2011-07-01

Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa: Un nexo para el conocimiento

Richard Downie, director del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa,
					durante las ceremonias de graduación de la Universidad de Defensa
					Nacional.[Centro para os estudos De DeFesa Hemisférica]

Richard Downie, director del Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa, durante las ceremonias de graduación de la Universidad de Defensa Nacional.[Centro para os estudos De DeFesa Hemisférica]

DIÁLOGO

A comienzos de la década de los noventa, oficiales de la defensa en América Latina expresaron gran preocupación por el hecho de que los civiles sabían poco acerca de las cuestiones militares y de defensa de sus países. William Perry, entonces Secretario de Defensa de EE. UU., concibió una institución educativa adaptada a las necesidades exclusivas del hemisferio occidental. Durante la segunda reunión ministerial de defensa, realizada en Bariloche, Argentina, en 1996, Perry propuso la creación de un centro regional destinado a abordar este problema.

Desde entonces y hasta septiembre de 1997, un equipo del Departamento de Defensa de EE. UU. y la Universidad de Defensa Nacional trabajó en la elaboración de lo que se convirtió en el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa (CHDS). El equipo consultó a las partes interesadas locales, incluidos los ministerios de defensa y los académicos civiles, sobre la mejor forma de integrar las cuestiones de la seguridad y la defensa en democracias revitalizadas que necesitan un liderazgo reforzado en materia de defensa y seguridad civiles.

El CHDS, que se encuentra ubicado dentro de la Universidad de Defensa Nacional en Washington, D.C., abrió sus puertas el 17 de septiembre de 1997. No tardó en establecerse como foro de intercambio de información y se convirtió en punto de referencia para los académicos de los EE. UU., Latinoamérica y el Caribe, en el que se imparten cursos, seminarios y talleres sobre los aspectos clave de la defensa y la seguridad.

En una entrevista concedida a Diálogo, Richard Downie, director de la facultad, dijo que el CHDS es el centro regional del Departamento de Defensa de EE. UU. para toda América. “Comenzamos concentrándonos en educar principalmente a los civiles de la comunidad de defensa y seguridad, y la prioridad de nuestra misión fue y sigue siendo de ayuda en ese campo”, explicó Downie. “Debido a los regímenes autoritarios que persistieron en Latinoamérica durante décadas, nuestro papel, en un principio, fue ayudar a educar a un núcleo de personas –en su mayoría civiles– que tenían poco conocimiento sobre la seguridad y la defensa”, agregó.

Debido a que muchos países de la región enfrentaban un nuevo fenómeno en el que los civiles ejercían el control del sector militar, el recién creado CHDS puso especial énfasis en ayudar a la comunidad civil de defensa y seguridad a entender cómo liderar las entidades militares y de seguridad. Desde el comienzo, se hizo hincapié en los componentes básicos de la política de defensa y la administración de los recursos. “Tenemos un papel clave para brindar educación de calidad en materia de política de defensa y seguridad a quienes, de otro modo, quizá no tendrían esa oportunidad”, prosiguió Downie.

El papel original del CHDS ha evolucionado hasta convertirse en un esfuerzo personalizado para dar a conocer la importancia de las amenazas y ayudar a educar al personal civil, militar y de seguridad. Como parte de los planes de estudio de las políticas de seguridad y defensa, que incluyen la coordinación eficaz entre organismos, la facultad también desarrolla programas para los ministerios de defensa y los gabinetes, con el fin de ayudarlos a desarrollar y perfeccionar sus políticas de defensa y estrategias de seguridad nacional.

Downie mencionó que algunos de los temas principales que actualmente se analizan en el centro son las organizaciones criminales transnacionales, el tráfico ilícito que originan y la coordinación interinstitucional necesaria para hacerle frente, no solo dentro de los países sino a través de la colaboración internacional. “Analizamos las amenazas y debatimos cómo mejorar la cooperación y coordinación dentro de cada país y entre los países, para poder concentrarse en las formas más eficaces de combatirlas”, explicó el director.

De todos modos, observó, a los estudiantes del CHDS les interesan muchas otras áreas, como la evolución del papel del ejército hacia funciones no tradicionales, y la influencia de China e Irán en la región. “El CHDS tiene la suerte de contar en nuestro cuerpo docente, por ejemplo, con algunas de las principales autoridades regionales en el tema de la presencia de China en la región, tecnologías de la información y seguridad nacional, como también en materia de redes ilícitas”, manifestó Downie.

LA MISIÓN DEL CHDS

• Proporcionar educación y realizar actividades de difusión, investigación e intercambio de conocimientos sobre la formulación de políticas para la seguridad internacional y la defensa con los líderes civiles y militares del hemisferio occidental.

• Promover los procesos de toma de decisiones en política de seguridad internacional y defensa; fomentar asociaciones y relaciones eficaces cívico-militares en las sociedades democráticas.

• Contribuir a un ambiente de cooperación de seguridad internacional y al entendimiento común de las cuestiones prioritarias de política de defensa regional y seguridad internacional de los EE. UU.

El centro ofrece cursos de distintos niveles, desde los introductorios hasta los más avanzados, con profundización en determinadas áreas y con formato de debate. Cubren temas referidos a los actores externos y la dinámica de los cambios políticos que se producen en la región. Para garantizar la vigencia del programa y que incluya los temas apropiados que se necesitan en la región, la facultad revisa constantemente los cursos, seminarios, talleres y otras actividades.

Downie comentó que, cuando se fundó el CHDS, las relaciones cívico-militares eran un tema de suma importancia. Se crearon algunos cursos con el fin de derribar las barreras para integrar al personal civil con el militar. “En nuestros cursos hay personas que —basándose en la historia de sus países, en algunos casos, y en otros en sus prejuicios personales— ven a un militar o también a un policía y prefieren evitarlos”, explicó. “No obstante, al cabo de una semana, notamos que desaparecen las barreras y comienzan a trabajar en conjunto.”

Catorce años después de la fundación del centro, Downie cree que aún se necesitan los esfuerzos que facilitan la reunión de civiles y militares. “Ofrecemos la oportunidad única para que esa dinámica funcione”, opinó. “Ayudamos a fomentar el entendimiento, optimizar la capacidad individual e institucional y crear relaciones que nos permitan enfrentar las amenazas que nos afectan a todos.”

CURSOS BÁSICOS: Diseñados para que los participantes obtengan una compresión sólida de los problemas que enfrentan los sectores de la defensa y seguridad: • Política de defensa y estrategia • Curso Perspectivas sobre la seguridad nacional y la defensa (PHSD) • Curso Defensa y seguridad caribeñas (CDSC) • Coordinación interinstitucional y lucha contra el terrorismo (ICCT)

CURSOS AVANZADOS: Diseñados principalmente para optimizar y continuar la educación de los profesores del CHDS (graduados): • Terrorismo y contrainsurgencia (TCI) • Política de defensa avanzada (ADP)

Para obtener más información sobre el CHDS, visite: www.ndu.edu/chds

¿Le gusta este artículo?

96Rating no
Agregue su comentario Política de comentarios
*indica un campo obligatorio

2 Comentarios

  • mario gallardo | 2014-05-16

    Me gustaria realizar un curso pero no puedo ingresar a la pagina

  • Sonia De Moya | 2011-11-08

    Please review this Spanish text in the first three paragraphs. There are many errors: use of lower case instead of upper case after a period and with proper name. This string doesn't make sense and I didn't see it in the English version: ...Departamento de Defensa de EE. UU. y la Universidad de Defensa Saber es Poder knowledge is power nacional...