2012-05-08

La cooperación cívico-militar de la compañía de ingenieros en Haití

Miembros de la unidad de la Compañía Combinada de Ingenieros de Construcción Horizontal chileno-ecuatoriana tuvieron la oportunidad de brindar ayuda a niños en Haití. (Foto: Fuerzas Armadas de Chile)

Miembros de la unidad de la Compañía Combinada de Ingenieros de Construcción Horizontal chileno-ecuatoriana tuvieron la oportunidad de brindar ayuda a niños en Haití. (Foto: Fuerzas Armadas de Chile)

Estado Mayor Conjunto/Fuerzas Armadas de Chile

En el contexto de una operación internacional de paz y su carácter multidimensional las unidades militares desplegadas realizan trabajos de diversas características de acuerdo a su misión principal, pero paralelamente se efectúan actividades de cooperación en la zona de despliegue en beneficio de la población más vulnerable del área de responsabilidad.

Es en este contexto en el cual la Compañía Combinada de Ingenieros de Construcción Horizontal chileno-ecuatoriana ha desarrollado un programa de cooperación permanente con diferentes entidades de escasos recursos bajo las orientaciones de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (MINUSTAH), que tienen como objetivo respaldar los lineamientos de la célula de cooperación cívico-militar – conocido en el ambiente internacional como CIMIC – de la ONU en este país.

Para materializar estos programas, que son principalmente acciones de ayuda humanitaria, la unidad combinada, al mando del Teniente Coronel Claudio Mendoza Oyarce, ha identificado tareas de vital importancia para sectores de la población que carecen de los servicios básicos y de recursos materiales para suplir las necesidades principalmente de niños en situación irregular.

Dentro de estas actividades se encuentran la entrega de alimentos, agua, vestuario, regalos, actividades de entretención, visitas médicas, fumigación, construcciones menores y reparaciones de instalaciones de escuelas y orfanatos de la ciudad de Puerto Príncipe.

Todas lo que se realiza en este contexto, es de vital importancia para los beneficiarios, “el fin es mantener un ambiente higienizado para los niños que habitan o estudia en los lugares en los cuales la Compañía realiza estos trabajos. El Control de plagas, para reducir el riesgo de enfermedades como la malaria y el dengue –de alta prevalencia en este país-, además de enfermedades gastrointestinales como el cólera y la gastroenteritis aguda producida por vectores, son fundamentales y en esto es precisamente donde se ha puesto especial atención con el fin de mejorar la calidad de vida de estos menores”, señaló el Capitán José Sánchez Paredes, Oficial de Sanidad y CIMIC de la Unidad, ya que con el aporte en materias de salud, la entrega de agua potable y la fumigación, ha permitido lograr estos objetivos con el valor agregado de entregar momentos de esparcimiento a los menores.

¿Le gusta este artículo?

32Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio