2011-10-01

Escuela de Comandos del Perú

Soldados peruanos celebran la liberación de los rehenes. [AGENCE FRANCE-PRESSE]

Soldados peruanos celebran la liberación de los rehenes. [AGENCE FRANCE-PRESSE]

Diálogo

El 17 de diciembre de 1996, catorce integrantes de la organización terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) tomaron la embajada de Japón en Lima. Cientos de invitados asistían a la celebración del natalicio del emperador japonés cuando los terroristas se infiltraron en el recinto y tomaron a todos como rehenes. Conforme pasaron las horas, liberaron a decenas de rehenes, entre ellos todas las mujeres, hasta que sólo quedaron 72 (ver recuadro).

Al día siguiente, los principales jefes militares idearon un plan para rescatar al resto de los rehenes. Durante un período de cuatro meses, 140 comandos peruanos se adiestraron, prepararon y ensayaron para lo que se convertiría en la operación de rescate más exitosa en la historia del Perú. La operación Chavín de Huántar se llevó a cabo el 22 de abril de 1997, cuando los comandos asaltaron la embajada y liberaron a todos los prisioneros. En apenas 30 minutos, la preparación, planificación y el adiestramiento dieron sus frutos.

El actual director de la Escuela de Comandos, Coronel José Oliva, explicó que las bases para ese adiestramiento comenzaron en la institución. Desde sus comienzos, hace más de 50 años, la escuela ha venido adiestrando no sólo a los mejores soldados del Perú sino también a los de otros países, entre ellos Argentina, Brasil, Colombia y México.

“Nuestra misión principal aquí en la escuela es capacitar a nuestros soldados para ser comandos”, dijo el Cnel. Oliva. La escuela se fundó oficialmente en 1961, después de que el Ejército del Perú viera la necesidad de contar con una unidad de fuerzas especiales. Catorce oficiales fueron seleccionados para viajar a Fort Benning, Georgia, para completar el adiestramiento en la Escuela de Comandos del Ejército de los EE. UU. A su regreso al Perú, los oficiales aplicaron todo el adiestramiento y los principios a la primera clase de cadetes que se graduaron como comandos. La Escuela de Comandos todavía sigue los principios fundamentales aprendidos en la Escuela de Comandos del Ejército de los EE. UU.; sin embargo, el Ejército del Perú los ha adaptado a sus necesidades. Los cursos tácticos, como los destinados a la lucha contra el terrorismo, se volvieron esenciales con el surgimiento de Sendero Luminoso y el MRTA en la década de los ochenta.

El curso de seis meses no es para los débiles ni timoratos. Una constitución física y mental óptima es fundamental para salir airosos. El alistamiento en el nivel de oficiales suele incluir miembros con los grados de subteniente a capitán, mientras que en el nivel de reclutas los grados son de sargento de segunda clase a sargento maestre. El adiestramiento de un cadete de la escuela se divide en tres fases: básica, técnica y práctica.

En la fase básica, aparte del adiestramiento físico diario, los cadetes aprenden nociones fundamentales de primeros auxilios, comunicaciones y derechos humanos, un tema sumamente importante en la escuela. El entrenamiento técnico pone a prueba la resistencia física de los cadetes con pruebas de supervivencia en el agua, alpinismo, pistas de obstáculos, y marchas de patrullaje y con mochilas. Si el soldado fracasa en alguna etapa de esta fase debe dejar la escuela. “A lo largo de la duración del curso, el desgaste es un factor natural”, afirmó el Cnel. Oliva. “Por lo general, un promedio entre 25 a 30 alumnos se gradúa del curso después de una matrícula inicial de 50 ó 60.”

Durante la fase final del curso, los cadetes aplican todo lo que han aprendido sobre la rica geografía del Perú. Por ejemplo, la fase de alpinismo se lleva a cabo en Huaraz, una región de gran altitud, a 3.052 metros sobre el nivel del mar, ubicada a 420 kilómetros al norte de Lima. Después de completar esta prueba, los estudiantes continúan con la fase en la selva que, por lo general, se lleva a cabo en la región del Valle de los ríos Apurímac y Ene, actualmente una base de actividades de Sendero Luminoso.

Cuando un cadete finaliza con éxito el plan de estudios de la Escuela de Comandos, recibe adiestramiento adicional especializado en áreas como entrenamiento de tiros de precisión, francotirador, alpinismo, búsqueda y rescate u operaciones submarinas. Completar el curso y ser parte de la hermandad de los comandos es una cuestión de honor para estos soldados selectos. Su lema: “Ser y no parecer” es una referencia para que no solo se vanaglorien de sus acciones, sino que cumplan con su misión y se comporten siempre como verdaderos comandos. El himno de la Escuela de Comandos dice: “La victoria es para todos nuestros hermanos en campaña, no sólo para los comandos.”

“Si le preguntas al personal militar del Ejército, todos quisieran ser comandos, pero no todos van a poder serlo”, dijo el Cnel. Oliva. “Para mí es un orgullo haberme graduado como comando, porque todo lo que aprendimos y todo lo que vivimos demuestra que cuando uno está dispuesto hacer algo, lo consigue.”

Osada Operación De Rescate Del Perú

DIÁLOGO

Los soldados cavaron durante cuatro meses a través de rocas y cemento todos los días. Cavaron con herramientas y equipo muy simples para que el ruido fuera mínimo. Cavaron hasta que finalmente llegaron al fondo de la embajada japonesa que había sido ocupada por terroristas.

Cuatro meses antes, durante las últimas horas de la tarde del 17 de diciembre de 1996, integrantes de la organización terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) del Perú tomaron por asalto la residencia del embajador de Japón, Morihisa Aoki, cuando más de 500 invitados se encontraban reunidos para celebrar el cumpleaños del embajador japonés. Los 14 terroristas, armados con fusiles de asalto y granadas propulsadas por cohete, provocaron dos explosiones y tomaron rehenes a los invitados.

Durante el transcurso de la noche fueron liberadas todas las mujeres junto con los dignatarios, hasta que sólo quedaron 72 rehenes. Entre ellos se encontraban autoridades japonesas y oficiales de grado superior de las fuerzas de seguridad del Perú, incluido Luis Giampetri, Almirante de la Armada, quien se convirtió en una pieza clave para el Ejército del Perú durante la crisis de los rehenes.

El 18 de diciembre, un día después del asedio, se puso en efecto la operación Chavín de Huántar, en alusión al famoso sitio arqueológico peruano conocido por sus túneles subterráneos, que puso en efecto el Gobierno del Perú en absoluto secreto. Para prepararse para la operación, se construyó una réplica de tamaño natural en la base militar. Allí, 140 comandos de las fuerzas especiales se ofrecieron como voluntarios y practicaron cada detalle de la operación. De forma simultánea, se cavaban extensos túneles desde los edificios contiguos a la embajada que llevaban a los tres puntos clave bajo la residencia, donde se colocarían los explosivos.

El 22 de abril de 1997 tres cargas explosivas que habían sido colocadas en los túneles subterráneos detonaron en tres dormitorios del primer piso. La primera explosión, que se produjo en medio de la habitación donde se estaba llevando a cabo un partido de fútbol, causó la muerte inmediata de tres secuestradores. A través de los orificios creados por las explosiones se introdujeron 30 comandos en el edificio, quienes dieron persecución al resto de los integrantes del MRTA antes de que llegaran al segundo piso.

Dos tácticas más se desplegaron en simultáneo con las explosiones. Un asalto directo desde el frente del edificio a cargo de 20 comandos, quienes se unieron a sus camaradas que ya habían entrado al recinto por debajo del edificio. Un tercer grupo de comandos subió al segundo piso por las escaleras exteriores. Luego, el tercer grupo detonó una puerta a prueba de granadas en el segundo piso y comenzó a evacuar a los rehenes. Al final, los 14 terroristas resultaron muertos así como dos comandos y un rehén, quién murió de un paro cardíaco después de que los trozos de metralla de una granada de los terroristas penetraron en su arteria femoral.

Hoy, la réplica de la embajada se ha convertido en museo para honrar el éxito de la misión. El 22 de abril fue declarado día conmemorativo nacional para honrar a los caídos durante la operación Chavín de Huántar.

¿Le gusta este artículo?

64Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio

14 Comentarios

  • zombie | 2014-12-14

    paisanos estamos muy cerca de la tercera guerra mundial, esta guerra lo decidira todo, no podemos perder no hay que rendirse, demostremos que el peruano no es cobarde, recuerden que no hay enemigo invencible, no hay camino largo, no existen los limites, el amor a la patria todo lo supera, todo por el peru, hasta las ultimas consequencias! Si he de morir por el peru pues asi sera!

  • Amadeo Reyes Santos | 2014-10-11

    Estoy en el cuartel Grau Piura soy soldado artillero quiero postular a la escuela militar de Chorrillos

  • joseluis bailon melgarejo | 2014-10-10

    hola combatientes soy un comando y saludos atodos ellos es un honor uno de ellos por q te enseñas que no existe la palabra rendiccion y lo imposible el comando lo haces o da solucion rapiro comando nunca muere y si muere mueres en accion que orgulloso me siento x mi mismo y asi ahora quieres ser unos de ello solo preparate mentalmente y fisicamente y moralmente y seras ganador promocion 2006

  • leonardo miguel ballena casas | 2014-09-18

    bueno quisiera saber si me podria presentar para servir tengo 17 años tengo buena talla tengo fisico quisiera saber si me aseptan por me gusta servir ami pais y quiero ser un francotirador eso es mi meta

  • Ivan Angel Felipe Perez Egoavil | 2014-03-01

    Mi nombre es Ivan Angel Felipe Perez Egoavil, mi padre es PNP, yo fui soldado....me hubiera gustado y emocionado ser un comando Pero lamentablemente la condición economica de nuestra familia no lo permitia a pesar de que postule...de muy pequeño veia a los comandos con su boina negra me emocionaba la idea de crecer y ya postular...ahora trabajo de ambulante pero jamas me he rendido ni caido en bajesas siempre recto en mi vida ahora tendre a mi segundo hijo a los 40 años y les enseño los valores y les doy el cariño que mis padres me dieron....si de el es su sueño ser como los comandos.....yo para entonces estare listo para bien ayudarlo...y eso le enseño seguir adelante sin mirar atras pero sin olvidar a los suyos........vivan los comandos viva la promocion 94 donde quiera que se encuentren haciendo su vida......Te amo mi PERU hermoso...........

  • juan alexis | 2013-12-07

    aceptan a oficiales la pnp o solo militares se pueden entrenra alli

  • SANCHEZ SILVA | 2013-05-09

    MONITOR COMANDO 41 DE LA ESCUELA DE COMANDOS ESPECIALIDAD ANFIBIO SER SOLDADO ES UN HONOR SER COMANDO UN PRIBILEGIO AMA SUA AMA QUELLA AMA LLULLA

  • Paola | 2013-04-06

    Quisiera saber si tambien aceptan a mujeres

  • cristhian | 2013-03-31

    quisiera ser un comando de fuerzas espaciales para mi ejercito peruano

  • felipe | 2013-03-25

    bueno

  • Julio | 2012-12-01

    Perteneci a los comandos linces en Ayacucho y me siento orgulloso de ser un comando aunque no activo en la actualidad.

  • brandon pineda apaza | 2012-09-17

    quisiera pertenecer ala escuela de comandos y servir a mi patria como puedo haser xfavor ayudenme gracias por fa envien me un mensaje a mi correo

  • comando akiles | 2012-08-16

    Nuestro futuro esta en la niñez, en la educación con valores y el trabajo primordial esta en la juventud. debemos incentivar a nuestros jóvenes la importancia de la disciplina, es por eso que estamos trabajando para que nuestro Ejercito se cohesione con las instituciones educativas a fin de lograr formar ciudadanos con valores y amor a su patria.

  • alberto castillo souza | 2012-05-07

    quisiera pertnecer ala escuela de comandos y servir a mi patria como puedo aser xfavor ayudenme gracias.