Arrow left
Arrow right

2012-02-22

Entrevista con Denzil L. Douglas, Primer Ministro de San Cristóbal y Nieves

Denzil L. Douglas, Primer Ministro de San Cristóbal y Nieves, durante CANSEC 2012. Foto: Marcos Ommati/Diálogo

Denzil L. Douglas, Primer Ministro de San Cristóbal y Nieves, durante CANSEC 2012. Foto: Marcos Ommati/Diálogo

Marcos Ommati/Diálogo

El Primer Ministro de San Cristóbal y Nieves, Denzil L. Douglas, brindó una de las presentaciones más vehementes de la Conferencia de Seguridad de las Naciones del Caribe 2012 (CANSEC), patrocinada por dicha nación caribeña y por el Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM) en diciembre de 2011. Luego de sus palabras de apertura, Diálogo conversó con el Primer Ministro sobre varios de los temas que abordó en su discurso, entre ellos la seguridad nacional, el intercambio de información y la ayuda en casos de desastres naturales.

Diálogo: ¿Qué importancia tiene una conferencia como CANSEC?

Primer Ministro Denzil L. Douglas: Debido a que todos los presentes tenemos como interés común proteger la región, esta conferencia motiva al análisis y la planificación. El crimen organizado transnacional no es lo que solía ser. Ahora es mucho más sofisticado, más complejo en sus operaciones, más encubierto e incluso más resuelto. Por ese motivo CANSEC 2012 es muy importante para nosotros.

Diálogo: ¿Cuáles son los principales problemas de seguridad o defensa que afectan actualmente a San Cristóbal y Nieves?

Primer Ministro Douglas: Ya se trate de una superpotencia mundial como los Estados Unidos de América o de la nación más pequeña del hemisferio occidental, como es el caso de San Cristóbal y Nieves, la seguridad nacional constituye el eje central sobre el que gira todo lo demás. Combatimos la delincuencia porque la lucha contra este flagelo es clave para lograr la estabilidad social. Combatimos la delincuencia, ya que sin esta lucha se atascarían los engranajes de nuestros motores económicos. Y combatimos la delincuencia porque, de lo contrario, se convertiría en una amenaza al sistema político, que es la base de todo gobierno legítimo y fiable.

Diálogo: ¿Por qué es tan importante que los países de la región compartan información con los Estados Unidos?

Primer Ministro Douglas: De que instituyamos o no sistemas para viabilizar un intercambio seguro de inteligencia, dependerá si en este hemisferio torcemos la balanza en favor del crimen organizado o en favor de los valores democráticos de la ley y el orden, que tenemos la responsabilidad de proteger. Este es el momento de lograr niveles elevados y sostenidos de colaboración intrarregional. El Departamento de Justicia estadounidense manifiesta que la principal amenaza de contrabando de drogas aéreo hacia los Estados Unidos continuará en manos de delincuentes que utilizan aerolíneas comerciales de Sudamérica y del Caribe para el contrabando de heroína y cocaína. Al mismo tiempo, los gobiernos del Caribe saben que la amenaza fundamental a las sociedades caribeñas sigue estando en el flujo irrestricto de armas convencionales, como por ejemplo armamento de bajo calibre, armas livianas y municiones, desde los Estados Unidos hacia varios de nuestros países. La yuxtaposición de estos dos factores es un claro ejemplo de lo apremiante que es la necesidad de mejorar considerablemente el intercambio de información y hacer que sea totalmente recíproco entre todos los estados representados aquí en CANSEC.

Diálogo: ¿Cuál es el sistema instituido recientemente por la Comunidad Caribeña (CARICOM) para combatir el delito y promover la seguridad?

Primer Ministro Douglas: Un componente crítico en las acciones de quienes están a cargo del aparato de lucha contra el delito en CARICOM es el intercambio de información, que se implementa a través de nuestras principales agencias encargadas de trabajar en colaboración con la región y las naciones para atender nuestros intereses en materia de seguridad. De hecho, hemos sido testigo de los resultados positivos, fruto de este enfoque colaborativo en diversas áreas de operaciones, ya sea en seguridad fronteriza, donde el movimiento de individuos que cruzan nuestros límites debe controlarse minuciosamente, o bien en la vigilancia espacial y aérea, ya que nuestros oficiales trabajan estratégicamente para detener el tráfico ilícito de armas de fuego, drogas o personas en nuestras aguas, además de brindar asistencia humanitaria en casos de desastres en el país. La plataforma de intercambio de información tiene lugar en apoyo a la arquitectura de seguridad regional como parte integral de nuestro plan de acción y seguirá siendo el eje del éxito del trabajo de nuestros militares y oficiales del orden público e inteligencia, ya que trabajan en colaboración dentro de la región y con sus colegas del Comando Sur de los Estados Unidos en esta importante área de seguridad nacional.

Diálogo: ¿Es necesario desarrollar lazos más fuertes entre la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (JIATF-S), en Cayo Hueso, y los países del Caribe?

Primer Ministro Douglas: Sí. El desarrollo de lazos más sólidos entre JIATF-S y las autoridades y personal clave del orden público del Caribe beneficiaría a todas las partes involucradas y, considerando este hecho, debemos explorar la logística y otros detalles que surgirían si tenemos un oficial de enlace en el Caribe, en la Fuerza de Tarea Interagencial, para ayudar a anticipar, viabilizar la construcción de instalaciones y la implementación de iniciativas en una gama de cuestiones, desde delincuencia transnacional hasta asistencia humanitaria ante catástrofes.

Diálogo: ¿Qué se puede hacer para mejorar la respuesta regional en caso de catástrofes?

Primer Ministro Douglas: Existe una necesidad urgente de contar con un verdadero aparato de respuesta ante catástrofes de carácter hemisférico, en cuanto a recursos y a sistemas de respuesta y alerta previa. El devastador huracán Iván, que en 2004 tuvo lugar en Granada, ilustró esta necesidad de forma cruda, vívida y trágica. Ahora nos encontramos en una era donde enfrentamos cada vez más tormentas trágicas generadas por el cambio climático y los buques pequeños no consiguen controlar la asistencia humanitaria de respuesta inmediata que demandan estas crisis. Las ventajas que esta región ofrece en cuanto a costos menores, en comparación con otras regiones y naciones, permitiría a los grandes buques listos para operar, como los “trampers”, estar equipados lo mejor posible y pintados de gris, para poder así liderar operaciones de asistencia humanitaria de carácter apremiante, así como también operaciones de interdicción de drogas en nuestros mares abiertos; todo a una fracción del costo que significaría en otro lugar.

Diálogo: – ¿Cuál es la importancia de la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe?

Primer Ministro Douglas: La Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe brinda esa plataforma, desde la cual los Estados Unidos y el Caribe pueden colaborar y ejecutar los intereses de nuestra amada región en materia de seguridad nacional y, en dicha iniciativa, nos comprometimos a lograr un enfoque coordinado gracias a la inclusión de socios de desarrollo para implementar todas las iniciativas importantes en cuanto a desarrollo social y prevención del delito.

¿Le gusta este artículo?

47Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio