2011-12-19

Costa Rica informa aumento récord de redadas antidrogas en 2011

La presidente de Costa Rica, Laura Chinchilla, expone en la Conferencia de Seguridad Centroamericana en Ciudad de Guatemala, en junio de 2011, donde seis jefes de estado se reunieron para analizar el combate a la creciente violencia regional provocada por el crimen organizado y el narcotráfico. [Reuters/Jorge Dan López]

La presidente de Costa Rica, Laura Chinchilla, expone en la Conferencia de Seguridad Centroamericana en Ciudad de Guatemala, en junio de 2011, donde seis jefes de estado se reunieron para analizar el combate a la creciente violencia regional provocada por el crimen organizado y el narcotráfico. [Reuters/Jorge Dan López]

Por Adam Williams

SAN JOSÉ. Autoridades de seguridad de Costa Rica intentan determinar si el número récord de incautaciones de drogas reportado en 2011 es una indicación de mejoras en la seguridad nacional, o si es una prueba más de que el país se utiliza como un corredor de droga entre América del Norte y del Sur.

En 2011, se confiscaron más de 10 toneladas de estupefacientes, cantidad récord para el país; pero esa es sólo una pequeña fracción de las aproximadamente 900 toneladas que cruzan Centroamérica cada año. En los últimos seis meses, las fuerzas de seguridad pública, con ayuda de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), reportaron la incautación de 4.059 kilos solamente de cocaína.

Cuando se le preguntó si las cifras récord significan mejor vigilancia policial o una mayor cantidad de droga cruzando Costa Rica, el ministro de Seguridad Pública Mario Zamora dijo que la respuesta era: "ambos".

"Obviamente, nos gustaría pensar que la cifra se debe a un mejor trabajo de las policías nacionales, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Policía de Control de Drogas (PCD), pero es difícil decir cuál es la realidad", dijo Zamora a los periodistas en noviembre. "¿Están entrando más drogas al país? Diría que es probable que sí, hay más drogas hoy que hace cinco o 10 años. ¿Estamos mejorando nuestras capacidades para capturar más drogas y acabar con más organizaciones de narcotráfico? Me gustaría pensar que sí, pero en realidad no puedo definir la relación entre los dos factores".

Una estadística que los funcionarios citan a menudo para resaltar el aumento de la presencia del tráfico de drogas en Costa Rica es el número de traficantes de drogas nacionales y extranjeros detenidos. A principios de diciembre, oficiales de la PCD desarticularon una red de narcotráfico en la provincia oriental de Limón que operaba desde dentro de una cárcel regional. Ocho miembros fueron arrestados por cargos de distribución y posesión y se cree que las esposas y novias de los reclusos contrabandeaban cocaína a la prisión durante las visitas.

Ministerio: 101 organizaciones de drogas eliminadas en 2010

En noviembre, el Ministerio de Seguridad y la PCD detuvieron a tres colombianos con 1.203 kilogramos de cocaína en San José. Se informó que la droga "mostraba signos de haber sido transportada por mar" y fue dividida en pequeños paquetes para su distribución. Se cree que los tres hombres formaban parte de una organización de narcotráfico internacional.

En 2010, el Ministerio de Seguridad desmanteló 101 organizaciones de drogas, una cifra récord. Desde 2006 a 2010, cerca de 400 organizaciones de drogas fueron eliminadas, incluyendo 347 grupos nacionales y 53 internacionales.

"La realidad en Centroamérica ha variado significativamente en cuanto a que, cada año, hay una mayor presencia de cárteles mexicanos. Aunque hay una mayor presencia en la parte norte de América Central, es evidente que está aumentando su presencia en la parte sur de la región y particularmente en nuestro país", dijo Zamora. "El cártel de Sinaloa es el grupo que consideramos más activo. Con la información de inteligencia y logística que tenemos, gran parte de la droga incautada puede vincularse a canales de Sinaloa".

Zamora agregó que la presencia del cártel mexicano de Los Zetas también ha aumentado y se cree que se está asociando con "narcofamilias" en Costa Rica para facilitar la distribución y el envío regional de drogas.

Si bien las incautaciones de drogas aumentan, también lo hacen las tasas de delincuencia y homicidios. Desde 2006 a 2010, la tasa de homicidios en Costa Rica pasó de siete cada 100 mil habitantes a más de 11, de acuerdo con las cifras proporcionadas por el Poder Judicial. Un país está en riesgo cuando la tasa de homicidios supera la cifra de 10 cada 100 mil habitantes, según las Naciones Unidas.

"Costa Rica sigue siendo el país más seguro de Centroamérica, pero es evidente que la seguridad en el país ha alcanzado un nivel crítico", comentó Miguel Gutiérrez, fundador y director del informe Estado de la Nación. "Los recientes aumentos de la delincuencia están vinculados casi en su totalidad a la presencia del crimen organizado en el país".

Gutiérrez dijo que más del 40 por ciento de los homicidios en 2010 estaban relacionados al crimen organizado, y que el número total de delitos aumentó 1,7 por ciento a partir de 2009.

De hecho, es posible que los homicidios hayan disminuido en 2011, dijo Zamora. El Ministerio de Seguridad informó sobre 35 asesinatos menos en los primeros ocho meses de este año que durante el mismo período en 2010.

"Estamos realizando operaciones en puntos críticos del país y aspiramos a que, para 2011, la tasa de homicidios se sitúe por debajo de la marca de 11 cada 100 mil", explicó. "Atribuimos esto al aumento de patrullas y armas de fuego proporcionadas a los oficiales este año".

Zamora dijo que en 2011 se agregaron casi 100 coches patrulla a la provincia de Limón, región conocida por la fuerte presencia de droga. También se reforzó la seguridad en las fronteras de Costa Rica con Panamá y Nicaragua. En 2012, se introducirán cerca de 400 nuevos vehículos en todo el país. Zamora dijo que la iniciativa clave para el próximo año se centra en la "movilidad" y en el aumento de la presencia de fuerzas policiales en las calles y zonas caracterizadas por la violencia y las incautaciones de drogas.

"Ya estamos viendo que la estrategia de movilidad utilizada está mostrando resultados", dijo. "Las mejoras no están aún en los niveles a los que aspiramos, pero hay signos claros de que con más policías en las calles podemos reducir los niveles de delincuencia y asesinatos".

En el último año y medio, aproximadamente 1.500 policías se agregaron a las fuerzas de seguridad nacional, llevando el total a unos 13 mil en todo el país. Se espera que 1.000 policías adicionales empiecen a ejercer sus funciones en Costa Rica en 2012.

2012: El año de la seguridad

Durante la campaña y desde que fue electa en mayo de 2010, la presidente Laura Chinchilla ha reiterado que la mejora en la seguridad nacional es una prioridad de su administración. Chinchilla, ministra de Seguridad Pública entre 1996 y 1998, firmó una declaración en noviembre designando al 2012 como el "Año de la Seguridad Municipal, Seguridad Comunal y la Paz" en Costa Rica.

Para lograr este objetivo, Chinchilla dijo que los miembros de los municipios y las comunas deben contribuir a la lucha contra la delincuencia. "La única manera de que las comunidades locales tengan éxito contra la delincuencia es crear políticas de colaboración en cada municipio, comuna y barrio del país", dijo. "La delincuencia se manifiesta en formas muy diferentes en las distintas regiones del país, y dentro de esos distritos, los dirigentes deben involucrar a los miembros de la comunidad y a las organizaciones comunales para trabajar juntos a fin de reducir el crimen y el problema de la inseguridad".

Chinchilla instó a los líderes comunitarios del país a que "generen esquemas de cooperación comunitaria" y empoderen a los miembros de la comunidad para ayudar a las fuerzas de policía locales.

"La policía tiene que estar presente donde los ciudadanos la necesiten. Los grupos organizados de ciudadanos y los líderes de la comunidad organizada pueden ayudar a informar a la policía dónde es más frecuente la delincuencia", dijo. "Trabajar juntos es la única manera de reducir la inseguridad ciudadana".

Chinchilla y Zamora mencionaron que una mayor inversión en seguridad también es obligatoria para mejorar la seguridad nacional. Un posible impuesto de $300 a todas las empresas nacionales se debate en la Asamblea Legislativa. De aprobarse, el impuesto generará unos 72 millones de dólares al año para seguridad.

El apoyo financiero adicional de Estados Unidos y otros países ayuda a las capacidades de seguridad, aunque Chinchilla y Zamora dijeron que el trabajo de revertir la ola de delincuencia y violencia es responsabilidad de Costa Rica.

"La responsabilidad es nuestra", dijo Zamora. "La asistencia de otros países ayuda, pero día tras día, es nuestra responsabilidad reducir el crimen en las calles. Nos encontramos en un punto crítico, pero tenemos la oportunidad de detener el crimen antes de que esté fuera de control".

¿Le gusta este artículo?

38Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio

Fri Apr 18 00:18:52 2014

Votación

¿Considera el crimen organizado como un peligro para la estabilidad en su país?

Ver resultados