico.

El Operativo Trueno llevó a la captura de decenas de narcotraficantes e integrantes del crimen organizado, y a la destrucción de 60 pistas de aterrizaje clandestinas en todo el país, informó el ministro de Defensa Marlon Pascua.

Las autoridades hondureñas están trabajando para fortalecer las fuerzas policiales del país, incorporando a más efectivos y brindando capacitación adicional. Entre tanto, la asistencia de las Fuerzas Armadas es esencial para combatir a las organizaciones criminales transnacionales, según manifestó el ministro de Seguridad Pompeyo Bonilla.

“Sin el apoyo de las Fuerzas Armadas, sería muy dificil fortalecer a la policía, que no cuenta con los medios ni el personal suficientes para cumplir con su deber constitucional en esta oportunidad, pero es algo transitorio", añadió Bonilla. "Las fuerzas policiales civiles estarán listas para asumir las responsabilidades de combatir a los grupos del crimen organizado con la ayuda de las Fuerzas Armadas dentro de un año", concluyó.

Varios funcionarios colombianos en actividad y retirados que lucharon exitosamente contra los cárteles en aquel país, colaboran con las autoridades hondureñas compartiendo experiencias e información. Entre los asesores se encuentra el general retirado colombiano Rosso Cerrano, uno de los estrategas que logró la desarticulación de los cárteles de Cali y Medellín.

“El narcotráfico es un elemento de corrupción, pero se puede enfrentarse", declaró el general Cerrano en su reciente visita a Honduras. Asimismo expresó que las fuerzas de seguridad deben colaborar en la lucha contra el crimen organizado y que Honduras podrá eventualmente librarse de Los Zetas. "Cuando existe una policía sólida, los delincuentes tiemblan", concluyó.

¿Le gusta este artículo?

35Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio