2012-02-27

Juzgarán a “camarada Artemio” por terrorismo, narcotráfico y lavado de dinero

Las autoridades del Perú afirman tener suficientes pruebas para juzgar al “camarada Artemio” por delitos de narcotráfico. En la foto, el jefe guerrillero es transportado a una dependencia de la Policía. (Foto: AFP/Ministerio del Interior del Perú)

Las autoridades del Perú afirman tener suficientes pruebas para juzgar al “camarada Artemio” por delitos de narcotráfico. En la foto, el jefe guerrillero es transportado a una dependencia de la Policía. (Foto: AFP/Ministerio del Interior del Perú)

AFP

El recientemente capturado jefe de una de las facciones remanentes de Sendero Luminoso, el “camarada Artemio”, podría ser sentenciado rápidamente en agosto al acumularse los procesos en su contra por delitos de narcotráfico y de terrorismo estimó el 23 de febrero la fiscalía peruana.

“A mediados de año (…) podría estar dictándose una sentencia por delitos de terrorismo, tráfico ilícito de drogas y lavado de activos”, dijo el fiscal del Perú, José Peláez.

Florindo Flores Hala, “Artemio”, de 47 años, podría recibir penas de prisión que van desde 20 años a cadena perpetua, según las leyes peruanas.

“Artemio ha aceptado pertenecer al comité central de Sendero Luminoso y participado en actos delictivos”, señaló Peláez sin precisar cuántos crímenes se le imputan. Además, precisó que a pesar de que el líder guerrillero no ha admitido su participación en delitos de narcotráfico, existen suficientes pruebas para su acusación.

El 23 de febrero el dirigente de Sendero Luminoso fue entregado a la policía antiterrorista, donde permanecerá detenido y bajo investigación fiscal hasta 15 días, según lo permite la ley peruana.

El jefe guerrillero estuvo 10 días hospitalizado debido a tres heridas de bala que recibió durante su captura en Tocache, en el noroeste del Perú.

El Poder Judicial informó el pasado 15 de febrero que “Artemio” tendrá un solo juicio por los delitos de terrorismo y narcotráfico.

En el caso de narcotráfico las autoridades señalan que el juicio obedece a sus vinculaciones con grupos de traficantes de drogas en la selva peruana.

Sendero Luminoso, una de las guerrillas más sangrientas de América Latina, fue desarticulada a mediados de los años noventa, y sus principales líderes cumplen prisión tras un conflicto interno que dejó unos 70.000 muertos, según la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

La captura en 1992 de Abimael Guzmán, fundador y líder de Sendero Luminoso, marcó el punto de declive de la agrupación maoísta, pero sus remanentes han subsistido en alianza con el narcotráfico, según el gobierno.

¿Le gusta este artículo?

38Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio